[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La justicia es el último eslabón

opinion

Que encadena o libera al pueblo.

 

En esta columna comenté que estando en el desayuno parlamentario de oración del jueves 25 de septiembre de 2014, me percaté de la forma cómo fueron electos los actuales magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de las Salas de Apelaciones.

Fueron llamados de urgencia los diputados de los bloques legislativos mayoritarios (partidos políticos ahora cancelados), para que en la sesión que iniciaba a las 10 horas, votaran sin chistar (disciplina de partido le llaman) por un listado de candidatos negociado por sus dirigentes para ocupar las magistraturas a cargo de la justicia, que es el último eslabón que encadena o libera al pueblo.

Estos son los mismos magistrados que profesionalmente quisieran volver a ser electos y mantener sus cargos a partir de octubre próximo. Con lo develado y conocido públicamente a partir del 2015, ahora sabemos la forma cómo se decidieron y repartieron dichas magistraturas.

La fórmula ha sido siempre la misma, cada grupo de interés político o por encargo de los poderes reales tras bambalinas, plantea su listado de candidatos. Ninguno sabe cuáles son los candidatos de los otros grupos y por ello no sabe si alguno de los candidatos propios también lo son de otro de los grupos. Así que el orden en que se muestran los favorecidos es clave, porque si en el listado del grupo previo está también un candidato del subsiguiente, eso abre la posibilidad de poner uno más de este grupo. Son cuotas de poder, usualmente asociadas con el peso político parlamentario.

La idoneidad, capacidad, conocimientos y experiencia son secundarios, porque el trabajo de depuración corresponde a las Comisiones de Postulación, compuestas por académicos que el constitucionalista pensó podían ser la reserva moral del país. Todo aquel incluido en los listados que llegan al Congreso es elegible.

El sistema, aunque perverso, en teoría no es políticamente censurable por sí mismo, porque los magistrados formalmente son electos por los diputados al Congreso de la República, representación soberana del pueblo en un régimen democrático y republicano.

Pero esta realidad no puede propiciar una carrera judicial sana, imparcial e independiente, porque cada magistrado sabe de quién (o de quiénes) depende su permanencia en el cargo, o estos seguramente se encargarán de recordárselo cada vez que sea necesario inclinar la balanza de la justicia, que debiera ser ciega, en un determinado sentido. Y cada magistrado sabe que los mismos diputados y los mismos grupos, decidirán sobre su puesto dentro de cinco años.

Superar esta preocupante realidad solo puede lograrse mediante una reforma constitucional, planteada hace diez años por la Usac-URL-ASIES y una docena de diputados. Mientras tanto, la selección de candidatos y la elección de magistrados que hará el Congreso este año, responderá a los mismos incentivos del pasado. La historia se repetirá. Y los resultados también.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia IN ON CAPITAL
Wall Street: inversores dudan del plan de estímulos

El rebrote del COVID-19 con una nueva cepa más mortal tiene en vilo a los mercados financieros.

noticia Europa Press
El chamán bisonte, entre los tres nuevos imputados por el asalto al Capitolio

Johnson y Evans fueron detenidos el viernes, mientras que Chansley fue detenido el sábado.

noticia Carlos A. Dumois.
Fórmulas propietarias

Pocos empresarios piensan en la ingeniería patrimonial antes de enfrentarse con las disyuntivas de asociarse, vender el negocio o heredarlo.



Más en esta sección

El estado del COVID-19 que encuentra el gobierno de Biden

otras-noticias

La pobreza es virus mortal

otras-noticias

Juventus-Nápoles van por el título de la Supercopa

otras-noticias

Publicidad