[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ferrocarriles en Guatemala; una revisión en la historia

opinion

A propósito de la propuesta que hiciera durante su campaña presidencial el doctor Alejandro Giammattei, sobre un sistema de ferrocarriles, y que debiera retomarse por sus efectos en inversión, empleo y movilidad.

El prototipo de un tren -consistente en una locomotora halando vagones- fue obra del inglés Richard Trevithick en 1804, quien para accionar la locomotora utilizó el principio de la máquina de vapor -desarrollada por el escocés James Watt-. En sus inicios el invento de Trevithick resultó muy impráctico, hasta que George Stephenson diseñó una línea férrea sobre la que se desplazaría la locomotora y los vagones, a los que agregó ruedas con “pestañas” que corrían sobre los rieles -diseño de William Jessop-. Con la suma de estos inventos se llegó a construir los primitivos ferrocarriles.

El primer servicio de ferrocarril comercial inició en 1830 entre las ciudades de Liverpool y Manchester. Para 1847 Inglaterra ya contaba con varias líneas de ferrocarril, por lo que se establecieron horarios para la llegada y salida de las estaciones, aunque dichos horarios no coincidían entre diferentes ciudades, por lo que finalmente el Gobierno británico estableció en 1880 la obligatoriedad de regirse por el tiempo de Greenwich, (Greenwich Mean Time Zone), desde entonces elegido como el primer meridiano.

En Guatemala se trató de construir un ferrocarril a mediados del siglo XIX, pero el gobierno conservador de la época manifestó que “bastaba y sobraba con las carretas y diligencias para el tráfico del país”. No fue sino hasta el 7 de abril de 1877 que se firmó un contrato con el ciudadano de origen alemán Henry F. W. Nanne para la construcción del primer ferrocarril en Guatemala, conocido como el “Ferrocarril Central”, el cual uniría el Puerto San José -antes conocido como El Zapote- con la ciudad de Escuintla. Antes del Puerto San José, los más importantes puertos guatemaltecos en el Pacífico eran el de Iztapa y el de Champerico, pero a partir de 1867 en que se construyó un muelle en San José, éste pasó a ser el principal puerto guatemalteco. Se privilegió el Pacífico sobre el Atlántico por razón de los temores que desde la época colonial aún infundían los piratas que pululaban en el mar de las Antillas, con lo que el desarrollo se concentró en la costa del pacífico. Influyó también el comercio con San Francisco California, y el tren en Panamá.

El señor Nanne, antes referido, se asoció con don Luis Schlesinger, y el 19 de julio de 1880, día del cumpleaños del presidente general Justo Rufino Barrios se inauguró la obra, en cuyo festejo participaron los Presidentes de Guatemala, General Justo Rufino Barrios, acompañado de los Presidentes de El Salvador y Honduras, así como un gran grupo de personalidades. Un segundo tramo, de Escuintla a Guatemala, y cuyo contrato firmó don Delfino Sánchez, Ministro de Fomento, con los socios Nanne y Schlesinger se concluyó cuatro años más tarde, inaugurándose, nuevamente, para el dia del cumpleaños del Presidente, 19 de julio de 1884. El recorrido total era de 118 kilómetros Este segundo tramo pasaba por el lago de Amatitlán, en su momento un bello lago, en el que por la complejidad de su topografía se vieron en la necesidad de construir el famoso “relleno”. La empresa del Ferrocarril Central pasó a manos del señor Thomas Hubbard, quien finalmente la vendió, en 1912, a Minor Cooper Keith.

En el año 1897, durante el régimen del presidente general José María Reyna Barrios, se construyó la línea férrea hasta Patulul; y en 1903, ya en el gobierno del Licenciado Manuel Estrada Cabrera se continuó con la línea hasta Mazatenango en Suchitepéquez, línea con una longitud de 182 kilómetros. Con ello se logró conectar con el otro Ferrocarril, el llamado “Ferrocarril Occidental”, que unía a Mazatenango con el Puerto de Champerico, en Retalhuleu, con un recorrido de 66 kilómetros, ferrocarril que había sido inaugurado en julio de 1884, y que contaba con un ramal de Cuyotenango a San Felipe, Retalhuleu. De esta manera se unieron los dos ferrocarriles: el Central y el Occidental, vinculando el Puerto de Champerico con la Capital de Guatemala. Un ramal de éste ferrocarril corría de Retalhuleu a Ayutla (hoy Tecún Umán), y con la línea de ferrocarriles de México.

En ese último proyecto se proyectaba unir San Felipe con Quetzaltenango, proyecto que se concretó con la construcción del “Ferrocarril Nacional de los Altos”, siendo éste un ferrocarril eléctrico, a diferencia de los anteriores que eran de vapor. El Ferrocarril Nacional de los Altos se inauguró en 1930, con sendas terminales en San Felipe y Quetzaltenango. Desafortunadamente solo funcionó por tres años, pues en 1933 y a causa de unas lluvias torrenciales, parte de los puentes del mismo sucumbieron a las tormentas, y el gobierno del General Jorge Ubico por razones no esclarecidas totalmente, decidió no reconstruirlo.

En siguiente entrega se expondrá sobre otros ferrocarriles que hace un siglo funcionaron en Guatemala, siendo éstos el Ferrocarril de Ocós, el Ferrocarril Verapaz y el Ferrocarril del Norte. De tal cuenta se tuvo un “sistema” de ferrocarriles” que permitían el transporte de personas y mercaderías de manera rápida y económica, desde y hacia los lugares de vivienda y producción más importantes del país; con lo que se facilitó el desarrollo social y económico de esa época.

Asumo este es el interés del presidente doctor Alejandro Giammattei por construir un nuevo sistema de ferrocarril que circule por el país.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rogelio Salazar de León
Robespierre republicano, Trump jacobino

A lo mejor, deberíamos ser lo bastante atentos como para no perder de vista que en el centro del concierto y el método habita el desconcierto y la anarquía, que en el centro del balance y el equilibrio habita la deformidad y la desproporción, que en el centro de la cordura habita la locura o en el centro de la sobriedad habita la ebriedad.

noticia Redacción
Jefe de la Inspectoría General de la PNC de Zacapa fallece en confuso incidente

La ingesta de pastillas de fotoxin fue reportada como la posible causa de muerte. Tres agentes más fueron hospitalizados.

noticia Redacción/elPeriódico
Frente Ciudadano contra la Corrupción solicita continuidad de elección de magistrados


Más en esta sección

Con la pandemia a cuestas y en deuda, presidente de México cumple dos años de gobierno

otras-noticias

España anuncia la compra de 50 millones de dosis adicionales de vacunas anticovid

otras-noticias

¿Quién se vacunará primero en Estados Unidos?

otras-noticias

Publicidad