[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Sobre la verdad

opinion

El ser veraz es señal de valentía.

Conceptualmente, la verdad es la adecuación de la mente a la realidad, que se manifiesta como la conformidad entre lo que una persona piensa o siente, y lo que expresa y manifiesta.

La verdad, al igual que su antónimo la mentira, se transmite por la palabra; pero también por las actuaciones y hechos que la evidencian. De allí deriva la sentencia: “la palabra mueve, el ejemplo arrastra”. De tal cuenta que cuando la palabra y los hechos se coinciden, es cuando decimos que se actúa en conciencia, en sentencia y en realidad. La verdad debe ser siempre fundamentada y fiel a la idea que se transmite. Por ello se pone en riesgo con la locuacidad, la plática banal y la jactancia.

El ser veraz es señal de valentía. En nuestra cultura guatemalteca solemos ser cuidadosos de no herir susceptibilidades, por lo que no siempre se dice el mensaje con franqueza, con transparencia y contundencia; a diferencia de otras culturas –como la de los españoles- que, por decir las cosas de manera y forma directa, nos parecen bruscos y hasta “mal educados”. Pero debemos reconocer en ellos esa disposición a decir la verdad sin tapujos, y sin dobleces. Puede ser que en nuestro caso –el guatemalteco- suceda que por no disponer del vocabulario adecuado y suficiente –a pesar de la gran riqueza del castellano-  nos sentimos incapaces de expresar nuestras ideas con precisión; o quizá sea por no saber cómo utilizar el recurso de una argumentación veraz que permita trasmitir los mensajes en forma respetuosa, pero con firmeza. En esto reconocemos –una vez más- la deficiente educación en nuestro medio. E incluso lo poco que se lee, a sabiendas que es éste el instrumento idóneo para ampliar el vocabulario y las formas gramaticales, además de conocer por este medio, el sentido cabal de cada palabra.

¿Por qué importa decir la verdad? En primer lugar, porque es la correcta manera de transmitir lo que realmente se piensa o siente; ello nos libera de interpretaciones erróneas que luego pueden comprometer nuestra intención. El decir la verdad nos libera de posteriores explicaciones “aclaratorias”. Muy acertada es la frase: “la verdad os hará libres”, como reza el texto evangélico cristiano. Frase, por cierto, que utiliza una universidad nacional. El torcer la verdad, la doblez, o decir una “media verdad”, como le llaman cuando no se transparenta el mensaje, no garantiza liberarse de consecuencias ingratas, pues los cuestionamientos posteriores atarán a situaciones complicadas en las que puede hundirse más en esa espiral de la falsedad. Es que, con la palabra, si es verdadera, nos comprometemos en conciencia. A veces se menciona las medias verdades como salida a una situación conflictiva, asumiendo que con ella se cumple el real sentido de transmitir la realidad; pero no es solución acertada.

La confianza, ese elemento central para construir capital social y por tanto mejores relaciones, es el aglutinante de las relaciones sociales imperecederas y bien estructuradas que finalmente coadyuvan a la paz y armonía; y la confianza se construye a partir de relaciones fundamentadas en la verdad.

En otro orden, faltar a la verdad imposibilita el realizar contratos, sean estos de lo más simples hasta los más permanentes, como los que construyen familia, negocios, acuerdos y todo aquello que se pacta en beneficio de las partes concurrentes.

Las redes sociales, el mayor medio de comunicación universal de hoy día, se ha convertido en un peligroso instrumento de falsedad, engaño y hasta maldad. Con las denominadas -’fake news’- se ha acometido una andanada de mensajes falsos, peyorativos y hasta insultantes contra personas, instituciones y asuntos varios, confundiendo la mente y comunicaciones entre grupos. Lo vemos a diario con informaciones y acusaciones tendenciosas.  Al no tener cuidado en la selección de las noticias y mensajes, se corre el riesgo, especialmente en niños y jóvenes, de formarse una conciencia errada y, lo peor, un comportamiento y actitudes hostiles al buen trato y relacionamiento humano.

Con motivo de la pandemia que sufrimos actualmente, hemos visto toda clase de supuestas curaciones alejadas de lo real y científico. Vale también mencionar los equívocos mensajes que surgen de instituciones del Estado haciendo referencia a datos discordantes que ponen en duda la veracidad de la información.

Igualmente, la falsedad puede conducir a creencias esquivas y erróneas. Recientemente se dio el terrible crimen cometido contra un hombre considerado sabio por conocedor de tradiciones y usos de plantas medicinales, a quien salvajemente asesinaron acusándole de la muerte de una persona enferma; inmediatamente surgieron sindicaciones contra instituciones que aparentemente nada tenían que ver con el crimen; en este caso se faltó a la prudencia, esa virtud que indica la obligación moral de conocer bien los hechos antes de expresar opinión;  más delicado aún, acusar sin fundamento.

Diferente es que en la investigación científica se aplique la noción de “falsabilidad”, principio epistemológico que determina criterios para establecer si una teoría es o no científica. La falsabilidad es someterse a potenciales pruebas que la contradigan. La falsabilidad, junto a la reproductibilidad, son condiciones fundamentales para que una hipótesis sea validada como teoría.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Primera aparición del papa tras ausentarse debido a una ciática
noticia Redacción Cultura
Mariana Siebold es Embajadora de la Cultura de Paz

La artista guatemalteca que ha destacado en distintos países del mundo por su arte, promueve valores de armonía.

noticia Lucero Sapalú
Juzgado da trámite a extinción de Q122 millones a favor del Estado


Más en esta sección

Moda en los Globos de Oro: cómo brillar en la alfombra roja de una gala virtual

otras-noticias

Jodie Foster gana el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto por “The Mauritanian”

otras-noticias

Daniel Kaluuya gana el Globo de Oro a mejor actor de reparto

otras-noticias

Publicidad