[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Todos los días

opinion

Hoy la solución depende de que tome la decisión quien tiene el poder de legislar, priorizando el bien común sobre el individual.

 

Horas de recorridos a pie para acceder a servicios básicos por parte de miles de personas en el área rural, todos los días; accidentes en caminos rurales y carreteras, todos los días; filas interminables de carros en la mayoría de las carreteras y tráfico en las zonas urbanas prácticamente a toda hora, todos los días; millones de horas perdidas por los guatemaltecos debido al tiempo extra que tienen que pasar en el tráfico, todos los días; cientos de millones de dólares perdidos cada año por parte del comercio y la industria debido a las complicaciones logísticas para mover productos y prestar servicios; desincentivo al turismo en un país con tantas maravillas culturales y naturales; pérdida exponencial de la competitividad y la productividad del país con cada año que pasa; y así, la lista puede continuar y continuar… Todo lo anterior causado por la insuficiencia y el mal estado de las carreteras en Guatemala. Situación que también contribuye a generar los altísimos niveles de pobreza y pobreza extrema en la que viven millones de guatemaltecos, todos los días.

Y todo lo anterior causado, sin ninguna duda, por un modelo fallido, caduco, anacrónico, generador de ineficiencias y corrupción bajo el cual se “planean” (si se le puede llamar así), financian, construyen, operan y mantienen las carreteras en nuestro país. Un modelo que ha sido “ordeñado”, salvo en contados momentos de nuestra era democrática, y del que han aprendido a vivir una amalgama de actores del mundo público y privado, empresas y otra serie de instituciones, en detrimento de los millones de guatemaltecos que sufrimos de los problemas descritos arriba, todos los días. El que Guatemala, en adición a lo descrito anteriormente, esté en los últimos lugares del mundo en términos de cantidad de kilómetros de carreteras por habitante y tenga prácticamente el cien por ciento de sus caminos rurales de tierra, vergüenza para los que verdaderamente nos preocupa el tema, pareciera que en el fondo no le importa a los actores que tienen la solución en sus manos, y a muchos de los que podrían competir en el desarrollo de estos nuevos proyectos en el futuro, ¡qué irónico! El que un nuevo modelo se apruebe, que no es perfecto, pero sí tiene más que suficiente fundamento para que sirva de catalizador para multiplicar por diez veces el ritmo de avance en la construcción de carreteras, pareciera que no le gusta a muchos. Algunos lo expresan en forma de manifestaciones públicas y bloqueo de rutas repitiendo cosas que no son ciertas como que se “privatizarán” las carreteras y todas serán de peaje. Obvio. Sería ilógico pensar que no lo harían si han vivido del mismo por años. El temor al cambio siempre existirá. Otros, a destiempo y viendo las hojas y no el bosque, lo manifiestan a través de que no les gusta donde va una coma, un punto y una tilde en el proyecto de Ley General de Infraestructura Vial, que por cierto se discute en foros públicos en Guatemala desde octubre de 2017, y en el Congreso desde abril del año pasado. ¡Sí! Desde abril del año pasado. ¿Será que prefieren tener seguro su “pedacito del pastel” y no competir en un nuevo modelo eficiente y transparente por un pedazo diez veces más grande del pastel? Aún quiero creer que no es así. Otros, simplemente son indiferentes o manifiestan que “ahora no es el momento político” para un cambio de esta magnitud, aunque todos los días, todos los guatemaltecos, tengamos que pagar el precio de esta triste realidad. Por cierto, mis respetos a las personas que han apoyado este esfuerzo con buenas intenciones y desde el corazón, dedicándole tiempo a una causa que parecía perdida hace unos años. Estamos muy cerca de la meta y eso me entusiasma. Hoy la solución depende de que tome la decisión quien tiene el poder de legislar, priorizando el bien común sobre el individual. Quienes aprueben esta iniciativa pasarán a la historia y serán recordados por su contribución a solucionar este grave problema. Mañana, si las soluciones de fondo continúan sin llegar y Guatemala toca fondo, quién sabe qué pasará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Perseverance diseña mapas de Marte

Perseverance utiliza un sistema de suspensión similar “rocker-bogie” que también se utilizó en las misiones del Curiosity, Spirit, Opportunity y Pathfinder.

noticia Luis Fernando Cáceres
Ilusiones de ciudad

“Aparentemente los humanos adoramos las ciudades que se encuentran en un punto medio entre el caos y el aburrimiento”.

noticia AFP
Justin Rose toma el liderato del Masters de Augusta

En una jornada desafiante para los principales favoritos, el golfista inglés Justin Rose se colocó este jueves como líder con cuatro golpes de ventaja en la primera ronda del Masters de Augusta.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Las 24 horas de Kamala Harris en el triángulo del “Giammanetti”

otras-noticias

Localizan a cinco hombres muertos en finca de Zacapa

otras-noticias

Aumentan las detenciones de guatemaltecos menores no acompañados en EE. UU.

otras-noticias

Publicidad