[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El virus del populismo anda suelto

opinion

No pueden pretender los legisladores que “se haga la luz” a partir de la nada; y si en caso pudieran, deberían decretar por ley el fin de la pandemia. No hacen falta líderes populistas como López Obrador o Bolsonaro, que desafían y subestiman la amenaza del coronavirus, cuando se tienen centenares de diputados dispuestos a  poner en riesgo a la población por la falta de servicios básicos confiables y efectivos. En nombre de proteger a los más vulnerables, el Decreto 15-2020, abre la puerta para que todos los guatemaltecos podamos aplazar los pagos de los servicios de agua, luz, teléfono e Internet durante la vigencia del Estado de Calamidad. Lo que superficialmente pareciera ser un acto de solidaridad, no es más que un acto irresponsable que atenta contra la provisión segura y efectiva de dichos servicios en momentos críticos como estos. Cada uno de los servicios públicos a los que se refiere el decreto depende de manera crítica del pago efectivo y oportuno de los consumos realizados por todos sus usuarios. La suspensión de pagos a las que se refiere dicho decreto es una clara invitación para que nadie pague, tenga o no tenga capacidad de hacerlo. ¿Qué incentivo tendría alguien para pagar al contado lo que la ley permite posponer indefinidamente y, además, pagar en doce cómodas mensualidades sin recargo financiero alguno?

Este decreto puede provocar graves problemas de liquidez en las entidades prestadoras de estos servicios, poniendo en riesgo su capacidad para prestar efectivamente los mismos y provocando potencial suspensión de sus obligaciones para con sus colaboradores, proveedores y entidades financieras que les han dado dinero en préstamo. Habría que ver si estos diputados estarían dispuestos a someterse  al tipo de tratamiento que quieren que se sometan otros; ¿por qué no aprueban de urgencia nacional una suspensión de todos los gastos del Organismo Legislativo mientras dure el Estado de Calamidad? Acaso no sería un uso más justo y productivo reasignar ese gasto, así como los saldos de caja del Congreso, para la adquisición de insumos críticos para combatir el COVID-19? El virus del populismo ha mostrado nuevamente ser más contagioso y resistente que el coronavirus; además, queda demostrado que muchos diputados se sienten cómodos contagiando todo lo que puedan a su alrededor.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ana Chan
Innovación y tecnología para la diversificación y resiliencia

La innovación permite ampliar mercados existentes o crear nuevos.

noticia Sputnik
Fósiles hallados en sur argentino muestran severa extinción de plantas en el Cretácico

El estudio es el primero en su tipo en el hemisferio sur y apareció en la publicación especializada Paleobiology.

noticia Geldi Muñoz Palala
IGSS ejecutó Q441.2 millones para atender pandemia en 2020

Para este año se tiene previsto adquirir vacunas para afiliados y derechohabientes del Seguro Social.

 



Más en esta sección

Exdirectora de la Diaco denuncia difamaciones

otras-noticias

Kamala Harris, la primera mujer en alcanzar la vicepresidencia de EE. UU

otras-noticias

Los Biden, la nueva “primera familia” de Estados Unidos

otras-noticias

Publicidad