[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Debe aprobarse un presupuesto pragmático

opinion

No les importa que el estado no tenga capacidad de pago.

 

Conforme la Constitución, el Presidente, por medio del Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin), debe someter al Congreso, para su aprobación antes de 30 días de entrar en vigencia (30 de noviembre), con no menos de 120 días de anticipación a la fecha en que principiará el ejercicio fiscal (1 de septiembre), el proyecto de presupuesto que contenga, en forma programática, el detalle de los ingresos y egresos del Estado.

Como se sabe, cada año los expertos del Minfin elaboran el proyecto presupuestario para el ejercicio fiscal del año siguiente, que, en realidad, es una suerte de presupuesto del Organismo Ejecutivo con anexos (aportes), y no un presupuesto consolidado del Estado, extremo que contraviene la Constitución.

Asimismo, la propuesta presupuestaria anual es esencialmente la misma que se presentó para el ejercicio fiscal anterior, solo que en las respectivas partidas siempre se incorporan cifras mayores, especialmente aquellas que revisten interés político. Además, los rubros presupuestarios siempre se ajustan a partir de los egresos proyectados y no de los ingresos efectivos, lo cual, además de anti técnico, anticipa un déficit fiscal mayor del estimado.

Además, aunque la Constitución dicta que la estructura del presupuesto debe ser programática y que el instrumento presupuestario debe expresarse por programas (proyectos y planes), en realidad lo que se reedita anualmente es un presupuesto por partidas. Luego, los supuestos objetivos, premisas, metas y resultados estratégicos esperados no son los que originan las partidas, los espacios y los créditos presupuestarios. En la práctica, lo que se autoriza es un techo máximo de gasto, que siempre es susceptible de elevarse, así como de ilimitadas reprogramaciones y transferencias de partidas y fondos.

Lo anterior sin perjuicio de que las proyecciones de ingresos fiscales siempre se sobreestiman, por lo que el déficit fiscal también se subestima, dando pie a desequilibrios financieros, que terminan financiándose a través de la contratación de más deuda pública o de cargar con más impuestos a la población.

Por otro lado, el gasto de inversión se ejecuta con dificultad y el gasto de funcionamiento del sector público aumenta incesantemente debido principalmente: (i) a la creciente e incontrolable burocratización; (ii) al obligado cumplimiento de los lesivos pactos colectivos de condiciones de trabajo en el sector público; (iii) a los opacos y discrecionales fideicomisos de ejecución de gasto público; (iv) a los progresivos e irracionales programas clientelares; (v) a la corrupción endémica; y (vi) al indescifrable “fondo común”. Sin duda, estos son los “agujeros negros” del sector público, que se tragan todo y más.

No es un secreto que los expertos del Minfin asumen como un paradigma presupuestario que el gasto público es inercial, o sea que aumenta progresiva e ilimitadamente, sin importar que las expectativas económicas del país sean positivas o negativas.

Por otro lado, los principios de disciplina fiscal y equilibrio presupuestario, que proscriben el déficit fiscal (exceso de los gastos sobre los ingresos), no son observados por los expertos en la construcción del presupuesto estatal. Por el contrario, estos asumen la existencia de un creciente déficit fiscal como algo normal, sin reparar mucho en que para financiarlo deba recurrirse a más endeudamiento público o a más impuestos. Por supuesto, al efecto les importa poco que el Estado no tenga capacidad de pago de las amortizaciones e intereses de los préstamos, ni que la economía esté deprimida.

“Nadie piensa, donde todos lucran; nadie sueña, donde todos tragan”, afirma con razón José Ingenieros.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Desaparece barco con 20 personas tras zarpar de Bahamas hacia EEUU
noticia AFP
El Salvador cumple 20 años de dolarización

Junto con Ecuador y Panamá son los únicos tres países dolarizados de América Latina.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Sala da trámite al antejuicio contra Neto Bran

La FECI señala al alcalde de Mixco de influir en la comuna que dirige para contratar a Rolando Moisés Pérez, un operador de netcenter que amenazó a operadores de justicia.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

360° A vuelo de pájaro

otras-noticias

No a la represión a nuestros hermanos

otras-noticias

Publicidad