[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Pon tus barbas a remojar

opinion

Quien con una luz se pierde.

Vivimos contrastes entre modernidad y apego a lo tradicional, entre globalización y nacionalismos, entre coexistencia en la diversidad y la polarización ideológica, étnica, religiosa, de género o de clases. Vemos cómo imperan descalificaciones mutuas entre grupos e intereses encontrados, siendo testigos de enfrentamientos y convulsiones en muchos países y sociedades, desde el Reino Unido y la Unión Europea, España y Cataluña, Estados Unidos y China, Venezuela, Perú, Nicaragua, Honduras, Ecuador o Chile.

Hace una semana, fuimos testigos de concurridas protestas en Chile, con expresiones de violencia inusitada patrocinada por los más extremistas y radicales (en río revuelto, ganancia de pescadores), pero que otra vez pone de manifiesto que la población, especialmente la más joven, vuelve a expresar su descontento en contra de la situación imperante, pero sin tener una propuesta alternativa, viable, realista y sostenible, o volver a caer en planteamientos regresivos trasnochados, con posturas y experimentos fallidos del pasado que tampoco fueron solución.

Guardando la debida distancia entre nuestro país y Chile, porque los indicadores económicos, sociales y políticos son muy diferentes respecto del país hermano al sur del continente, la brecha es grave entre quienes están en la cúspide de la pirámide social y quienes están en la base, tanto en un país como en el otro, porque la diferencia entre el ingreso per cápita anual entre uno y el otro es amplia: US$4 mil 534 en Guatemala, y US$15 mil 923 en Chile que tiene una clase media estimada del 44 por ciento, mientras en Guatemala no supera el 15 por ciento.

Según el BID (publicado por elPeriódico del 3 de octubre de 2018), se estima que en Guatemala el 36.1 por ciento de la población vive en extrema pobreza (con ingresos de menos de US$3.1 al día); que el 18.6 por ciento vive en pobreza (hasta US$5 al día); que el 30.6 por ciento vive en una situación vulnerable (hasta US$12 al día); que la clase media es 14.4 por ciento (entre US$12 y US$62 al día); y, que el 0.3 por ciento es clase alta (con más de US$62 al día).

Un antiguo refrán dice que cuando veas quemar las barbas de tu vecino, pon las tuyas a remojar, en un sentido alegórico preventivo para evitar que te ocurra lo mismo, porque siempre es mejor aprender en carne ajena que en la propia. Pero lamentablemente en Guatemala se sigue enfatizando más en las debilidades y amenazas, que en las enormes fortalezas y oportunidades existentes.

Ojalá que, con el nuevo gobierno, se busque y construyan acuerdos mínimos que favorezcan la gobernanza y se logre el avance no solo económico sino también social del país, con la participación de todos los sectores que comulguen en lo constructivo e inclusivo, en un contexto pacífico en donde impere el respeto mutuo y el reconocimiento de las diferencias, dentro de un espíritu de unidad que reduzca la crispación y la exacerbada confrontación reciente.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Desempleo cae en Costa Rica pero sigue en niveles históricos por pandemia
noticia AFP
Trump califica su discurso antes de la toma del Capitolio como “totalmente apropiado”

Trump calificó las restricciones de las redes sociales como un “error catastrófico”.

noticia Orlando Sierra/ AFP
Y la caravana continúa


Más en esta sección

Dos exposiciones para ver en tu próxima visita a La Antigua

otras-noticias

Juramentación de Moto debilita la integridad de la CC señala funcionaria de EE.UU.

otras-noticias

Oposición busca formar una alianza en Nicaragua para enfrentar a sandinistas

otras-noticias

Publicidad