[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¡Feliz Año Nuevo!

opinion

Libre de bichos raros.

Estoy preparándome para recibir el nuevo año. La casa estará repleta esta noche, pues llegarán a cenar cinco chavos mexicanos que vinieron a conocer Guatemala. El lunes subieron al Acatenango y el martes bajaron deslumbrados por los celajes y el amanecer. 

Son amigos desde la niñez de mis hermanos mayores. Muchos veranos coincidieron en ‘El Gramal’, donde por temporadas conviven chicos de distintas provincias de México, y hasta europeos. A mis hermanos les dicen los ‘Guates’. El lugar está en San Luis Potosí y también me gusta ir porque el tío ‘Peto’ y la tía ‘Ceci’ –mi madrina, a quien quiero mucho– me enseñan la vida del campo: montar a caballo, ordeñar vacas, darles de comer a los animales de granja y reparar cercos.

A propósito de México, espero con mucha ilusión el nuevo año porque iré a visitar a mi abuelo, que cumplirá en enero 90 años. Me esperan también otras personas muy queridas, como la tía Jeannie y mi prima ‘Fer’, más dos antiguas novias, Vanessa y ‘Espe’, a quienes no pude visitar este año por culpa del virus. 

La tía Jeannie es divertidísima; contagia su risa. Además de actriz de teatro, es profesora de niños pequeñitos y la mejor contadora de cuentos infantiles que ustedes conocerán. Pero lo que más me encanta es que me lleva a un restaurante exclusivo de papas en la Ciudad de México (como les comenté el jueves pasado, ¡soy el rey de las papas!), donde las preparan deliciosamente, de formas increíbles.

Mi prima ‘Fer’ tiene 12 años y es un encanto. Recién nacida, la arrullaba, hasta que se dormía profundamente en mis brazos. En las fiestas de fin de año pasadas estuvo en Guatemala con su mamá, la tía ‘Tanya’, y su hermana mayor, ‘Majo’. Fuimos a Petén y otros muchos lugares, y la pasamos rebién. Con ‘Fer’ y ‘Majo’ tenemos un chat que le nombramos ‘Club de los planes’. Nos reunimos todos los martes a las 5 para urdir nuestras actividades de la semana. Yo elaboro mis propios calendarios en hojas bond que cuelgo en la pared de mi habitación. Anoto cuidadosamente cada paso de cada diligencia y los cumplo al pie de la letra.

Por cierto, este año tuve otro chat que se llamó ‘Club del frijol’. Lo dirigió mi querida sobrina Elena, una chiquitina de apenas ocho añitos, muy inteligente. Nos enseñó todo el proceso, hasta la cosecha del frijol. Hace unas semanas, ella me graduó con honores, pues fui la más constante en las sesiones de los miércoles y sábados a las 3, y tuve una cosecha maravillosa.

Olvidaba contarles que Santa me llevó los regalos que le pedí. Comió las galletas que le horneé, tomó toda su lechita y me dejó una nota de agradecimiento. 

Ahora lo que más me ilusiona es subir al avión rumbo a México. Lo tengo todo cuidadosamente preparado: el equipaje y los jueguitos de mesa, así como la camisa, corbata, chaleco y saco (muy bien combinados) que vestiré elegantemente el día del viaje. Mi agenda de la semana la preparé con ‘Fer’. Deséenme buen viaje. Yo les deseo un muy feliz año, libre de bichos raros.  

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Dimite la jefa de gabinete de Melania Trump
noticia José Manuel Patzán
Aspirantes a la PNC tendrán menos meses para capacitarse
noticia AFP
Nicaragua se queda sin “Nieve”: muere la tigresa blanca nacida en cautiverio

Nieve nació con un peso de 954 gramos y era hija de dos tigres de Bengala de pelaje amarillo y negro.



Más en esta sección

Para los niños suizos de tres y cuatro años la democracia es un juego

otras-noticias

Aumenta la actividad eruptiva de volcán de Pacaya

otras-noticias

Capturan a esposo de trabajadora del MP que fue asesinada

otras-noticias

Publicidad