[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El acuerdo político

opinion

Erradicar desigualdades a través de acuerdos.

 

Estado fracasado. Frase lapidaria con que se califica al Estado guatemalteco: incapaz de proveer rutas al bien común. Un Estado antropófago: devora a sus mejores hijos. Signado por el pecado original: colonial, totalitario, esclavista. Pero, ahora no vayamos tan lejos. Dejemos la percepción histórica de Estado bárbaro. Vamos a la década de los ochenta Washington decreta el “achicamiento” del Estado. De aquello para acá: empresas públicas que generaban ingresos, pasaron a manos privadas, los servicios públicos disminuyeron, y…la debacle: La pobreza creció, desigualdades en ascenso, las viejas fortunas crecen y traspasan fronteras. Tierra y agua devinieron en mercancías, rápidamente “adquiridas”. La empresa pasa a ser el referente político y el mercado el árbitro mundial. El Estado –chico– garantiza represión y falsa ilusión de desarrollo.

Significa esta perorata, que debemos abandonar la batalla por la influencia política en el Estado. No. Absolutamente no. Aquella entidad enclenque. Ahora en manos circenses, hipócritas y predestinadas. Debe ser el centro de la reconstrucción institucional y política de este país. El epicentro sin embargo, está en la sociedad. Los partidos políticos, fuertes, estructurados, con cuadros e ideología, obviamente son parte de la solución –eso esperamos. No significa expulsar por anticipado a la futura administración pública de los debates y reformas para conseguir el Estado que necesitamos. Son pieza –clave. Deben eso sí, mostrar que son estadistas. En tanto ello. Pues la incredulidad que les circunda. Corresponde a las organizaciones sociales, populares, empresarios honestos. Entes pensantes, realmente emprendedores, a todos quienes interesa un Estado democrático, sin racismo y promotor de condiciones equitativas al desarrollo. Sectores que están dispuestos a enterrar el hacha del veto y el sabotaje político. ¿Tarea difícil? Sí. Alcanzar un acuerdo político, es ya un problema, cumplirlo, lo será más. Sin embargo, los guatemaltecos debemos darnos aquella oportunidad. Erradicar desnutrición, migración, asalto al erario público, depredación ambiental y acaparamiento agrario, es una responsabilidad moral y ética.

¿Es posible un acuerdo político en las condiciones actuales? Sí. Es más, no hay opción. El diálogo previo deberá tomar en cuenta las asimetrías sociales y considerar, el reclamo por reglas claras y políticas atemporales. Como una decisión estratégica que favorezca a todos: sectores populares, sociales y empresarios honestos y no solamente –como ahora– al círculo que presume derecho de veto. Para esta generación, es oportunidad única de aportar al país. La parcial renovación del Congreso opera en positivo. A propósito, recomiendo releer: La Fascinación por la Moncloa: del pacto entre elites al acuerdo social, de Fernando Valdez, 2009. Vigente y aleccionador.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
El juicio político de Trump comenzará la semana del 8 de febrero
noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Pese a la pandemia las remesas crecieron ocho por ciento en 2020

Los hogares guatemaltecos recibieron más de US$11.3 millardos el año pasado.

noticia Carlos A. Rodas Minondo
“ GRAN AÑO 2021…” ( Siempre agradecer, aportar y ver las grandes oportunidades y bendiciones que tenemos en nuestra vida para este nuevo año 2021…)


Más en esta sección

Empresas ofrecerán más de 2 mil plazas laborales para personas con discapacidad

otras-noticias

Hermano de diputada Sofia Hernández es hospitalizado en el San Juan de Dios

otras-noticias

El FMI ve “grandes divergencias” en la recuperación y alza en la desigualdad

otras-noticias

Publicidad