[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Tres señoras, un camino…

opinion

La batalla no está perdida.

 

La crisis existencial del sistema político guatemalteco “da” para este título de telenovela. Pese al horror que causa este escenario en los círculos más conservadores (y más olvidadizos: “Jueves negro”, “Rey del Tenis”, etcétera), pareciera que nos encaminamos inexorablemente hacia la efectiva eliminación de la candidatura de Zury, por claro, aunque quizá injusto, impedimento constitucional. Salvo que el presunto amedrentamiento de algunos cuestionados exmilitares hacia las Cortes resulte en un súbito e improbable cambio de opinión de algunos de los magistrados de la CC, la apelación del TSE tras el fallo “definitivo” de la CSJ, se traducirá en la efectiva remoción, de manera legalmente definitiva, de esa candidatura; en consonancia con el anterior fallo “provisional”, de hace apenas unas semanas. “En venganza”, o para “equilibrar las cosas”, si se prefiere, es también previsible que “el entrampamiento legal” de la candidatura de Thelma se consolide, con el sólido apoyo de una “herida” CSJ y de un no tan desinteresado TSE (que cuenta con más de un magistrado “sandrista”), de manera que la opción “thelmista” nunca llegue a manos de la CC y entonces también “salga”, de facto, de la escena comicial. Finalmente, aunque doña Sandra ya goza de una sospechosamente oportuna “inmunidad legal” en suelo guatemalteco, fríos vientos del Norte (en forma de “filtraciones” embarazosas proveídas a la Prensa) vendrán a cambiar “el clima veraniego” en el que esa candidatura se ha movido, potenciando el ya de por sí fuerte “antivoto” del que sufre en las áreas urbanas. Con dos señoras “legalmente” fuera del juego, la tercera, la que dizque “se divorció de Colom para casarse con el Pueblo”, parece que protagonizará el aparatoso descalabro en las urnas de la última gran maquinaria electoral que quedaba de “la vieja política”, aunque ahorita aún la promueven “con unitaria esperanza…el oro y el moro”. El problema para Guatemala, sin embargo, es que aunque es evidente que el viejo sistema que estaba en la mira de la también de facto expulsada CICIG “da patadas de ahogado”, aún no se ve claro qué surgirá de sus escombros: los guatemaltecos estamos pagando el costo de haber permitido un sistema político que para “anestesiar” la insatisfacción ciudadana, inhibió la auténtica discusión ideológica, la verdadera participación política y circunscribió las elecciones a simples ejercicios de burdo “mercadeo político” que solo estaba al alcance del multimillonario y hoy agonizante monstruo de las tres cabezas…

Entre la veintena de propuestas de los otros “partidos que no son partidos” (no tienen ideología claramente definida, no tienen propuestas estructuradas en blanco y negro, no tienen afiliaciones masivas y sus candidatos no son fruto de procesos democráticos internos), se destacan, allá, estadísticamente muy atrás de las tres señoras, varios candidatos muy poco conocidos aún, pero no completamente desconocidos. Las nuevas reglas electorales, por estupidez o por deliberado diseño, escoja usted, no facilitan el debate político de altura de las opciones “frescas” y mantienen al ciudadano de a pie en conveniente ignorancia. O sea que el nuevo escenario se podría describir, también, como “Maléfica contra los siete enanos”. En ellos, los siete enanos, se personifican difusamente, de alguna manera, todas las corrientes de opinión que realmente existen en el electorado guatemalteco, desde la extrema izquierda (el MLP de CODECA, por ejemplo, con facciones que aún hoy queman impunemente maquinaria en las hidroeléctricas), hasta la extrema derecha (el exkaibil Galdámez y también el “doctor Palo” Giammattei, el de la saga de Pavón y de los “conectes” con exmilitares de conocida reputación, hoy envuelto, además, en maliciosos rumores); estas últimas opciones apoyadas por los “netcenteros”, que llaman “chairos” a empresarios guatemaltecos exitosos como Luis Von Ahn y Dionisio Gutiérrez y que hubiesen también llamado “chairo” a Abraham Lincoln “por abolir la esclavitud y dificultar las cosas a los capitalistas sureños, que tanto empleo generaban”. ¡Ah! Y no hay que olvidar que además de los muy conservadores y los neomarxistas, también tenemos que lidiar con los “panzistas” (los que solo ven por su panza), aquellos cuya ideología es ver a “la política como negocio”, asunto que parece caerle “como anillo al dedo” a cierto exalcalde de Villanueva y a un exministro del actual gobierno. Como señaló Von Ahn en reciente “tuit”: en nuestras alegres elecciones “ni siquiera faltó el Congresista con bigotito estilo Hitler –y añado yo: con talante de Charlie Chaplin en desgracia– rociando insecticida…”

No; no se desespere, ciudadano. Son los dolores de parto del nuevo sistema, del que habrá de surgir. Pero usted se tiene que involucrar. Primero, analizando desapasionadamente el escenario y recordando el poder de “la estructura informal de liderazgo de la sociedad”, esa que impidió (creando conciencia cívica) que en las elecciones pasadas, Baldizón y Sandra llegaran al poder. No todo da igual; analice, por ejemplo, la candidatura de Luis Velásquez Quiroa, un hombre honesto, trabajador, preparado, nacido en Joyabaj, Quiché: ciudadano moderado, convencido de las bondades del capitalismo incluyente. Haga su tarea: consulte, por ejemplo, la ideología que hoy se debate al interior del Partido UNIDOS, vaya a “www.ciudadanotoriello.com”. Su opinión cuenta, otros lo escuchan. Hoy cada celular, cada computadora, es lo que antes era una imprenta. Si usted es un ciudadano decente y trabajador, usted tiene influencia con parientes y amigos. La batalla no está perdida. Segundo: sepa que la construcción de nuestro próximo sistema político será el desafío de los próximos cuatro años. La “estructura informal de liderazgo” de nuestra sociedad, “tendrá que meterse en política” y eso lo incluirá a usted. Tenemos que forzar a los partidos a explicitar sus ideologías, a debatir internamente, a hacer elecciones primarias, a volverse verdaderos Partidos, con cientos de miles de afiliados, que dando “cincuenta pesos por shola”, hagan innecesaria la presencia de “los financistas”. Tiene usted una cita con la Patria, ciudadano. No olvide: cada pueblo tiene el gobierno que merece…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Óscar F. Herrera oherrera@elperiodico.com.gt
Retoma fuerza 17 plantón de protesta en Plaza Mayor

Ni la lluvia ni el desestimiento de Lider a su impugnación de reformas en Ley Electoral impiden que los indignados llegaran frente al Palacio, la CC y el Congreso de la República.

noticia Isela Espinoza
Piden fortalecer la integración del Istmo
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Embajada de los EE.UU. respalda el trabajo de la CC


Más en esta sección

Excancilleres y exembajadores solicitan mecanismos democráticos para solucionar la crisis política del país

otras-noticias

Localizan aeronave en Laguna del Tigre, Petén

otras-noticias

Grosjean abandona el hospital

otras-noticias

Publicidad