[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Del ahorro a la inversión

opinion

En Guatemala las opciones para invertir disponibles para los ahorradores son muy escasas.

 

Guatemala es un país que ahorra poco, apenas un trece por ciento del Producto Interno Bruto, porcentaje que se sitúa muy por debajo del cuarenta y siete por ciento que ahorran los chinos por ejemplo; por debajo del diez y ocho por ciento de la media latinoamericana y prácticamente al mismo nivel de muchos países africanos que rondan el diez por ciento o menos.

El ahorro es el resultado de la decisión de las personas de diferir la satisfacción de sus necesidades inmediatas, con el propósito de satisfacer necesidades futuras. Las personas que ahorran son previsoras y para hacerlo normalmente utilizan el sistema bancario por la confianza que generan estas instituciones reguladas por el Estado.

Hasta allí todo en orden. El problema de utilizar esta opción es la tasa de interés que se obtiene en las cuentas de ahorro o depósitos a plazo, que oscilan en Guatemala entre un cuatro a seis por ciento anual, en moneda local. Si ajustamos estas tasas, descontando la inflación, que no es otra cosa que la pérdida del poder adquisitivo del dinero, la tasa neta que le queda al ahorrante es escasamente un uno por ciento o un poquito más.

No es algo que pasa solo en nuestro país, en Europa y Japón desde hace algunos años la tasa de interés es negativa, es decir el ahorrante debe pagar para que el banco reciba su dinero. Así es de alarmante la situación. A todas luces esta tasa remanente es insuficiente para aumentar el patrimonio del ahorrante y menos aún como fuente de renta futura sostenible. En otras palabras, el ahorro en Guatemala y en muchos países desarrollados, hoy por hoy no es un buen negocio. Está demostrado que la forma más común para aumentar el patrimonio personal o familiar dentro del sistema capitalista en el que vivimos es a través de la inversión.

La diferencia entre el ahorro y la inversión está definida por la relación rentabilidad-riesgo. Es decir, si soy un ahorrante, deposito mi dinero en un banco el cual me paga una tasa de interés exigua dándome a cambio la seguridad que cuando necesite el dinero puedo recuperarlo con bastante certeza. Si soy un inversionista, aspiro a obtener una mayor rentabilidad por mi dinero y estoy dispuesto a asumir un mayor riesgo.

Como reza el dicho, “Quién no arriesga, no gana”.

Asumir riesgos es parte de nuestra vida, lo hacemos constantemente aunque muchas veces de forma inconsciente. En el mundo financiero asumir riesgos es común y la única forma de multiplicar los recursos excedentes. Esta es una de las maravillas del capitalismo, prácticamente todas las personas tienen la posibilidad de ahorrar, de convertirse en inversionistas y por lo tanto de crear riqueza propia. Los países desarrollados no solo tienen tasas de ahorro bastante elevadas sino que han incentivado una cultura de inversión inclusive en las generaciones más jóvenes. En esos países las opciones y oportunidades de inversión son múltiples como la compra de bonos de los Estados o corporativos, de acciones de empresas que cotizan en las bolsas de valores, de contratos de materias primas como el oro o la plata, etc.

En Guatemala las opciones para invertir disponibles para los ahorradores son muy escasas. Con una economía que supera US$82 mil millones, la más grande de Centroamérica, hoy más que nunca requiere de un sistema financiero mucho más diversificado y dinámico, que incorpore componentes básicos como la banca de inversión, fondos de pensiones, fondos de inversión de capital privado, entre otros, que permitan financiar el crecimiento acelerado de las empresas y a los emprendedores. Un sistema financiero que promueva y democratice la inversión es un escalón absolutamente necesario en nuestro camino al desarrollo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Estos consejos te ayudarán a manejar las finanzas con tu pareja
noticia AFP
Diseñan un robot con forma de medusa para explorar los corales

El robot, formado por una cabeza de goma que termina en ocho “tentáculos” fabricados con una impresora 3D, utiliza un sistema basado en la resonancia para propulsarse.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Esta escultora da vida a recuerdos y memorias creando moldes especiales para sus clientes


Más en esta sección

California relaja medidas contra el COVID para reabrir Disneyland en abril

otras-noticias

Un nuevo proyecto de Harry Potter estaría en desarrollo

otras-noticias

Guatemalteca recibe premio por parte del Foro Económico Mundial

otras-noticias

Publicidad