[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Injustas columnas del Estado

opinion

Nada se puede esperar de quienes les interesa llegar al poder para seguir con el pacto de corruptos.

 

La niñez parece que no vale nada para el Estado guatemalteco, continúa sin ser prioritaria a pesar de que son el futuro del país y sobre la que más pesan las consecuencias de la corrupción y de la gran desigualdad social que caracteriza a nuestra sociedad. Son siempre los últimos, quizás porque no representan votos para los candidatos, así que poco les importa que se arrastren entre alambres de púas y se desgarren el cuerpo para intentar atravesar la frontera. Como tampoco parece importarles que mueran de desnutrición o de abandono en los campos de concentración que ha instalado Estados Unidos, para mantenerlos lejos de sus padres o familiares, que también huyen intentando alcanzar el sueño “dorado”, al no tener la más mínima posibilidad de sobrevivencia, en esta Tierra del Quetzal, ni de dar un futuro digno a sus retoños, a los que se supone que el Estado tiene la obligación de proteger.

Los chillidos, los gritos lastimeros, se escuchan en el video que publicó elPeriódico, en el que se les ve aferrarse a la vida, huir de la muerte aquí, sin importar que probablemente la vayan a encontrar en el camino o entre las púas de los alambres extendidos para detener su paso. El reportaje de Evelin Vásquez, en elPeriódico, refleja cómo las mujeres de Ciprodeni, frente al Ministerio de Relaciones Exteriores, levantan los pilares de la injusticia: 68 por ciento de la niñez vive en pobreza extrema, 850 mil 937 niños trabajadores en todo el país. De 250 mil jóvenes, solo 25 mil consiguen empleo, 40 por ciento de la niñez no cuenta con educación académica. El 12 por ciento del PIB, lo conforman las remesas. El 49 por ciento de la población migrante son mujeres.

Pero todas estas cifras no parece que impacten mucho a los candidatos, a los empresarios, y mucho menos al pacto de corruptos y a su gobierno, no importa que las mujeres sean violadas o asesinadas en el camino si contribuyen al Producto Interno Bruto con un 12 por ciento, a través del dinero que envían para que sus familias puedan sobrevivir aquí. Media vez haya remesas, qué importan que esos niños y niñas mueran desgarrados. Por ello no han dudado en desinstalar la Comisión Nacional para la Prevención del Trabajo Infantil y el Gabinete de la Mujer y el de la Juventud. Instalarán mesas de diálogo inservibles, como muchas otras, que se resquebrajan cuando las propuestas de los sectores sociales afectan el bolsillo de los que más tienen o porque nada ha sido contemplado en los programas de gobierno.

Frente a esta situación de injusticia histórica, el panorama electoral se presenta deprimente, sin que haya un serio compromiso de los candidatos y partidos, por transformar las estructuras, pues nada se puede esperar de quienes les interesa llegar al poder para seguir con el pacto de corruptos y, aquellos que podrían representar una mínima transformación del Estado, han sido seriamente cuestionados y obstaculizada su participación, pues de lo que se trata hoy en día es de garantizar la llegada al poder de la derecha fascista para que sigan gobernando los mismos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP/DPA/EFE
Al menos seis muertos tras el paso de “Michael”

El Presidente estadounidense declaró la zona como área de desastre para agilizar recursos a los afectados.

 

noticia Méndez Vides
Vivir donde no nos quieren

Migrar ya no significa desaparecer.

noticia
La Prairie presenta su nueva poción rejuvenecedora


Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Red Medrano conserva propiedad de 24 bienes

otras-noticias

Publicidad