[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Desafíos del gobierno entrante

opinion

¿Qué hacer con los supremos poderes fácticos?

Un nuevo gobierno es siempre una ventana de oportunidad. Giammattei presidirá el décimo gobierno del periodo democrático. A juzgar por los bajos índices de aprobación de todos los gobernantes al final de su periodo, hemos perdido una tras otra esas ocasiones de superar la postración.

En un sistema político de reelección continua, ninguno de ellos hubiese sido reconfirmado. Pero es probable que, si la reelección fuese después de uno o varios periodos de gobierno, más de alguno de esos mandatarios habría sido elegido otra vez, sea porque las malas gestiones de los sucesores despiertan la nostalgia de los electores, sea porque, transcurridos los años, se reconoce algún legado.

Desde luego, son los gobernantes y sus circunstancias. No ha habido un solo mandatario o líder político que se libre de los condicionamientos. Pero hay restricciones sanas e insanas. Sanas –e indispensables– son las que se desprenden del sistema democrático de contrapesos. Insanas, las que ejercen los poderes fácticos con total supremacía sobre el poder democrático. Es nuestro caso.

Como quedó demostrado judicialmente en los últimos cuatro años, la soga preferida de esos poderes fácticos es el financiamiento electoral ilícito. El MP y la CICIG solo alcanzaron a demostrar fuentes legales de financiamiento, que han venido perdiendo peso relativo ante el volumen de dinero que el crimen organizado invierte en la política. En el caso del dinero legal hay por lo general dos motivaciones. Una es ganar derecho de picaporte en el gobierno o no perder privilegios; otra es no quedar fuera de la foto, o sea, contribuir para no ganar un gobierno hostil.

El financiamiento del crimen organizado se expresa mediante otro lenguaje. Desafía abiertamente el poder del Estado ante el incumplimiento o lo que puede considerar traición.

Aunque la macroeconomía tenga buen semblante, esa combinación de factores conduce al Estado fallido: pérdida de soberanía sobre amplios bolsones del territorio, ruptura de hecho en la cadena de mando, sea por captura o cooptación del Estado, incapacidad de prestación de los servicios básicos y éxodo de gran parte de la población.

¿Cómo se puede plantar un nuevo gobierno ante esos condicionamientos, que han arrastrado al fracaso a sus antecesores? No tiene opción más que la ciudadanía. Para nada es una invitación al populismo: es el aliento para el ejercicio de un arte abandonado de la política democrática.

El fracaso de la gestión de tantos gobiernos ha profundizado los problemas cotidianos de la gente, al punto que no es posible ver la luz al final del túnel. El presidente menos condicionado en su gestación ha sido Jimmy Morales y, por inútil, resultó el peor. El nuevo gobierno deberá empezar por descombrar las instituciones, a fin de recuperar cierta capacidad de prestación de servicios básicos. Hereda una polarización ideológica inédita desde la firma de la paz, y conflictos sociales en expansión. Por eso su método irrenunciable deberá ser la concertación.

Los políticos son parte del problema, y el sector privado organizado es percibido como egoísta y, desde que decidió arropar a Jimmy Morales, ha disminuido su credibilidad (de acuerdo con las encuestas). Aun así, el gobierno entrante debe trabajar con ellos. Pero no solo con ellos. El país está urgido de otro modelo económico. Esos políticos y ese sector privado, aunque sofistiquen su lenguaje, no salen su zona de confort. Deberá estimularse la emergencia de actores sociales, políticos y económicos que están dispuestos a hacer las cosas de manera diferente para obtener otros resultados.

Me pregunto, ¿qué otras maneras habrá para librar un atasco que ya cobra, por desnutrición, violencia criminal y migración, más vidas humanas que el conflicto armado? Y para aflojarse de los condicionamientos fácticos…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Llega Paramount+

La compañía se suma a la guerra del “streaming”. Estará disponible en la región en marzo.

noticia Roberto Antonio Wagner
El contrataque de China

China también aprovechó el 2020 para modernizar y aumentar sus capacidades militares.

noticia Redacción/ elPeriódico
Hasta siempre, Bob Porter

El músico estadounidense-guatemalteco murió el jueves pasado.



Más en esta sección

Tak’alik’ Ab’aj busca ser Patrimonio de la Humanidad

otras-noticias

Embajador de EE.UU: “Nuestra frontera permanece cerrada para los que quieran entrar de manera irregular”

otras-noticias

Conoce los siete finalistas del premio Carro Europeo del Año 2021

otras-noticias

Publicidad