[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Sinergia organizacional y multiplicación de valor

opinion

No podemos multiplicar el valor de nuestra empresa si no aprendemos a multiplicar el poder.

 

El trabajo del dueño no puede ser solitario. En sus inicios, él orienta su quehacer a la acción: toma decisiones, aprovecha oportunidades, improvisa respuestas a imprevistos y resuelve problemas sobre la marcha. Ésas son las actividades que él concentra y que más valor generan, construyendo una organización operativa y dependiente que lo acompaña y gira en torno a él. Al crecer, necesita multiplicar esas actividades que generan valor y lograr que otros aprendan a hacerlas; pero él teme soltar las riendas, y su soledad se incrementa.

Puede contratar altos ejecutivos o consejeros, pero la realidad es que no sabe cómo hacer que ellos mejoren la calidad de las decisiones y los resultados. Ellos dependen de esas actividades de alto valor que él domina. Y sucede que mientras más dirigentes él contrata, más se le complica la gestión de la empresa y más solo se queda.

El entorno actual exige que contemos con gente capaz de responder a los problemas y oportunidades que día a día se presentan en nuestra organización. El crecimiento trae consigo la necesidad de desarrollar un equipo de consejeros y ejecutivos que nos ayuden no solo con la tarea de manejar recursos y procesos, sino también con el manejo proactivo de oportunidades y proyectos.

Pretendemos que cada uno de ellos actúe igual que nosotros, con la misma soltura y visión integral que nosotros tenemos, con el mismo dominio de todas las áreas del negocio, con la misma intuición. No son líderes aislados e independientes que por sí mismos puedan sacar adelante una parte de la empresa. Lo que necesitamos es un equipo de gente talentosa que sepa complementarse y que le saque jugo a las capacidades de cada uno de sus miembros.

El entramado de competencias y personalidades que hay que esculpir cuando armamos nuestra organización, reclama que comprendamos y apliquemos con claridad y pericia el concepto de sinergia organizacional. Definimos a esta como la capacidad de la empresa para integrar talentos y multiplicar su poder. Es la energía resultante de combinar diferentes líderes que se complementan entre sí, que se promueven el uno al otro, que aprenden unos de otros y generan resultados superiores a la suma de sus aportaciones individuales. Este es el origen de la multiplicación de valor.

Son tres los aprendizajes fundamentales en esa capacidad de multiplicar el poder. Al primero le llamamos Querencia, y radica en saber cómo compartir con nuestro equipo un proyecto común de crecimiento. En este proceso el empresario aprende a crear una visión de largo, mediano y corto plazo junto con su gente clave, a comunicar esa visión al resto de la organización y a despertar en todos el compromiso apasionado por hacerla realidad.

El segundo elemento a aprender consiste en armar una Fórmula de Gobierno que asegure la capacidad de gestión que requerirá la implementación de los planes y proyectos contenidos y desprendidos de la querencia. No se trata solamente del organigrama, ni de consejos y comités, sino del montaje del equipo y su integración, aprovechando sus talentos e incrementando gradualmente su poder.

La Fórmula de Gobierno tiene que evolucionar para responder a cada etapa de crecimiento de la organización.

Por último tenemos la Fórmula de Propiedad, que consiste en el diseño y manejo de los mecanismos de ingeniería patrimonial para asegurar el control del ejercicio efectivo del rol de dueño de parte de quienes tengan el talento para hacerlo. Los sistemas societarios que privilegian la equidad y la representatividad de las partes tienden a encajonar a los dueños talentosos y ahuyentar o distraer a los verdaderos líderes.

El valor no se multiplica fácilmente; el esfuerzo sinérgico es complejo. Para crecer necesitamos aprender a pensar, dirigir y gobernar en equipo; eso significa construir una compañía diferente, donde el acompañamiento no es el de muchos sargentos eficaces, sino el de diferentes liderazgos que se complementan y se refuerzan unos a otros. No hay otra forma de multiplicar el valor.

c_dumois@cedem.com.mx

http://www.cedem.com.mx

Carlos A. Dumois es Presidente y Socio Fundador de CEDEM.

* “Dueñez®” es una marca registrada por Carlos A. Dumois.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Pérez Molina pide ayuda a enemigos de los Estados Unidos

Envía carta al presidente ecuatoriano Rafael Correa para que la CELAC “verifique la persecución política” de que dice ser objeto por parte de la CICIG “como instrumento de la injerencia de Washington…” “en las instituciones de justicia de Guatemala”.

noticia Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
La falsa Primera Dama mantiene cargo en Salud

Uno de los recomendados de Ingrid Verónica Álvarez Golón de López es Alfredo René Naz, quien fue contratado en el Mides y ahora funge como asesor del Departamento Administrativo del Ministerio de Salud.

 

noticia AFP
Joe Biden dio negativo al Covid-19


Más en esta sección

Francis Masek renunció a la Secretaría de Comunicación de Giammattei

otras-noticias

Salud actualiza normas de ingreso y estadía en los cementerios

otras-noticias

BAC Credomatic y Kolau facilitan la digitalización de las Mipymes

otras-noticias

Publicidad