[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El presupuesto es peor que un infame colador

opinion

El Estado es cada vez más grande pero en el lugar equivocado.

 

El presupuesto del Estado para el año próximo, que está siendo estudiado en el Congreso de la República, es completamente irrealista porque no toma en cuenta que estamos en un periodo de desaceleración de la economía guatemalteca y mundial; es un presupuesto desfinanciado, que además, como ha ocurrido con todos los anteriores, la parte de los egresos es un infame colador, en donde hay desperdicio de los fondos públicos, sin ninguna apuesta a mejorar la calidad del gasto. Es solo más de lo mismo, aunque esta vez en un momento económicamente delicado.

Contrario a lo que se dice y cree, el Estado de Guatemala no ha venido haciéndose más pequeño, sino que, por el contrario, cada vez más grande, con más grasa que músculo, en gran parte, destinado a gastos superfluos y al pago de una cada vez mayor burocracia parasitaria, que en el mes de noviembre estará pidiendo toda clase de bonos extraordinarios. No hay presencia del Estado en muchos rincones del país porque la presencia del Estado solo crece en el Congreso, en los cada vez más inflados Ministerios, crece en corrupción, despilfarro y en los pactos colectivos de trabajo, que no están de acuerdo con la realidad de un pueblo pobre.

Y mientras todos vemos con pánico cómo se quiere gastar más de lo que ingresa, vemos también con horror cómo los funcionarios, magistrados y dignatarios seguirán, sin cortapisas, utilizando a su sabor y antojo los fondos públicos. En el Congreso, el gasto superfluo es obsceno. Así, un diputado gastó más de veinte mil quetzales para ir a Israel a un desayuno de oración. Yo te pregunto, ¿habría ido ese diputado a ese desayuno de oración con fondos propios? Claro que no; pero no le importó el gasto porque eran fondos públicos. ¡Infame él y los que aprobaron el viaje! Estoy seguro que esa oración no la oye Dios.

El lunes pasado, elPeriódico publicó un extenso y bien documentado reportaje titulado La “dolce vita” de algunos diputados del Pacto de Corruptos en el que muestra, con facturas de restaurantes, cómo a los padres putativos de la Patria les gusta la buena vida con dinero ajeno. Así, en el mes de junio pasado, el diputado Manuel Giordano, se gastó más de 14 mil quetzales en un restaurante de mariscos de la zona 15 capitalina. Entre las viandas preferidas de los diputados del “pacto de corruptos” figuraron trucha con almendras, pescado mero, sashimi de salmón, calamares en su tinta, néctar del olimpo grande y así sucesivamente. ¡Esos diputados no representan al pueblo sino a su estómago!

Pagados los impuestos, con tu dinero, ganado honradamente, puedes ir a comer camarones con tu familia y tus amigos, pero es infame hacerlo con dinero del Estado, en un país en el que uno de cada dos niños está desnutrido.

En la gráfica inserta, que recientemente mostró en público la exministra de Educación, ingeniera María del Carmen Aceña, una de las personas que por sus investigaciones y labor de campo conoce mejor que nadie la educación en Guatemala, apreciamos con horror cómo mientras el presupuesto del Ministerio de Educación va en alza, la tasa neta de cobertura primaria va bajando.

Esto no es, en absoluto, nada de extrañar, porque los gobiernos se han dejado chantajear por el dirigente sindical Joviel Acevedo, dándole a los maestros aumentos salariales a cambio de nada, en una educación pública sin ninguna calidad ni excelencia, porque mientras el mercado laboral demanda graduados que sepan inglés, matemáticas, uso de excel, lenguaje… a los estudiantes de los establecimientos públicos se les da enseñanza del siglo XIX con temas como los viajes de Cristóbal Colón, que aprenden al dedillo.

En Guatemala, mientras algunos jóvenes reciben una educación de primera, a tono con el mundo globalizado, otros, especialmente en los centros de educación pública, reciben enseñanza de quinta categoría, son quienes ya graduados no podrán salir a comerse al mundo, sino a que el mundo se los coma a ellos. Todo esto no es un asunto de izquierdas o derechas sino de conciencia y de dos dedos de frente.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Aquiles Faillace
Fatiga pandémica: caos y desconsuelo en la población, ante tanta ineptitud en el manejo de la crisis

Ya brincó la liebre, el verdadero motivo de la falta de vacunas es la compra de hospitales temporales y venta de ivermectina.

noticia Paula Irene del Cid Vargas / La Cuerda
Salud individual, bien común

El Estado de Guatemala tiene la obligación de garantizar la salud de toda la población.

noticia Europa Press
Existe el riesgo de padecer enfermedades mentales tras el COVID-19

La Asociación Médica Británica ha advertido de que las consecuencias de la pandemia para la salud mental serán “considerables”.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

CIEN indica que número de denuncias por extorsión se redujo en mayo

otras-noticias

Boris España, vetado por EE. UU. y favorecido por el sistema guatemalteco

otras-noticias

Delegación mexicana entregará donación de vacunas

otras-noticias

Publicidad