[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El recurso equivocado

opinion

En Guatemala le hemos estado apostándole al modelo equivocado, a las prioridades equivocadas y al recurso equivocado.

Es curioso como los ciclos naturales no son delimitados por fronteras políticas inventadas por el Ser Humano. Los peces, las ballenas, mariposas y aves migran desde Canadá hasta Sudamérica sin pasar por oficinas de migración, visado o aduanas. Son un claro ejemplo de la conexión y unidad del gran ecosistema del planeta tierra. Una especie vegetal extinta en las orillas de la laguna de Chicabal en Guatemala puede ocasionar un colapso en el norte de América que a la larga produciría un efecto en cadena hacia otras latitudes del globo.

La invisibilidad monetaria de la biodiversidad presente en el modelo económico dominante mundial corre el riesgo de pasar la factura más costosa para la especie humana: su extinción en el no tan largo plazo. Que no lo veamos reflejado en las hojas de papel contable no quiere decir que los beneficios de proteger a la biodiversidad global no existan.

Los datos evidencian la indiscutible importancia de los ecosistemas de Guatemala que concentran a más especies vivas que en países más grandes geográfica y demográficamente. Como ejemplo comparando entre España, Guatemala y Canadá, la totalidad de especies conocidas de mamíferos en España (505 mil kms2) es de 82, en Canadá (9.9 millones de Kms2) de 193, mientras en Guatemala (108 mil kms2) hay más de 250 especies. En una extensión geográfica mínima en comparación, las especies de reptiles y anfibios conocidas en Guatemala suman más del doble que las existentes en España y Canadá juntas.

Los beneficios de la biodiversidad y especies vivas desaparecen de los precios de los bienes que consume el mundo entero. En otras palabras, la factura que pagamos con el modelo actual de producción y consumo se traduce en especies extintas, en bosques devastados, en temperaturas incrementales y en una eventual extinción de los ecosistemas que permiten que la especie humana perviva, Ceteris Paribus. El calentamiento global no va a destruir el planeta, pero ya está transformando los ecosistemas de tal forma que la especie humana podría desaparecer como los cientos de especies que hemos visto extinguirse irremediablemente en la historia de la humanidad. La diferencia en esta crisis ecológica radica en que somos la especie humana con nuestro actuar, quienes hemos acelerado e incrementado el ciclo natural del cambio climático y el desbalance ecológico. Pers somos también quienes podemos revertirlo. La crisis del COVID-19 nos está dando el tiempo necesario para reestructurar nuestros sistemas de producción y convivencia entre especies.

Los servicios y beneficios que proporcionan los ecosistemas a la humanidad, a los individuos, a usted y a sus hijos, es tan importante que nuestra vida misma depende de ellos. Aunque hasta hace relativamente poco tiempo reconocemos su vital importancia, los ecosistemas siguen siendo subvaluados y sus defensores adjetivados, atacados mediáticamente, amenazados e incluso silenciados. Ojalá hubiesen más personas ecohistéricas en el mundo! Algunos esfuerzos se hacen a nivel mundial (UICN, C.I, et.al.) y Guatemala no es la excepción para contabilizar los costos ambientales e incluirlos en la función de producción (IARNA, CALAS, SAVIA, et.al.).

En Guatemala le hemos estado apostándole al modelo equivocado, a las prioridades equivocadas y al recurso equivocado. Mientras la riqueza se concentra en pocos, la pobreza aumenta, los ecosistemas desaparecen y el impacto ecológico se incrementa. En estos momentos la humanidad necesita de más ecosistemas vivos que de petróleo, más biodiversidad y alternativas energéticas que combustible fósil, más satisfactores humanas, naturales y espirituales que las banalidades que da el consumo materialista. El resto del mundo necesita de Guatemala, de nuestras especies vivas, de nuestros ecosistemas, de nuestras selvas más que de nuestro (nuestro?) petróleo. A la humanidad le urge el Parque Nacional Laguna del Tigre libre de riesgos y la cuenca del Mirador sanas y con sus bosques originales, protegidos de incendios y de sequías. Hay sociedades que en el hemisferio Norte están dispuestas a pagar por dejar nuestra (nuestra!) biodiversidad  intacta (cito de ejemplo los pagos por los servicios de ecosistemas -PES-).

Debemos presionar como población a que Guatemala corrija el modelo y cambiando de paradigma le apueste al recurso correcto: el recurso que es un fin a la vez y que hoy menospreciamos tanto: La biosfera y quienes habitamos en ella.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Trump advierte al presidente de Honduras por caravana de migrantes

Si no es frenada de inmediato, “no habrá más dinero ni ayuda, con efecto inmediato” para ese país, dice mensaje de presidente estadounidense en Twitter.

noticia
Persiste conflictividad en La Puya por proyecto minero

Momentos de tensión se vivieron ayer en La Puya, San José del Golfo,  por el ingreso  a la comunidad de camiones de una empresa minera, los cuales transportaban materiales de construcción y supuesto material químico.

noticia Helmer Velásquez
¿Alguien gobierna este país?

Relajado Presidente y chistoretes diputados.



Más en esta sección

Antigua rescata los tres puntos

otras-noticias

Gobierno de Nicaragua afirma que cuenta con fondos para comprar vacunas contra Covid-19

otras-noticias

Corrupción en Honduras en un quinquenio supera el presupuesto de un año, según estudio

otras-noticias

Publicidad