[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Unión Centroamericana

opinion

Sigue sin restablecerse la integración de Centroamérica.

Este año, 2021, se celebra el Bicentenario de la Independencia de Centroamérica del Reino de España, que se materializó y formalizó el 15 de septiembre de 1821. La Ilustración europea, la independencia de EE. UU., la invasión francesa de la península Ibérica, la promulgación de la Constitución de Cádiz (1812), de inspiración liberal, la restauración del absolutismo en España, así como el repudio de los criollos en contra del régimen colonial estructurado a base de estamentos y privilegios, fueron determinantes para la declaración de la autonomía y la soberanía de la patria centroamericana.

Sin duda, la anexión de las Provincias Unidas de Centroamérica al Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide, el 5 de enero de 1822, fue motivada por el temor a la misma autodeterminación, así como fue la causa de las primeras fisuras, que, inexorablemente, malograron la unión, ya que no todas las diputaciones provinciales estuvieron de acuerdo con la anexión. En todo caso, la vinculación a México duró poco, dado que Iturbide abdicó el 19 de marzo de 1823. Por consiguiente, el 1 de julio de 1823, la Junta Provisional de Gobiernos declaró la “Independencia Absoluta de Centroamérica”, respecto de México y España, bajo el lema “Dios, Unión y Libertad”, con excepción de Chiapas que se incorporó a México.

El 17 de diciembre de 1823, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada por representantes del pueblo centroamericano, decretó las Bases de Constitución Federal, cuyo marco conceptual de referencia fue la Constitución de EE. UU., adoptada el 17 de septiembre de 1787 por la Convención Constitucional de Filadelfia. Dichas bases ratificaron el carácter liberal, humanista y federalista de la nación, así: “La constitución se dirige a asegurar la felicidad del pueblo, sosteniéndole en el mayor goce posible de sus facultades; establece la independencia y soberanía nacional; determina con exactitud la división de los tres poderes; y afianza los derechos del hombre y del ciudadano, sobre los principios eternos de libertad, igualdad, seguridad y propiedad”.

El 22 de noviembre de 1824, la ANC decretó la Constitución de la República Federal de Centroamérica, conformada por cinco estados: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El 17 de abril de 1839, el jefe del Estado de Guatemala declaró disuelto el pacto federal, así como la independencia absoluta del Estado de Guatemala. La corta vida política e institucional de la República Federal de Centroamérica estuvo marcada por las luchas intestinas entre los conservadores, liderados por el Clan Aycinena y la Iglesia católica, y los liberales. La República Federal tuvo tres presidentes, Manuel José Arce, Francisco Morazán y José Cecilio Del Valle. Este último ganó dos elecciones, pero no llegó a ejercer el poder.

El 19 de enero de 1921, en San José, Costa Rica, los representantes de los Estados de Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica, con motivo del Centenario de la Independencia de Centroamérica de España, suscribieron el Pacto de Unión, por medio del cual se acordó restablecer la unión centroamericana, a través de la Constitución Política de la República Federal de Centroamérica, la cual fue promulgada en Tegucigalpa, Honduras, el 9 de septiembre de 1921, por los diputados de dichos Estados, reunidos en ANC. No obstante, el 5 de diciembre de 1921, el gobierno unionista de Guatemala, presidido por Carlos Herrera, fue derrocado por un golpe de Estado, por lo que la construcción de la unión centroamericana quedó interrumpida, frustrada y postergada indefinidamente.

Durante la segunda mitad del siglo XX hubo otros esfuerzos para retomar la unión centroamericana, sobre la base de la cooperación inteligente, tales como la Organización de Estados Centroamericanos –Odeca– (1951 y 1962), el Tratado Multilateral de Libre Comercio e Integración Económica Centroamericana (1958) y el Sistema de Integración Centroamericana –Sica– (1991).

Empero, después de transcurridas dos décadas del siglo XXI, sigue sin restablecerse la integración política y económica de Centroamérica, que se traduce en la ausencia de la necesaria sinergia para que el pueblo centroamericano se erija en un actor relevante en el concierto de las naciones del mundo. Ojalá este 2021, año del Bicentenario de la Independencia de España, exista la suficiente voluntad política, lucidez y patriotismo en las elites políticas y empresariales para superar las diferencias y desencuentros, así como para retomar el camino de la unidad y la tolerancia, con miras a construir un futuro de buen gobierno y prosperidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Cultivadores de perlas comparten una tradición de siglos en el norte de México

El delicado proceso y su pequeña escala hace que la producción sea de apenas unas docenas por año.

noticia Redacción Deportes
Guatemala inicia un nuevo sueño mundialista

La selección de Guatemala no pude botar puntos, y menos como local frente a Cuba, en el juego que arranca hoy la eliminatoria mundialista.

 

 

 

 

 

noticia María José Rosales Solano / La Cuerda
La fuerza y autodeterminación I’x

La creatividad, los poderes, la astucia y la firmeza de lo femenino.



Más en esta sección

Francia acusa a Australia y a Estados Unidos de “mentir”

otras-noticias

Día Mundial de las Playas: cinco playas que promueven el cuidado medioambiental

otras-noticias

La cápsula Dragon vuelve con éxito con la primera misión civil en el espacio

otras-noticias

Publicidad