[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“Los peores días”, a diez años de la muerte de Rosenberg

opinion

Los peores días es un híbrido literario que mezcla la novela tradicional y el discurso del testimonio de algunas personas y documentos, que le dan un carácter historiográfico y sicológico.

 

La novela ha suscitado polémica en torno a lo que dicen sus personajes, en especial Colom, Rosenberg, Castresana. ¿Es verdad o una aproximación? ¿O una creencia que escuchó el autor o que leyó en un documento? ¿Se ciñe al género periodístico, donde los personajes hablan como si sus voces fueran captadas por una grabadora o como un documental en el caso Rosenberg/Musa? No es del todo así. Es una novela de no ficción que lo es porque trata de una historia basada en hechos reales, donde el autor ha investigado de manera profusa y ficciona los diálogos o interpreta aquellos que los documentos no le proporcionan.

Es parecida a la novela de J. Volpi, Una novela criminal, en donde los hechos narrados suceden en el 2009 con el secuestro que montó la Policía mexicana de una francesa y un local. Laura Cardona se preguntaba por qué no mejor escribió una crónica periodística en lugar de una novela. Algo así me preguntó en la presentación de Los peores días la dilecta Alejandra Gutiérrez. La respuesta es que hay elementos de ficción en ambos casos, como sucede en las novelas de no ficción de Tom Wolfe, por ejemplo. También hay algo más que el deseo de escarbar la verdad hasta donde sea posible, sin ningún realismo mágico que ya quedó atrás. (En 1925 el alemán Franz Roh así se refirió a una pintura surrealista que captaba los sueños del inconsciente y siguió Asturias, Rulfo, García Márquez…).

Los peores sueños indagan las muertes de Khalil Musa y su hija provocada por un sistema oscuro hace a diez años y su familia aún reclama justicia. La no ficción es el género que adopta la novela: las descripciones y afirmaciones pueden ser aproximadas, pues se trata de poner en ellas las creencias de personas en torno a los personajes de la historia que se narra. Es una novela porque además indaga la sicología de los protagonistas. Recoge las creencias de las personas en un formato de no ficción “que no es necesariamente una aprobación de la veracidad de estas creencias, simplemente muestra que existe gente con dichas creencias”, dice Wikipedia.

Los peores días es un híbrido literario que mezcla la novela tradicional y el discurso del testimonio de algunas personas y documentos, que le dan un carácter historiográfico y sicológico. Investigué el caso más de cinco años para tener una mayor aproximación a la realidad de la historia y sus personajes, lo que establece una relación entre la ficción y lo real, en especial en lo que dicen y lo que creen ellos, que puede ser verdad o no, incluso los documentos, las noticias en los medios que el autor cree que son ciertos, pero puede que no lo sean.

La novela indicada es clara y se lee de un tirón, me han dicho varios lectores, que era mi intención. La sencillez y la franqueza ayudan en el proceso a favor del lector y de narración: a este se le debe dar información suficiente para que saque sus propias conclusiones. Para ello se acompaña al fiscal Carlos Castresana en sus pesquisas, que es el hilo conductor de la novela. Los expertos creen que hay un riesgo al quedar en una zona borrosa entre los límites de la ficción y la no ficción. Esta novela tiene elementos del periodismo pero la misma se diferencia porque el periodista debe estar completamente seguro de la verdad de lo que dice. En tanto, en la novela de no ficción a veces la situación es un tanto vaga, pues lo real no es describible “tal cual es”. Es más, a veces hay pifias en los nombres, como poner Jarquín en lugar de Barquín como superintendente de bancos. Los expertos expresan que, sin embargo, lo específico del género está en el modo en que se resuelve la intersección entre lo ficcional y lo real. Lo cierto es que son las pesquisas de la CICIG las que sirven para entender el entramado político sobre las acusaciones que lanzó Rosenberg antes de morir.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
EE.UU. rebaja calificación de seguridad aérea de México

La rebaja significa que las leyes o regulaciones de México no garantizan “estándares mínimos nacionales de seguridad internacional” o que “la autoridad de aviación civil carece de una o más áreas.

noticia AFP
Diez años de guerra en Siria y sin paz a la vista

Diez años más tarde y tras una victoria pírrica, Asad, de 55 años, sigue en el poder, aunque al frente de un país en ruinas, ejerciendo una soberanía limitada en un territorio fragmentado por potencias extranjeras, sin ninguna perspectiva inmediata de reconstrucción o reconciliación.

noticia Luisa Paredes/ elPeriódico
Lava del volcán de Pacaya avanza sobre cultivos de café

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Proveedor cuestionado y su hija compiten por los mismos contratos

otras-noticias

Presentan inconstitucionalidad contra la ley de oenegés

otras-noticias

Aifán pide a la CC suspender fallo que la CSJ dictó en su contra

otras-noticias

Publicidad