[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Irrefrenable combate contra la corrupción

opinion

La reciente detección y confiscación de Q122 millones en un inmueble ubicado en La Antigua, Guatemala, que involucra a exfuncionarios del gobierno de Jimmy Morales, suma que supuestamente proviene de sobornos, ha evidenciado que la batalla sin cuartel que se ha venido librando contra la corrupción no ha disuadido a los funcionarios y políticos de cometer actos de corrupción (enriquecimiento ilícito, peculado, cohecho, fraude, malversación, etcétera) en el desempeño de los cargos públicos.

Al inicio del actual gobierno se prometió mucho, pero, prácticamente, no se ha hecho nada en materia anticorrupción y transparencia. Por el contrario, la burocratización, el despilfarro, la opacidad y el uso discrecional de los fondos públicos han caracterizado y acompañado a la actual gestión de gobierno, al igual que ocurrió durante los regímenes corruptos de Álvaro Colom (2008-12), Otto Pérez Molina (2012-5) y Jimmy Morales (2016-20).

Asimismo, siguen viento en popa los fideicomisos de ejecución de gasto público, que aseguran el uso discrecional de los fondos públicos, la administración no controlada de recursos estatales por conducto de oenegés extranjeras, así como la canalización de dineros a través de empresas vinculadas a servidores públicos (diputados constructores, financistas electorales y demás).

Sin duda, resulta imperativa la persecución penal en contra de funcionarios y empleados públicos sindicados de la comisión de actos de corrupción, de los responsables de financiamiento electoral ilícito y de clientelismo político, de los contratistas que defrauden al Estado, de los contrabandistas, así como en contra de los usufructuarios y saqueadores de las finanzas públicas en general.

Al efecto, el Estado de Guatemala debe redoblar sus esfuerzos en su lucha contra el secreto de Estado, ya que nada debe hacerse a espaldas de la ciudadanía, así como garantizar que todas las actuaciones públicas se rijan por la transparencia, que se basa en el principio de máxima publicidad, consagrado en la Constitución y en la Ley de Acceso a la Información Pública. Asimismo, es fundamental que se proteja y defienda la libre emisión del pensamiento, la libertad de prensa, la confidencialidad de las fuentes de información, la seguridad personal de los comunicadores, así como el libre acceso a las fuentes de información, ya que la preservación de dichas libertades es esencial para la vida democrática, para fortalecer la conciencia política de la sociedad, para proscribir la opacidad en el manejo de la cosa pública y para asegurar el libre juego de opiniones y la autocrítica.

En todo caso, aprovechamos la oportunidad para saludar la disposición del nuevo Embajador de los EE. UU., William Popp, en continuar apoyando y cooperando con las instituciones del sector justicia en la lucha contra la corrupción y la impunidad, con estricto apego a la Constitución y la ley.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes
Exministro de la Defensa Williams Mancilla es ligado a proceso por dos delitos

El exfuncionario fue beneficiado con una medida sustitutiva y deberá presentarse cada 15 días al Ministerio Público, confirmaron fuentes de la fiscalía.

noticia
Miércoles 13 de Enero de 2016
noticia Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Entre la basura acumulada

Una rápida vista al bote de basura de una familia de cinco miembros, en un domingo cuando nadie quiere salir de casa. Desayuno: cáscaras de cuatro huevos; una lata de frijoles de ocho onzas; algunos residuos de tomate y cebolla; un tetrapak de zumo de frutas y otro de leche. Almuerzo: dos cajas de pizza; envase de dos litros de refresco de cola; platos y vasos desechables junto a, por lo menos, una docena de servilletas sucias. Durante la tarde: cáscaras de frutas, empaques de frituras y de algunas golosinas. Por la noche, de nuevo cáscaras de huevo y el empacado de cartón de 30 alitas bañadas en barbacoa. Estos residuos, solo de comida, pueden llenar una bolsa plástica de 30 libras, la extra grande. Pero, falta calcular la basura que estas cinco personas generan en sus habitaciones, en el servicio sanitario, en el estudio, en el jardín…



Más en esta sección

Ejecutivo quiere terminar el año haciendo compras por excepción

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

La del monodelespacio

otras-noticias

Publicidad