[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El Alfarero

opinion

Gracias maestro y artista Cruz España por regalarnos magia hecha de tierra. 

Las aves fueron su fuente de inspiración. Empezó a trabajar la cerámica desde sus tempranos seis años. Cruz Enrique España logró moldear con magia la belleza de aves tropicales y otros animales, con la sutileza de sus manos y talento se constituyó en un artista magnífico de arte popular y quien murió la semana pasada en San Felipe de Jesús, Sacatepéquez. 

 Su obra minuciosa aparece en la Colección del Fomento Cultural Banamex, México, 2014: Grandes Maestros del Arte Popular de Iberoamérica. Allí, en esas elegantes páginas, España Menchú tiene un lugar para la historia perpetua que los libros saben guardar. 

 Alguna vez Don Cruz escribió: El oficio de alfarero de mi padre aprendí. En hacedor de ideas y formas del barro me convertí. De los sueños y metas que un día me tracé, hoy le dan a mi vida el sabor del triunfo que alcancé. Mi padre sabe que su memoria honré y que su trabajo y obra dignifiqué. ¡Gracias papá! No sabe que su humilde trabajo, las mieles del privilegio a mi vida trajo; por los países del mundo he viajado. Gracias a la herencia de mi padre ¡Un hombre honrado! Su vida en el oficio dejó, no sabía de tiempo, ni días de la semana, su afán era producir siempre lo más que su torno daba. Pero su mejor obra, convencido estoy, fue tornearme con sus firmes manos seguras, para alcanzar una obra genuina y pura”. 

 Contaba Don Cruz que alguien alguna vez le regaló unas estampitas de historia natural en las que había aves. Él fabricó varias inspirado en aquellas imágenes. Días más tarde, tomó sus piezas y las exhibió en la calle del Arco de Santa Catalina, La Antigua Guatemala. Ahí comenzó su largo romance con el barro. Partió a sus 70 años, desplegando aves brotadas de la tierra. 

 Es triste ver que por la falta de valoración que hay del arte popular, la juventud ya no quiera dedicarse a esta profesión de alfareros, artistas del barro. Como especie nos enfrentamos ante varias pobrezas: la pobreza política, espiritual, etc. Es la pobreza de la cultura material la que quizás más nos empobrece como especie, porque no nos permite recordar de dónde venimos. Y si no sabemos de dónde venimos no podremos vislumbrar hacia dónde podemos ir. 

 El Museo de Arte Popular en México es un verdadero ejemplo de la capacidad del Estado de valorar su cultura, la celebración del color y de la vida. El Estado guatemalteco es ejemplo de todo lo contrario. 

 El fin de la era agraria supone la pérdida de la tradición del arte de la tierra, el arte popular, es la entrada a la era del vacío, de mundos inocuos. Mentalidades desarraigadas de la tierra, sin contenido. 

 Todas las culturas son dinámicas, están en constante reinvención de sí mismas a partir de su entorno, sin embargo, es al Estado al que le corresponde promover y fortalecer el patrimonio cultural y el arte popular.  La cultura material se expresa en símbolos, pero es más que símbolos. Es un registro de nuestra explicación y conceptualización del mundo, del centro del universo. 

 Gracias maestro y artista Cruz España por regalarnos magia hecha de tierra. Que el poético legado de este mago-alfarero nos siga habitando para darnos pistas de lo que somos y podemos ser, que su obra tenga continuidad y que el arte popular sea reconocido, promovido, enseñado y motivo de orgullo para cualquier guatemalteco. 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Giammattei asegura que se tomarán medidas por el aumento de casos de COVID-19
noticia AFP
Dos juezas asesinadas en Kabul por hombres armados
noticia Italo Antoniotti
Signos de agotamiento

El actual modelo se agota y el tiempo de un cambio pacífico puede que también.



Más en esta sección

Las entrañas del poder VII

otras-noticias

Ocho décadas sin James Joyce

otras-noticias

Biden urge aprobar plan de rescate

otras-noticias

Publicidad