[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Pura contabilidad básica nos urge

opinion

Hay algunas veces que las soluciones son tan lógicas que nadie las quiere usar.

En estos días me tocó explicarle a mi hija de 15 años los fundamentos básicos detrás de la contabilidad dado que no le había quedado claro cómo funciona un Balance. Buscando ejemplos prácticos para que entendiera que es un Activo y su contrapartida de Pasivo más Capital, me recordé del “Balance” de nuestra querida Guatemala. Hace algunas semanas el Presidente del Banguat presentó su reporte semianual al Congreso de la República. Usaré los grandes números de dicho reporte e intentaré dar mi opinión de porqué estamos tan equivocados en cómo manejamos nuestro balance. Si vemos los activos observamos que dentro de ellos contamos con ahorros cercanos a US$15 mil millones depositados en los bancos extranjeros a tasas muy bajas, pero “seguras”. En la contraparte, todos los guatemaltecos tenemos un total de deuda pública (pasivo) que suma alrededor de US$20 mil millones que se encuentra principalmente en la banca nacional. Es decir que pudiéramos pagar casi la totalidad de nuestra deuda con los ahorros que ya tenemos. Por supuesto que los técnicos se asustan si uno sugiere tal idea, dado que si hay algo que nos ha caracterizado durante los últimos años es la macroeconomía nacional muy estable. Pero esa estabilidad ha tenido un costo como todo en la vida. Si bien es cierto que no hemos sufrido el impuesto más terrible y dañino que es la inflación, tampoco hemos dado el brinco necesario para salir del subdesarrollo en el que hoy estamos. Nuestra precaria economía obliga a nuestros compatriotas a migrar y buscar oportunidades que acá no les damos, pero sí nos aprovechamos de ellos porque nos mandan los frutos de su arduo trabajo que vienen a engrosar nuestros ahorros en reservas gracias a sus remesas. Nos hemos acostumbrado a recibir dólares que los bancos convierten en quetzales y el Banguat los recoge con deuda interna pagando intereses y así mantener la estabilidad. Pero este modelo NO puede seguir a perpetuidad porque NUNCA vamos a convertir esos ahorros en activos productivos. Las economías similares a las nuestras, que, sí han dado el brinco al futuro y por lo tanto al éxito de su población más necesitada, lo han hecho invirtiendo en activos nacionales que generan riqueza. Esperamos crecer este año a un nivel de 3.5 por ciento que es malísimo, pero mejor que el 2.8 por ciento que hemos tenido. Con esto no vamos a dejar la pobreza y seremos un pueblo pobre con un enorme depósito a plazo fijo en la banca internacional. 

Lo que Guatemala tiene que hacer es cambiar un activo por otro. Esos millones de dólares que apenas ganan intereses habría que convertirlos en activos productivos. No se necesita mucho para impactar enormemente. Con apenas US$1 mil millones anuales de reservas que se conviertan en carreteras/infraestructura generamos un crecimiento del PIB cercano a 1.3 por ciento adicional. Es decir que si traemos nuestros ahorros y los convertimos en trabajos locales lograremos que menos gente tenga que salir a buscar oportunidades. La solución es sencilla, la toma de decisión no.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Cabecitas de Algodón pide ayuda para su mantenimiento

El asilo de ancianos cumplió 18 años de servicio a la población.

noticia
Biden presidente
noticia Verónica Spross de Rivera
Urgente aumentar acceso a internet

Nuestro país realizó una reforma del sector telecomunicaciones con éxito.



Más en esta sección

Hernández inicia último año en el poder con compromiso de no buscarlo más

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

La UE en rojo; China y EE. UU. se expanden

otras-noticias

Publicidad