[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Función institucional de la cultura

opinion

Viaje al centro de los libros

Las instituciones públicas debieran de marcar la referencia en materia de arte y literatura, aproximar a la ciudadanía a la idea de lo sublime, a lo que ha sido comprobado con el paso del tiempo como clásico, en el sentido consuetudinario, así como abrir los espacios para que los espíritus jóvenes y novedosos se manifiesten, transformen y superen, pero no dañarse en medio de un jugueteo de novedad sin cimientos.

En un concurso literario regional del cual formé parte como jurado conocí a una ganadora en categoría diferente a la que me correspondió, afortunadamente, a quien pregunté en medio del homenaje cuáles eran los autores que más la asombraban. Ella contestó sin vergüenza ni conciencia alguna del tamaño de su afirmación, que no leía a otros porque no quería ser influida.

En los días de la Ilustración los genios se preguntaban cuál sería la mejor biblioteca entre dos de mil ejemplares, una con mil copias de la Eneida de Virgilio, que por siglos se consideró la obra perfecta, y otra que entre sus mil ejemplares tuviera un ejemplar de la Eneida. La respuesta se inclinaba por la segunda, pero con el tiempo se ha perdido la tradición de que todo autor debería de pasar por la experiencia de la Eneida (antes era, además, en latín), y se ha sustituido por la moda, olvidando los registros del pasado, volcándonos en las novedades o, aún peor, a lo que se hace en la aldea, que es lo mismo que limitar el universo, muy lejos del poder que la ilusión de la perfección.

Si las instituciones del Estado hacen del arte y la literatura una actividad de relleno, de distracción de parque con quiosco en aldeas de agricultores, nunca pasaremos del corredor, enroscados y atribulados como macetas con geranios y lechuguilla parásita, pero si damos la opción a los jóvenes de aproximarlos al abismo de lo grandioso, si se abre la ventana de lo infinito y se comprende que tan infinita es la cuenta de los números enteros como la de los pares o impares, siendo partes pero igualmente infinitas, en un mundo real donde todo es finito, podría suscitarse una nueva generación espléndida y brillante.

Para que surjan figuras que expresen nuestra identidad, deben sensibilizarse a los jóvenes bajo la sombra de la estética mayor, con plena libertad, o continuaremos viviendo de los accidentes individuales que luego pasan inadvertidos hasta la conmemoración del centenario de su partida. La sensibilidad se cultiva, y Guatemala es tierra fértil.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
WWE hace equipo con A&E en especiales de biografía

Las compañías se están asociando para una serie de especiales de biografías y especiales de personajes de la lucha libre

noticia Alessandro Mecca
La importancia de hundirse como caballeros

Una patria, ahora sí, firme y duradera siempre recordando que una democracia muere si no hay nadie dispuesto a defenderla.

noticia
Thalía cumple su sueño de protagonizar portada de Vogue

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Rescatan a bebé de un año que fue maltratada por su madre

otras-noticias

Adiós a Yolanda Coronado, dama del teatro guatemalteco

otras-noticias

Inhabilitan carriles de la Calzada Roosevelt por colapso de drenaje

otras-noticias

Publicidad