[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

TCQ en el ojo del huracán

opinion

El contrato de usufructo oneroso celebrado entre la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ), a través del subinterventor de esta, y la entidad Terminal de Contenedores Quetzal, S.A. (TCQ), por el que la EPQ dio en usufructo oneroso a TCQ una fracción de 348,171.81 metros cuadrados del inmueble donde se localiza Puerto Quetzal, y otorgó a TCQ un contrato de obra (construcción de la terminal de contenedores) y la cesión del servicio público de “satisfacer la demanda de tráfico portuario, tanto para carga y descarga de mercaderías, como para el embarque y desembarque de personas, vuelve a ser noticia. En dicho negocio también invirtió el Banco Mundial, a través de la Corporación Financiera Internacional (IFC).

Efectivamente, el miércoles pasado, la Policía española detuvo a cuatro personas –entre ellas los empresarios Ángel Pérez-Maura y Adrián de la Joya–, en relación al caso Villarejo, relativo al procedimiento de extradición a Guatemala abierto a Pérez-Maura, cuya entrega fue denegada por la Audiencia Nacional.

Pérez-Maura habría contratado al comisario Villarejo para frenar una investigación contra la empresa portuaria TCQ en Guatemala y desactivar una posible extradición. Por este caso guarda prisión Juan José Suárez Meseguer.

Cabe recordar que el 15 de abril de 2016, el MP y la CICIG revelaron un nuevo caso de corrupción que implicaba al expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y a la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti Elías, denominado el “Caso TCQ”. Los exgobernantes habrían recibido sobornos por US$4.2 millones cada uno, negociados con directivos de Grup Maritim-Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB) y su filial en Guatemala, Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Los sindicados habrían negociado sobornos por US$24.4 millones para dejar operar a la compañía, aunque al final solo recibieron US$12 millones. Otros US$5.5 millones fueron entregados a otros grupos, para un total de US$30 millones, según detalla el MP. Pérez-Maura, quien era vicepresidente de TCB, habría sido el gestor de los sobornos.

En todo caso cabe recordar que la Sala Quinta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, en sentencia, declaró procedente la demanda de nulidad absoluta del contrato de usufructo oneroso celebrado entre EPQ y TCQ, planteada por la Procuraduría General de la Nación, en mayo de 2016.

El exinterventor de EPQ, Allan Herbert Marroquín Castillo, se encuentra prófugo de la justicia guatemalteca y pendiente de extradición de los EE. UU. desde 2016.

Sin duda, la detención de Ángel Pérez-Maura, quien se había librado de ser extraditado de España, es un detonante de nuevas investigaciones y revelaciones en torno al caso de corrupción TCQ.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia María Elena Schlesinger
Receta de las empanadas de leche

Ayer

noticia Nueva York, 19 nov (dpa)
La nueva tendencia en la red: Huir de Donald Trump
noticia José Barnoya
La sonrisa perpetua

Y fue después en la primaria, luego en la secundaria y al final en la Universidad que me junté con variedad de risas y sonrisas.



Más en esta sección

Gobierno de Nicaragua afirma que cuenta con fondos para comprar vacunas contra Covid-19

otras-noticias

Corrupción en Honduras en un quinquenio supera el presupuesto de un año, según estudio

otras-noticias

Destituyen a agente que no intervino en ataque contra un periodista

otras-noticias

Publicidad