[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

De la rabia al ataque

opinion

Estampas de la Guatemala urbana profunda.

Los cientos de miles de emprendedores guatemaltecos que, a diario son extorsionados, guardan una ira reprimida contra sus victimarios (y también contra el gobierno por ser este incapaz de detener la extorsión), la cual, en cuanto pueden, la liberan pasando al ataque, para así desquitarse de los victimarios, en un acto de liberación y de catarsis: solo así se explica, de una forma sencilla, el linchamiento que la semana pasada tuvo lugar en El Naranjo, Mixco. Los videos exhibían cómo los dos supuestos sicarios-extorsionadores eran rociados con gasolina, para luego ser quemados vivos, mientras decenas de espectadores grababan en sus celulares las escenas de terror. En las imágenes, que con estupor todos vimos, se aprecia a uno de los supuestos extorsionadores-sicarios que, con fuego en los pies y piernas, de rodillas pide clemencia a una de los taxistas extorsionados, pero este lo regresa a la hoguera. ¡Las imágenes de este linchamiento le dieron la vuelta al mundo, exhibiéndonos como una sociedad primitiva, que, de verdad, lo somos!

El taxista muerto a manos de los supuestos extorsionadores-sicarios quemados, era un joven que pagaba el vehículo a plazos; con su trabajo mantenía a su familia; esperaba casarse a fin de año… Un tiro de un extorsionador-sicario puso fin a una vida útil. Los taxistas de Mixco se quejan de que los mareros les piden 500 quetzales semanales, y, a veces, la petición no solo proviene de un grupo de delincuentes sino de las dos maras que a sus anchas operan en el país.

En Escuintla, el sábado pasado, una tortillera murió a tiros porque no pagó los 400 quetzales semanales que los extorsionadores-sicarios le exigían. Imagínese el sacrificio de esa mujer, que vivía del trabajo de hacer tortillas junto al fuego, en medio del calor de Escuintla; del fruto de su labor, ella tenía que pagar una extorsión de 400 quetzales semanales. Como no pudo hacer efectivo el pago, fue asesinada. ¡Llora sangre! ¡Y el gobierno, pintado!

Recientemente, como iba a salir del país, tome un taxi. El piloto de la unidad me contó que tiene clientes nocturnos con horarios establecidos, principalmente de personas que laboran en el aeropuerto de La Aurora. Solo va a su casa a descansar de once de la noche a una de la madrugada. Pero, para que no le roben la unidad, que ha adquirido al crédito, cuando llega a la once de la noche a su casa, como no tiene garage, estaciona el taxi junto a la acera, abate el asiento para atrás, y en vez de dormir en su cama, temeroso duerme un par de horas en el taxi para evitar el robo.

Yo me quedé mudo. En mi interior, me pregunté: ¿qué calidad de vida tiene este piloto de taxi que duerme en la unidad para cuidarla? Estas historias no llegan a los oídos de Jimmy, ni a los del ministro de Gobernación, ni de los candidatos que ahora en campaña cínicamente ofrecen “seguridad” al votante, a sabiendas de que ya en el gobierno no se la darán. Todos recordamos que Otto Pérez y Roxana Baldetti ofrecieron mano dura, la cual nunca se concretó, sino que más bien, ya sentados en las poltronas gubernamentales, se mutó a mano de mono.

Como cada año aumenta la extorsión, también se incrementan los linchamientos: en solo tres escasos meses de este año, ha habido igual número de linchamientos que en los doce meses del año pasado.

Como no es justificable el linchamiento, el MP y el gobierno, cada uno en su área, deberían de luchar en forma frontal y efectiva (no solo de palabra hueca) contra la extorsión que, con los años, no disminuye sino que, por el contrario, crece, extendiéndose a todas las tiendas de barrio, a las pequeñas farmacias, a las tortillerías, a las panaderías, a los camiones que recogen la basura. En Guatemala, no hay una sola línea de buses, urbana y extraurbana, cuyos propietarios no paguen la extorsión. Y en muchas ocasiones, extorsiona un grupo, luego otro, y hasta un tercero, sin que el pequeño empresario confundido sepa qué hacer y a qué atenerse. Constantemente leemos o vemos la noticia de pilotos de bus que mueren asesinados por el “delito” de no pagar la extorsión. ¡En nuestra Guatemala enferma, ningún microempresario se salva de este cáncer!

El propietario de una tienda de barrio me decía que, como los márgenes de utilidad son muy bajos (no pueden competir en precio y volumen con los grandes supermercados), le es económicamente inviable pagar extorsión e impuestos. Si no tuviera que pagar a los extorsionadores-sicarios podría disponer de fondos para pagar impuestos, pero en las condiciones actuales le resulta imposible realizar ambos pagos.

Cuando el Banco Mundial (BM) mal diagnóstica la economía de Guatemala, pide el pago de mayores impuestos sin prestar la más mínima atención a esta Guatemala urbana profunda. El BM debería enfatizar en la necesidad de que el gobierno de seguridad al comercio, para que las pequeñas empresas puedan pagar impuestos, y no, como ahora, erogar fondos, bajo presión, a forajidos y asesinos, vividores del trabajo ajeno. La propuesta del BM de ahorcar con impuestos a estos pequeños emprendedores es inviable e inhumana, supondría la quiebra de cientos de miles de empresas pequeñas.

Gobiernos van, gobiernos vienen, y la extorsión no se detiene, sino que, por el contrario, va en alza.

Mucho se habla de esa Guatemala profunda, principalmente campesina, pero poco o nada se habla de esa Guatemala urbana profunda, que en pocos trazos esbocé anteriormente (también con rabia), en lo que el espacio de este artículo me lo permitió.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt
Derogan salario mínimo diferenciado

El presidente Jimmy Morales autorizó derogar los tratados que fijaron los salarios mínimos diferenciados de Q1,954.95, para las actividades de industria de manufactura ligera en los municipios de Masagua, Escuintla; San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso y Estanzuela, Zacapa.

noticia Carlos A. Rodas Minondo
“El fútbol de Guatemala…”

No hay peor ciego del que no quiere ver. Participar apostando por milagros, es de mediocres…

noticia AFP
Enorme triunfo de Guatemala

El equipo nacional de Copa Davis derrotó 3-1 al de El Salvador y logró su permanencia en la zona II de América.



Más en esta sección

Excancilleres y exembajadores solicitan mecanismos democráticos para solucionar la crisis política del país

otras-noticias

Localizan aeronave en Laguna del Tigre, Petén

otras-noticias

Grosjean abandona el hospital

otras-noticias

Publicidad