[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El malestar popular es legítimo

opinion

Las demandas sociales son muchas y todas son legítimas

El sábado 28 de noviembre, miles de personas volvieron a llenar la plaza central de Guatemala, tal y como sucedió ocho días antes; tanto en la Ciudad, como en otros departamentos.  Hartazgo, malestar y repudio son algunos de los sentimientos que unieron a los y las manifestantes; los problemas sociales que denunciaron fueron muchos y muy complejos. 

Jóvenes estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala y la Universidad Rafael Landívar, nuevamente marcharon en un solo bloque; organizaciones de sociedad civil; miembros de grupos religiosos, como Centinelas; familias y personas en lo individual; todos y todas se congregaron para decir ¡Basta Ya!  a los casos de corrupción, saqueo y descaro de los políticos y funcionarios que utilizan sus puestos para enriquecerse, a costas de un pueblo empobrecido, con el beneplácito de la elite económica. 

Este pueblo ha sido despojado históricamente de sus recursos y del fruto de su trabajo; y en este 2020, ha tenido que soportar la emergencia de COVID-19, las tormentas ETA Y IOTA, más otros problemas como la desnutrición crónica infantil, que por cierto es la más alta de América Latina, entre otros muchos problemas más.  

Las demandas sociales son muchas y todas son legítimas, pero algunos aspectos de la realidad nacional, como las muertes de niños y niñas por desnutrición, tocan las fibras más profundas de nuestra humanidad. 

Apenas hace una semana, la asociación Antigua al Rescate denunció la muerte de una niña de veinte meses, en Jocotán, Chiquimula, a causa de una neumonía que se vio agravada por la falta de un hospital, vivienda digna y lluvias torrenciales. Está niña fue víctima de un Estado ausente que durante sus casi 2 años de vida fue incapaz de garantizarle alimento, salud y techo para vivir y desarrollarse. 

Por situaciones como la anterior y por miles de casos más, las manifestaciones son una herramienta necesaria, poderosa y fundamental para la transformación de este sistema injusto que está vivo y coleando y que se niega a cambiar, mucho menos a morir. Y para muestra, veamos lo que ha ocurrido en los últimos meses en Perú, Bolivia y Chile, donde se están dando cambios estructurales en sus sistemas, gracias a la participación popular. 

Es por la niña fallecida en Jocotán y por todas las desigualdades e injusticias de este sistema económico y social que nos vemos el sábado 5 de diciembre, en la plaza.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mario Mérida
De revolución en revolución (II)

Un imaginario futuro glorioso y un presente infernal.

noticia Nadia de León Torres / Diputada al Parlacen
Jamás he asistido a dichas reuniones
noticia AFP
Los Biden, la nueva “primera familia” de Estados Unidos

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill, se convertirán en los nuevos residentes de la Casa Blanca cuando el demócrata de 78 años asuma el cargo el miércoles.

Biden ha hecho de su familia un foco importante a lo largo de su carrera, y su campaña presidencial de 2020 los puso completamente en el centro de atención. Algunos miembros causaron controversia, pero otros rompieron barreras.

Aquí hay un vistazo a los miembros de la nueva “primera familia” de Estados Unidos.



Más en esta sección

Proyecto busca aumentar índices de desarrollo para atraer inversión en comunidades

otras-noticias

Llegó la hora para Luis Carlos Martínez

otras-noticias

El 45 por ciento de población tiene al menos una dosis contra COVID-19 en Costa Rica

otras-noticias

Publicidad