[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Aires de dignidad

opinion

Hay interés en silenciarnos, enceguecernos, ensordecernos y asfixiarnos, pero el aire recorre nuestro cuerpo y se ha convertido en el viento que empuja nuestra historia.

 

A pesar de la falta de aire y de propósito que nos asfixia en este territorio llamado Guatemala, viento fresco se cuela por varios espacios alejados de “lo electoral”, la corrupción y la violencia como únicos elementos de la coyuntura.

No hay demasiadas razones para sentirse optimista y no es justo banalizar las desgarraduras que estamos viviendo por la violencia, especialmente la violencia femicida que nos estruja la garganta y el alma, pero no nos detiene. ¿Qué imposición normalizada estamos desafiando que hemos generado esta reacción heteropatriarcal y criminal? ¿Qué voluntad de vida y alegría nos quieren arrebatar?

Algún privilegio debe sentirse amenazado, cuando los diputados buscan a toda costa y de manera retorcida, aprobar leyes como la 5272, que niega cualquier respiro de pluralidad, encuentro y dignidad. Además de producir espasmos pulmonares, sus acciones generan rabia que se organiza y se moviliza.

Caminamos con asfixia entre el humo de las camionetas para llegar con vida y a tiempo a nuestras ocupaciones, trabajo o escuela, si bien va; cita médica por la que habrá que esperar horas para cinco minutos de consulta y tres meses de espera para un análisis urgente.

La angustia por los seres cercanos y queridos, enfermos o en peligro acelera nuestra respiración y no nos deja centrarnos, visibilizar y tomar conciencia del aire que circula en nuestro cuerpo y nos da vida y fuerza; la dignidad que a pesar de todo crea, resiste y se moviliza.

Aire que propicia los sonidos que acompañan nuestras experiencias más entrañables, convertido en música, acentos, poesía. Elemento que complementa la existencia de las expresiones plurales de la vida que necesitamos cuidar en colectivo.

Aire que refresca el aliento y el cuerpo tras siglos de historia y kilómetros de caminata por la dignidad, en la Marcha que emprendieron cientos de personas, convocadas por organizaciones, principalmente indígenas y campesinas. Desde el 1 de mayo, esta marcha salió de Xela, viene recorriendo el occidente, reverenciando los territorios ancestrales y llegará a la ciudad, saludando el amanecer del día 6 Toj, 8 de mayo.

Aire de libertad han logrado Abelino Chub Caal y Eduardo Bin Poou, quienes han enfrentado y vencido la mentira, en juicios que develan las ansias de despojo y acumulación de empresas nacionales y transnacionales. Esa misma libertad merecen todas las personas defensoras de la vida y el territorio, perseguidas y criminalizadas. Vientos de justicia aletean la memoria y voluntad inquebrantable de mujeres achi’s, sobrevivientes de violencia sexual, como parte de la estrategia contrainsurgente del Estado. Con su verdad en el aliento de sus palabras, enfrentan a los autores materiales de esos hechos.

En su novela, El tiempo principia en Xibalbá, Luis de Lión escribió El viento abría y cerraba puertas, eran por gusto las trancas, las llaves, los candados; el viento rompía los cercos. Hay interés en silenciarnos, enceguecernos, ensordecernos y asfixiarnos, pero el aire recorre nuestro cuerpo y se ha convertido en el viento que empuja nuestra historia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Quince muertos, en mayoría soldados del ejército, en ataque yihadista en Siria
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Liberan a 15 hombres arrestados cerca de pista clandestina

Un juez decidió no procesar penalmente a un grupo de trabajadores de una finca fue capturado en Champerico, Retalhuleu, porque se encontraban cerca de un terreno donde cayó una avioneta.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Extrabajadores del Centro del Gobierno fueron nombrados en nuevos cargos públicos

El Centro de Gobierno cerró el pasado 1 de enero. 



Más en esta sección

El talento de Mr. Ripley

otras-noticias

El estado del COVID-19 que encuentra el gobierno de Biden

otras-noticias

La pobreza es virus mortal

otras-noticias

Publicidad