[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El reinado de la opinión

opinion

“La nueva verdad”.

La opinión en el mundo contemporáneo pareciera ser la nueva verdad, en cuanto es validada democráticamente por la mayoría, sin necesidad de jueces, fiscales ni defensores. Si la multitud “cree” en la culpabilidad de alguien, y se comprueba en una encuesta, ya se le podría ahorcar al susodicho en la plaza pública sin piedad, sin necesidad de pruebas ni ejercicio de la razón. 

Ya no aplican las grandes verdades de la modernidad, de modelos cerrados y unitarios, porque todo es cambiante y depende de lo que muchos piensan en un momento dado sobre algo, aunque persista como disfrazada la costumbre que no se esfuma, escondida, agazapada entre la ignorancia, imponiéndose.

Es por ello que basta que ocurra algún caso paradigmático en el mundo o local para que se acuda a analizar resultados de encuestas. Las consultas de opinión ruedan y ruedan, y los resultados se publican como verdades radicales, no importando los mecanismos de cuestionar ni la dudosa respuesta, porque ¿qué importa o certeza puede tener la opinión de alguien que cree algo mientras va pensando en una fiesta que se aproxima o en una cuenta pendiente de pagar? La fuerza de la opinión pública es poderosa, manipulable y cambiante.

Y las opiniones son factor de división y enfrentamiento, porque si unos creen que alguien es asesino, sin pruebas ni conocimiento ni respaldo, resulta que lo es, mientras que para otros podría suceder lo contrario, igualmente sin fundamento. El resultado del juicio público no resuelve el conflicto social.

El consenso nos expone a la quema de brujas, al Santo Oficio, al linchamiento, a la arena romana donde los leones devoraban a los cristianos, donde un gladiador perdonaba la vida o no al perdedor, a los campos de concentración nazi. Estamos viviendo una época como del totalitarismo de la opinión pública, sin verdades absolutas pero actuando impulsados por supuestas verdades temporales.

La tendencia del pensamiento débil del filósofo italiano Gianni Vattimo es refrescante en aquella anécdota memorable al respecto de su costumbre de acudir a misa antes de iniciar la jornada regular, cuando respondió al párroco que leía sus escritos y sabía de sus opiniones alejadas de creencias religiosas, sobre si creía en Dios, diciendo: “Creo que creo”. 

El manejo de opiniones pervierte cuando provoca con fuerza el todos contra todos, la guerra entre pareceres, el cultivo de la violencia, cuando la información debería de emplearse para comprender al otro, para respetar y solidarizarse. No debería de emplearse el recurso de la consulta de pareceres para juzgar, sino apenas para comprender el curso del clima social.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
Canadá contrató más trabajadores guatemaltecos temporales en 2020

Este año se espera que se mantenga la demanda de mano de obra guatemalteca en el país norteamericano.

noticia AFP
Demócratas presentan acusación contra Trump, primer acto hacia inicio de juicio político
noticia IN ON CAPITAL
¿Qué nos espera esta semana?

El cierre de nóminas no agrícolas se conocerá el viernes.



Más en esta sección

Hermano de diputada Sofia Hernández es hospitalizado en el San Juan de Dios

otras-noticias

MP y PNC realizan cerca de 40 allanamientos en diferentes sectores de Escuintla

otras-noticias

Salud publica nuevos horarios para centros comerciales, supermercados y mercados

otras-noticias

Publicidad