[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El año del cambio

opinion

Bicentenario de la Independencia.

Hace cien años, en 1920 el movimiento conservador unionista promovió y provocó la caída del régimen liberal dictatorial de Manuel Estrada Cabrera, quien gobernó el país durante 22 años, controlando todas las instancias judiciales, de manera que como decía en esa época, “para mis enemigos la ley y para mis amigos justicia”, porque si usted era inocente pero adversario del gobierno podía resultar siendo declarado culpable, cumpliendo por supuesto con el debido proceso, mientras que si era amigo del régimen, aunque usted fuera culpable podía ser declarado inocente, dado que el Señor Presidente, como le llamó Miguel Ángel Asturias en su novela ganadora del Premio Nobel, controlaba a su sabor y antojo el sistema de seguridad y justicia. 

Pero la primavera de la hazaña del unionismo no duró mucho, porque a finales de 1921, José María Orellana, el exjefe del Estado Mayor de Estrada Cabrera, derrocó al efímero gobierno del presidente interino Carlos Herrera, restaurando y retornando al país a la senda de gobiernos liberales que detentaron el poder desde 1871 hasta 1944.

Ahora estamos en el año del Bicentenario de la emancipación política de Guatemala del Reino de España. Y podría ser el año del cambio. Los funcionarios que accedieron al poder público tienen un año de experiencia en el desempeño de sus cargos y han tenido la oportunidad de aprender de una situación compleja e inesperada, la pandemia del COVID-19, bien podrían iniciar el 2021 como si fuera un nuevo comienzo para corregir errores y desaciertos, para recuperar la confianza perdida; convencernos y demostrar que si son capaces de transformar el país como lo plantearon en el Programa de Gobierno.

No obstante, el desgaste gubernamental es profundo y la pandemia no será más aceptada como excusa; a pesar de las buenas intenciones, esfuerzos, limitaciones e incomprensiones, así como dudas sobre opacidad y corrupción, amén de una actitud prepotente y de confrontación, que ha hecho perder la confianza que el Gobierno había conseguido por su exitoso desempeño al principio de la pandemia.

Hoy, la desconfianza y las descalificaciones se han instalado, alimentando la incredulidad, la irritación y la desesperanza, pero como expresaba don Quijote en la novela de Miguel de Cervantes Saavedra: “Sábete Sancho, todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca”. 

Sea este año del Bicentenario el año del cambio, de manera que los próximos dos siglos sean mejores que los primeros, dado el acontecimiento que estaremos recordando el 15 de septiembre. Como decían las abuelas: “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”. La historia es para aprender de ella y no tener que repetirla. Ánimo. Aprovecho para desearles un venturoso 2021.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Tarifa Social necesita Q810.5 millones

El año pasado el subsidio para beneficiar a los usuarios fue de Q1.1 millardos, incluyendo los recursos adicionales.

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia IN ON CAPITAL
Batalla por el Senado en EE. UU. ¿Qué esperar?

La vicepresidenta electa, Kamala Harris, tiene el voto decisivo.



Más en esta sección

Dior viste de feminismo el Palacio de Versalles

otras-noticias

Jugadores estelares terminan sus contratos

otras-noticias

Abdicación, infidelidades y Megxit… los escándalos de la familia real británica

otras-noticias

Publicidad