[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La crisis gubernamental superó al COVID-19

opinion

Aquí tres lecciones que ha dejado la reciente pandemia.

Hace cien años, el mundo se recuperaba de la pandemia causada por la mal llamada “Gripe Española” que entre 1918 y 1919, a través de tres olas, arrasó con aproximadamente el tres por ciento de la población mundial. Pero en la historia nacional casi no se recuerda esa pandemia sino la crisis política causada por el descontento al régimen dictatorial de Manuel Estrada Cabrera (1898-1920), porque gobernó con excesiva fuerza a través de una estructurada red de vigilancia que acalló a sus opositores e inició procesos de venta de los recursos y territorios del país a compañías extranjeras como la United Fruit Company. Cien años más tarde, mientras enfrentamos una nueva pandemia y reflexionamos sobre la conclusión del año 2020 y los posibles escenarios en 2021, es frustrante ver lo poco que las dinámicas políticas y de gobernanza han cambiado en Guatemala. Dicho eso, aquí tres lecciones que ha dejado la reciente pandemia.

La primera, en países como Guatemala las crisis las aprovecha siempre el mismo sector económico y político para seguir enriqueciéndose. Por eso, ante el abandono de la salud pública, el COVID-19 se convirtió en una fuente de ingresos para los modelos privados de salud que son accesibles solo para un pequeño sector de la población. Frente a esta profunda inequidad que no deja de ensancharse, la actual crisis médica debe frenar la propuesta de las elites de que la privatización de la salud es la solución y debe de ser defendida como una demanda de urgencia nacional. 

La segunda, en el tema del lucro y la corrupción política, 2020 fue un año de ganancia para la administración de Alejandro Giammattei y para los congresistas que conforman el “gran pacto de corruptos” porque lograron mantener de rehén a la justicia rehusándose a elegir cortes al mismo tiempo que intentaron aprobar un Presupuesto Nacional 2021 para su beneficio. Además, el Centro de Gobierno fue un robo descarado de Giammattei, un espectáculo a la ineptitud y un ejemplo de nepotismo. 

Y la tercera, la pandemia reveló que los pobres y los sectores excluidos sacaron a flote a Guatemala ante la incapacidad del gobierno de proveer respaldo social y económico para la población, mientras colocó la responsabilidad en los migrantes y sus remesas, y en la clase trabajadora a la cual Giammattei no aumentará el salario mínimo para 2021. 

Resumiendo, el principal problema de Guatemala en 2020 no fue el COVID-19, sino el agudizamiento de los procesos históricos de exclusión, racismo, patriarcado y desigualdad. Opresiones fomentadas por seudo líderes autoritarios, incapaces, corruptos y enfocados en despojar a la población de sus territorios, fomentando la pobreza extrema, violencia desenfrenada, migración masiva y muerte lenta de la población.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
¿Por accidente? revelan el título de Matrix 4

Según los informes, el título insinúa cómo Neo y Trinity regresan para el próximo éxito de taquilla de ciencia ficción de Lana Wachowski.

noticia Europapress
Este perro sabe cómo sacar una sonrisa a su dueña con un simple gesto
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Interponen amparo en contra de medidas de restricción


Más en esta sección

Emilia, moda consciente ¿Quién hace tu ropa?

otras-noticias

5 Minutos

otras-noticias

Mineduc no cuenta con registros de evaluación de niños

otras-noticias

Publicidad