[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ancestras

opinion

En memoria de Carmelina Jiménez “Mencha”.

 

La nobleza no es un sustantivo normalizado en el mundo o nuestra sociedad. No hay investigaciones sobre ella; no forma parte de documentos fundacionales del Estado, decretos presidenciales, o iniciativas de ley que siguen ahogándonos en la infamia y la corrupción.

La nobleza existe y camina sigilosa, amenazada por fanatismos religiosos que profundizan los mecanismos de control y alienación. Más personas de las que pensamos la llevan prendida como signo de afirmación y rebeldía, mientras con sus manos curanderas cocinan brebajes para el alma.

¿Por qué hablar de nobleza mientras a nuestro alrededor se consolidan ignominias como la denegación en la petición de recusar a la jueza Claudette Domínguez en el caso CREOMPAZ, por sus aberrantes decisiones, así como sus actuaciones en el de violencia sexual Achí?; o el Estado de sitio extendido en el tiempo y el espacio, y con él la militarización y sus efectos; el crimen de condenar a niñas y adolescentes a llevar a término embarazos, productos de violaciones; la desaparición diaria de mujeres; el hambre, el despojo, la violencia, la criminalización, los asesinatos a personas defensoras de la vida y el territorio; la avaricia de las élites económicas y la clase política rastrera al frente de los organismos del Estado.

Hay hastío en continuar señalando el retorcimiento de los operadores del sistema para garantizar impunidad a corruptos y genocidas, y sepultar cualquier esperanza de justicia.

Desde hace algunos años varias feministas tomamos la decisión política de habitar nuestro desasosiego frente a esto, para plantear una organización social ajena a la acumulación y el despojo, que, sin pretensiones “románticas”, potencie la vida plena y el reconocimiento de todas las personas y los seres; cuidar la vida digna, el agua, el aire. Para ello hemos recuperado memorias; interpretamos nuestra historia personal y colectiva; discutimos sobre las relaciones sociales desde la ética; sobre lo simbólico y la sexualidad como potencia creadora.

Nombramos a nuestras ancestras y le seguimos la huella a su nobleza para crear y proveer; cocinar alimentos entre paciencia, lágrimas e ilusiones, en medio de canciones reinventadas o reclamando nuestros desenfados y torpezas. Ellas han nutrido el cuerpo y alma de alegrías, lecturas, juegos y sueños prendidos a nuestros pasos. Muchas veces lo hicieron en medio de la persecución, la muerte, la desaparición y el exilio; alertas a los peligros, construyeron vínculos de bondad, hilvanaron nuestra libertad con hermosura, ajenas al consumismo y la invasión tecnológica. Esa nobleza es realidad más allá de la muerte y sus decretos; existe, abunda y la necesitamos para nuestra acción política, la del encuentro, el diálogo y la articulación, para reconectar nuestra angustia personal a la del planeta que clama. Nuestra apuesta es colectiva, por eso cuesta tanto consolidarla. Para las élites económicas o políticas/militares todo es cuestión de convertirse en corporaciones, para nosotras es preservar la nobleza de las ancestras que han hecho posible que estemos vivas para celebrarlas a ellas y su terca y desbordada ternura nutricia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Una historia del jazz en Francia
noticia Gonzalo Marroquín Godoy / ENFOQUE
La batalla por la CC y el papel institucional

No basta con decir que se es honesto y transparente… ¡hay que demostrarlo! La selección de magistrados debe hacerse de tal manera, que se garantice la independencia de la CC.

noticia Mónica Ojeda
Terremoto

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Los empleados rusos que se nieguen a vacunarse podrán ser despedidos sin sueldo

otras-noticias

Exmilitares realizarán bloqueos de carreteras mañana

otras-noticias

Vehículo cae en hundimiento en zona 7 de Mixco

otras-noticias

Publicidad