[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La revolución que se necesita no es del tipo que la gente piensa…o quiere

opinion

En Guatemala se necesita una revolución pero no del tipo francés o ruso.

Parafraseando a Umberto Eco, las redes sociales le dan espacio para tomar protagonismo a “legiones de idiotas”. Dentro de este mismo análisis, Eco es igual de punzante y certero cuando afirma “primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel.” Pocas veces se puede ser tan claro con tan pocas palabras. Traje a colación esta frase a raíz de la creciente crisis política de Guatemala en la actualidad, y por innumerables personas que despotrican en redes sociales pidiendo a gritos una revolución a toda regla. 

El problema es que esta gente tiene un concepto arcaico de lo que significa revolución, en donde piensan que únicamente la violencia desatada e indiscriminadamente en las calles es la solución a la crisis. La historia nos demuestra claramente que las grandes revoluciones han experimentado distintos grados de violencia, eso es innegable. El problema es que la misma historia también nos demuestra que si los periodos de violencia no son controlados por los líderes o la sociedad misma, se desatan orgías de sangre y atropellos que toda nación civilizada desea evitar a toda costa. 

La violencia estuvo presente desde las primeras fases de la Revolución Francesa, desde la toma de la Bastilla en 1789 hasta la ejecución del rey Luis XVI en enero de 1793, momentos en donde la gente unida bajo la burguesía perseguía ideales en común y a revolución estaba bajo relativo control. Pero luego la violencia y el miedo fueron la norma y la revolución se radicalizó bajo los jacobinos, a tal punto que se inauguró el periodo conocido como el Terror, donde cientos de personas fueron apresadas o ejecutadas de la forma más arbitraria posible.

Lo mismo ocurrió en la Revolución Rusa en 1917, donde la gente se alzó en armas para derrocar al régimen zarista. Los primeros meses luego del derrocamiento del zar Nicolás II, Rusia experimentó un clima de tolerancia e incluso ningún miembro de la familia real fue perseguido. Pero luego, los radicales bolcheviques encontraron su momento y echaron por la borda toda moderación y dieron su golpe en octubre, desatando oleadas de ira, sed y venganza. A los pocos años, en 1922, se había fundado la Unión Soviética y todo el terror que esto conllevó por décadas. Perdóneme,  estimado lector, la simplificación de dos grandes hitos de la historia. Lo hice con la finalidad de ilustrar un punto.

En Guatemala se necesita una revolución pero no del tipo francés o ruso. La historia ya nos demostró los peligros de abrir y desatar los demonios de la Caja de Pandora de una revolución. Lo primero que aquí necesitamos es la revolución de erradicar el hambre y la desnutrición crónica, para luego convertir como prioridad absoluta del Estado la educación de la sociedad. Esto solo se puede hacer con un fortalecimiento dual: tanto de la sociedad civil como del Estado, pero siempre que el primero tenga atado y controlado al segundo. La sociedad civil se debe de fortalecer y educar para que la democracia sea funcional y no se sigan presentando y votando a populistas de la peor calaña. Una vez esto suceda, el Estado debe de fortalecerse para que cumpla con sus obligaciones y pueda brindar servicios públicos de calidad. Esta es una revolución en sí misma, que requerirá el esfuerzo de generaciones, pero si no lo hacemos, estaremos condenados a seguir en el paraíso del subdesarrollo, la desigualdad rampante, el hambre y la corrupción. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelyn Boche >elPeriódico
“Para llegar a las Cortes se necesita financiar una campaña y vender el criterio”

Rodolfo Rohrmoser, expresidente de la CC, cuarta magistratura.

noticia Sputnik
Gobierno de Nicaragua gestiona vacunas contra covid-19 para el 55% de la población

Según Murillo, el Gobierno busca la cobertura total pero en un primer momento podría inmunizarse el 55 por ciento de la población. Sin embargo, no especificó la fecha en que empezaría el proceso de vacunación.

noticia AFP
Carlos Sainz se desploma en el Dakar

El español Carlos Sainz, defensor del título de autos, se complicó en la edición 2021 del Rally Dakar al perderse y ceder más de media hora, este martes en la tercera etapa, donde en la categoría de motos el australiano Toby Price ganó y el argentino Kevin Benavides fue segundo, igual que el domingo en la primera etapa.

 



Más en esta sección

Taiwán ofrece becas a estudiantes guatemaltecos durante 2021

otras-noticias

Sepultan a Yesmin, la menor que murió por desnutrición en Jocotán

otras-noticias

Fuerzas de seguridad de Guatemala se enfrentan a migrantes

otras-noticias

Publicidad