[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Más moderno imposible

opinion

El nuevo gobierno debe enfocarse en una nueva generación de política pública con una agenda tecnológica dirigida a transformar la realidad social.

 

Expertos dicen que el blockchain es una infraestructura –cadena de bloques– que permite construir sobre Internet, y crear otra capa en la que las personas intercambian valor. El próximo ciclo es descentralización, sujeto a que la tecnología pueda aplicarse reconfigurando el funcionamiento de modelos de negocios, incluida la banca. En combinación con la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, big data, biotecnología, drones y la computación cuántica etcétera, el mundo cambiará provocando la desaparición del Estado, la democracia liberal, y que la autoridad de las religiones dependa de la veracidad de sus doctrinas fácticas. La confianza de los fieles en dogmas –si hay– será provisional y las contradicciones sobre los métodos a seguir, fundamentales para un conocimiento fiable del mundo. Si es perverso, admirable o demencial lo decide cada cual. La pregunta es: qué pasará con el Islam como ideología al ser lo mismo política, guerra y fe. Mientras tanto, hay que familiarizarse con la realidad virtual, esperando que la memoria no acumule saudades ficticias y regrese la ilusión de la juventud, al caos de la pasión y los deseos sin razones genéticas.

El blockchain es un sistema revolucionario, una base de datos global que funciona en millones de dispositivos abiertos, en el que no solo la información sino cualquier cosa de valor, dinero, títulos, documentos de identidad, pueden moverse y vender de forma segura con la fiabilidad establecida por un código inteligente, en lugar de intermediarios, bancos o gobiernos. Con la tecnología 5G, llega el momento de establecer qué tareas queremos que los ordenadores NO hagan, –aunque las hagan mejor– no en que nos sustituyan los robots. Todo cambia con la nueva metodología de la enseñanza, convirtiéndose la gente en lo que piensa sustituyendo la educación por el aprendizaje sin clases presenciales, estimulando la curiosidad de los ávidos de aprender según sus necesidades. En la cuarta revolución industrial si cambia la mentalidad cambia todo.

El nuevo gobierno debe enfocarse en una nueva generación de política pública con una agenda tecnológica dirigida a transformar la realidad social, creando un órgano de regulación sólido que proteja los intereses del país y no regalar las frecuencias de radio, televisión y telefonía incluida la banda 4G, a las empresas que ganan millones de dólares en ese negocio, sin pagar regalías. Las telefónicas pagaron en México US$12 mil millones, debiendo pagar en Guatemala –sin hacerlo– unos US$1,200 millones. ¿Corrupción? ¡Investiguen! La licitación de la banda 5G, debe ser un proceso transparente con regulaciones diferentes, al ser una plataforma de transformación social a través de la educación, no solo de comunicación. Alemania licitó la banda de 600 MHZ por 20 años pactando regalías por US$7 mil millones. ¿Y aquí? ¿Dónde está la responsabilidad social y legal del duopolio telefónico operando gratis la banda 4G? ¿Harán lo mismo con la 5G?

Por si fuera poco Trump exhibe los vicios del poder, imponiendo un acuerdo migratorio con fines electorales imposible de cumplir, dañando la cohesión social y la integridad del Estado causando trastornos de todo tipo, sin reparar que el tercer lugar seguro ideal para recibir migrantes es Guantánamo, no Guatemala. Sin negociadores capaces de defender con dignidad los intereses del país, Degenhart que apenas sabe sumar, firmó sin leer ese acuerdo ingrato en lugar de Jovel, que divide bien peleando con todos. La vertiente fundamentalista apátrida y sádica que los apoya vela por el derecho de su nariz, sin importarle el pueblo, adorando fascinada su único dios: el dinero. ¿Quién dijo que desaparecieron los dinosaurios? ¿Dónde andará la izquierda pura extra virgen? Y aunque en el papel somos libres, la realidad dice otra cosa. Felicitaciones a la soprano Adriana González por su resonante triunfo en el certamen OPERALIA 2019, realizado en la República Checa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Roberto Moreno Godoy
Santiago El Mayor

Celebran al Santo Patrón de España.

noticia Marcela Gereda
Consecuencias del nocivo discurso de Trump

Estados Unidos y el nocivo discurso de Trump criminaliza la migración indocumentada por razones de política interna.

noticia Editorial
Fideicomisos en el presupuesto estatal


Más en esta sección

Ejecutivo quiere terminar el año haciendo compras por excepción

otras-noticias

La del monodelespacio

otras-noticias

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

Publicidad