[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Incongruente prioridad legislativa

opinion

Intereses rurales ausentes.

Hacemos referencia a la lista corta de intenciones legislativas, que Giammattei considera de aprobación inmediata, por el Congreso de la República. La otra lista, la enorme: cincuenta y ocho temáticas a legislar, y que el Presidente entregó a “sus” diputados y otras bancadas, previo a tomar posesión del cargo, están, en su mayoría condenadas a la gaveta; conocido el ritmo de aprobación de leyes en el Congreso. Una vana ilusión presidencial, forma de demostrar grandes expectativas, o tener a quién culpar al final de su mandato si las cosas fallan, con la trillada frase de: no hice, porque no me dejaron. El Congreso no facilitó el instrumental. Pero, volviendo al centro de la nota. Uno de los compromisos fundamentales de este gobierno, expresado con vehemencia y en tono casi pastoral, en la toma de posesión es la erradicación de la desnutrición.

A lo cual agregó, –de forma peyorativa, por cierto– su intención de sacar del atraso a los “grupos” indígenas –exabrupto inaudito: para referirse a los pueblos. Acá el asunto: para lograr aquellos fines, ineludiblemente, se deben fortalecer política, presupuesto y acciones, en función de la agricultura familiar y los productores a pequeña escala. Tarea en la cual un marco legislativo, coherente con los intereses campesinos y de los pueblos es de primer orden. Obviamente, no es la única medida, pero sí de gran calado. Por ejemplo: Subsidio a la producción, dinamización de mercados, transferencia tecnológica, precios de garantía, crédito, seguridad social e institucionalidad ad hoc, deben normarse legislativamente. Necesitamos un marco legal que evite discrecionalidad, clientelismo y corrupción. ¿De qué otra forma se combate hambre y desnutrición, si no es garantizando producción de alimentos y trabajo decente en el agro? O, reincidirá usted Presidente, en el error de sus antecesores: recurrir al asistencialismo paternalista e insultante mendicidad, acciones demostradamente inoperantes. Conocerá Presidente, que son, justamente, los que alimentan a la sociedad, quienes, irónicamente, sufren hambre y desnutrición entre los cuales un porcentaje que va más allá del sesenta por ciento, pertenece a pueblos indígenas.

Por eso afirmamos que su prioridad legislativa –inmediata– es incongruente con el discurso político. Combatir desnutrición, a través de onerosos micronutrientes producidos por grandes laboratorios, es insostenible. Por el contrario, producción alimentaria es garantía de sostenibilidad. Amén de dinamizar las agriculturas campesinas. Es así Presidente, que impulsar de consenso con los interesados la Ley de Desarrollo Rural Integral, transformación del Fondo de Tierras, y fortalecer la Secretaría de Asuntos Agrarios. Corresponden a la problemática real, prioridades del discurso y en tanto ello, de atención inmediata.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Nicaragua se queda sin “Nieve”: muere la tigresa blanca nacida en cautiverio

Nieve nació con un peso de 954 gramos y era hija de dos tigres de Bengala de pelaje amarillo y negro.

noticia Jaime Barrios Carrillo
Amnesia, pandemia y anemia
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Presentan amparo contra elección del representante del CANG ante la CC


Más en esta sección

Detienen a alcalde de Ocós, San Marcos Carlos Danilo Preciado Navarijo en Panamá

otras-noticias

Conozca el novedoso concepto de Cocina Aggiornada en Buenos Aires by Palermo

otras-noticias

Marsella sigue en picada

otras-noticias

Publicidad