[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Razonabilidad del voto cruzado

opinion

El voto cruzado puede funcionar.

 

El voto cruzado es aquella modalidad del voto consciente mediante la cual el elector vota por candidatos a diputado postulados por partidos diferentes de la organización política que postula al binomio presidencial (Presidente y Vicepresidente) que favorecerá con su voto, con el propósito estratégico de impedir la concentración de poder en el nuevo gobernante y apuntalar el sistema de frenos y contrapesos, que es inherente al principio de separación de poderes, que habilita el control interorgánico del poder entre los organismos Legislativo, Ejecutivo y Judicial, que se traduce en lograr el equilibrio entre los órganos que ejercen el poder público, por delegación del pueblo.

En los últimos días, ha comenzado a debatirse sobre la necesidad de emitir un sufragio diferenciado y no homogéneo, parejo o uniforme, o sea que, a la hora de sufragar, se vote por candidatos a diputado postulados por partidos distintos de los que están postulando al binomio presidencial por el que se votará, con el propósito de que el oficialismo no controle el Congreso. En las elecciones mexicanas celebradas el 1 de julio del 2018, el voto fue homogéneo, por lo que el oficialismo se apoderó del Congreso.

Esto es razonable, porque el sistema de gobierno republicano, adoptado por el Estado de Guatemala, se sustenta en el principio de separación de poderes. En teoría, esto evita la concentración del poder, ya que el gobernante, al no contar con mayoría en el Congreso, lo obliga a negociar con la oposición, para fines de la necesaria gobernabilidad.

Por supuesto, en una genuina democracia representativa la participación efectiva de distintas fuerzas políticas en la toma de decisiones es lo pertinente, porque los diputados son legítimos representantes de sus comunidades y no designados a dedo por los dueños de los partidos, propugnan por los mejores intereses nacionales y no por los intereses particulares de los financistas de los partidos o de sus jefes políticos, luchan por una gobernabilidad incluyente y participativa, y no por prebendas, privilegios y negocios alrededor del poder, así como enriquecen el debate legislativo y no se valen de estratagemas perversas y del chantaje para la aprobación de proyectos de ley.

Sin embargo, debemos ser realistas, no contamos con una genuina democracia representativa ni con un sistema político electoral que garantice el mérito, la transparencia y la legitimidad. Por el contrario, lo que impera en nuestro medio es una malsana partidocracia que no responde a principios sino a intereses, que no defiende el interés general, que no se somete a una efectiva rendición de cuentas, que está predispuesta al ejercer el poder por el poder mismo con fines particulares y que aspira a preservar y recrear la cleptocracia.

Sin embargo, el voto cruzado puede funcionar, a pesar de que el régimen político está envilecido, porque, por lo menos, existe la posibilidad de que resulte electa gente sana, con buenas intenciones, interesada en la renovación, que complique las decisiones a la vieja política, que, posiblemente, gobernará por los próximos 4 años. Recordemos que el Congreso elige a los magistrados de las Cortes y del Tribunal Electoral, al Fiscal General, al Contralor de Cuentas y a miembros de la Junta Monetaria, entre otros, así como aprueba las leyes, el presupuesto estatal, los préstamos y los tratados internacionales, puede reformar la Constitución, interpela a los ministros y fiscaliza la Administración Pública. En 2 platos, el Congreso tiene un poder enorme.

Si asumimos que la democracia institucional guatemalteca está en construcción y que es perfectible, tal vez sí sea una buena decisión lo del voto cruzado, para que nadie tenga el poder absoluto, a pesar de los peros que ya indiqué. En ese contexto, Lord Acton afirma: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Presidente Giammattei promete fortalecer al Ejército
noticia AFP
Demócratas ganan segunda elección en Georgia y se aseguran el control del Senado
noticia Comunidad
Tres tendencias que marcarán la generación de valor de las empresas

Tomado de Marketers by Adlatina



Más en esta sección

Los Biden, la nueva “primera familia” de Estados Unidos

otras-noticias

Gobierno anunciará nuevas medidas para frenar segunda ola de contagios

otras-noticias

Continuarán los operativos en contra de la defraudación y contrabando aduanero

otras-noticias

Publicidad