[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El Estado de Sitio debe respetar los derechos humanos

opinion

Quienes quieran que hayan sido, bajo cualquier motivo, merecen la persecución penal y su procesamiento judicial.

 

Lo sucedido en la comunidad Semuy II, El Estor, Izabal, en donde fueron asesinados tres soldados, debe de ser una alerta, sobre todo porque estos hechos reflejan la conflictividad social y la presencia del crimen organizado en más de mil puntos en el país.

Las descripciones de las fuerzas de seguridad y las averiguaciones previas oficiales dan cuenta que los soldados fueron asesinados a sangre fría y a quemarropa, incluso uno de ellos con el rostro desfigurado. Quienes quieran que hayan sido, bajo cualquier motivo, merecen la persecución penal y su procesamiento judicial.

Hay algunos sectores sociales que argumentan que la patrulla militar merodeaba la comunidad de Semuy II y que eso atemorizó a quienes habitan en el lugar, mientras la versión oficial da cuenta que el grupo de seguridad militar realizaba un reconocimiento tras una información de una traza aérea cargada con droga. Los hechos comprobables son que hay tres soldados asesinados y que será el MP quien a través de una investigación deduzca responsabilidades.

A partir de este acontecimiento deleznable el Gobierno Central ha decretado Estado de Sitio en varios municipios de Izabal, Alta Verapaz y Zacapa como respuesta del Estado. En ese sentido, dicha figura jurídica de la Ley de Orden Público debería servir no solo para aclarar el caso, sino para desmantelar a estructuras del crimen organizado y en particular del narcotráfico que operan justamente con mayor presencia en esos tres departamentos.

El Gobierno debe de utilizar esta herramienta legal para desmantelar al crimen organizado pero debe ser sumamente cuidadoso de respetar los derechos humanos de las personas y de no criminalizar a las organizaciones comunitarias que llevan consigo luchas ancestrales e históricas, en particular en contra de las industrias extractivas, el despojo y la destrucción de la naturaleza.

Asimismo, Jimmy Morales y su cúpula militar deben de ser transparentes en la utilización de los recursos que sean asignados para implementar el Estado de Sitio, mientras que el Congreso deberá de fiscalizar y pedir cuentas sobre cada centavo gastado en estos operativos.

Esta tragedia también ha provocado la atención nacional e internacional sobre un asunto que ya está instalado en el país: La presencia del narcotráfico en casi toda Guatemala, la utilización de los espacios donde no hay Estado, la presión de los narcos en contra de las comunidades para que colaboren, y la ley del narco y no la del marco constitucional.

Si el gobierno de Morales no actúa en contra del narco y su avanzada para copar territorios, es altamente probable que Guatemala se convierta en una plaza de distintas organizaciones criminales que empezarán a luchar por controlarla y eso conlleva violencia y guerra cruenta.

Mis condolencias a la familia de los militares asesinados, así como también a las familias de los policías que han caído en el cumplimiento de su deber. Espero que la justicia encuentre y procese a los responsables de estos actos que atentan en contra del Estado de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia B. Lix/I.Espinoza / elPeriódico
Emilia, moda consciente ¿Quién hace tu ropa?
noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Capturan a uno de los más buscados en Puerto San José, Escuintla
noticia
Banco Industrial y Mastercard en alianza premian a seguidores guatemaltecos de la UEFA Champions League


Más en esta sección

Guatemala registra otros 64 muertos por la COVID-19 y 2 mil 639 nuevos contagios

otras-noticias

Estos serán los puntos de encuentro del Paro Nacional convocado para mañana

otras-noticias

Erika Aifán presenta recusación en contra de tres magistrados de la CSJ

otras-noticias

Publicidad