[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los Mendoza y la tierra milagrosa

opinion

“Una discreta aproximación a aquella realidad puede obtenerse, por de pronto, resumiendo muy brevemente los pasos de unas diligencias –es decir unos trámites– encaminadas a componer tierras a favor de un encomendero”. Severo Martínez, La Patria del Criollo.

 

El impactante reportaje de periodismo investigativo de Oswaldo Hernández, en Plaza Pública, titulado “El clan Mendoza Matta: el agro según el crimen organizado”, lo pone a uno a pensar en la perduración de instituciones vetustas semicoloniales en la Guatemala de hoy, y sobre el consentimiento y acomodamiento de la justicia, mediante diligencias, a los abusos de los nuevos encomenderos: los caciques y narcocaciques, en convivencia con avispados señoritos del mundo corporativo guatemalense.

El reportaje y el seguimiento de este proceso retrata a esos nuevos personajes protagónicos desde abril del 2015, asumiendo el papel de alquimistas de las finanzas y los negocios, estudiados en colegios de postín, pero que no son más que burdos estafadores:

Salvador González alias Eco, el Mago Chévez, los hermanos Sinibaldi Aparicio, y en nuestro caso de hoy Roberto Montano Pellegrini, el conseguidor que se convirtió en el comprador formal corporativo del despojo petenero, efectuado por el patriarca del clan Mendoza, con la ayuda de agrimensores y leguleyos que Montano apalancó con recursos de un megafondo californiano de pensiones.

En el capítulo IV de La Patria del Criollo, “Tierra Milagrosa”, Severo Martínez interpreta el origen del latifundismo en Guatemala, amparado por el principio del Señorío, relaciones de confianza con el poder y diligencias procesales y judiciales, como la ejemplificada en dicho capítulo IV por el caso del criollo Alvarez de Santizo, manipulando incluso la “vista de ojos”, de una pretendida extensión que comprendía desde Comalapa hasta Tecpán Atitlán, con el interés de comenzar con el monocultivo de esos tiempos, el trigo, que los indígenas lugareños resistían porque solo les causaría obligaciones y molestias.

El nuevo entuerto que ha mandado a varios años de cárcel al Patriarca de los Mendoza retrata de cuerpo entero lo que ahora sucede en Petén: en los noventa, con ayuda del Registro de la Propiedad y el Instituto de Transformación Agraria –INTA– se buscó la titulación de tierras buscando a la vez el cercamiento y protección de la biósfera maya, con la ayuda de programas impulsados con la GIZ alemana (PROSELVA) y el Banco Interamericano de Desarrollo. Luego vino también el Fondo de Tierras; sin embargo, la titulación no estuvo acompañada del desarrollo de unidades productivas que consiguieran el crecimiento horizontal de la riqueza, y es entonces como el nuevo monocultivo, la ganadería y la destrucción del bosque natural para plantar vastas explotaciones forestales, siguiendo el frustrado modelo de Forestal Simpson, llegaron de la mano con el debilitamiento del Estado, los narcoalcaldes y demás fauna. Afortunadamente, un proceso que viene de las acciones de Iván Velásquez hoy se cristaliza con las más claras evidencias de ilícitos graves.

Si bien muchos cambios de forma han pasado desde Álvarez de Santizo hasta la llegada de los Mendoza y Montano, no está de más repensar en las conclusiones de Severo Martínez en “Tierra Milagrosa”: “el latifundismo guatemalteco tiene sus raíces en la colonia y es un vestigio colonial (…) la apropiación ilícita de tierras fue una de las principales modalidades de la formación de latifundios.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Anabella Giracca
La reforma

¿Para qué tipo de Estado?

noticia Ferdy Montepeque fmontepeque@elperiodico.com.gt
Herbert Melgar Padilla, el oyente de los gabinetes de Gobierno

Dos funcionarios aseguraron que el asesor “ad honorem” del Presidente participa en las reuniones del Ejecutivo, pero que desconocen su función.

 

noticia Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Buscan proteger a defensores de DD. HH.


Más en esta sección

elPeriódico World Review

otras-noticias

Con la pandemia a cuestas y en deuda, presidente de México cumple dos años de gobierno

otras-noticias

España anuncia la compra de 50 millones de dosis adicionales de vacunas anticovid

otras-noticias

Publicidad