[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Desterremos la impunidad

opinion

A veces estas condiciones confluyen y se mezclan.

 

La impunidad, entendida como la “circunstancia de no recibir castigo un delito o un delincuente”, ha sido instalada como un sistema de privilegio para quienes más poder tienen. Así, una persona adulta puede quedar impune a pesar de haber cometido una agresión contra una niña o un niño; una persona rica contra una empobrecida; una persona ladina contra una indígena; un hombre contra una mujer, una persona heterosexual contra una que no lo es; o un ejército contra una población civil desarmada.

A veces estas condiciones confluyen y se mezclan, generando más poder en quien integra varias fuentes de poder, por ejemplo: hombres adultos, ladinos, heterosexuales, armados; y cuando como colectivo han sido depositarios de un poder, ya sea económico o militar, tienen más posibilidades de ejercer su control para servirse del medio que les rodea, así sea a costa y a pesar de grupos poblacionales o de otros elementos de la naturaleza. La impunidad asociada con ese poder es uno de los elementos simbólicos más difícil de evidenciar, porque se ha constituido en un dispositivo, indispensable para su ejercicio.

Este modelo de poder impune requiere de una democracia de fachada, a través de un “pacto social”, en este caso la Constitución Política de la República, que es utilizado a favor y antojo del dominio; así, el contenido de dicho ordenamiento legal establece que todas las personas son iguales ante la ley, aunque en la realidad no lo sean. Lleva aparejado también un sistema de justicia débil y manipulable para que lo violente cuando contravenga intereses de poderosos. Necesita así mismo, de un entramado de complicidades, que a partir del pago de sobornos, pueda beneficiarse de la aceptación institucional, tal como lo explica el estudio Captura de Estado, elaborado por Paraíso Desigual, que muestra la desigualdad y el poder en Guatemala. Por eso, hablar de reconciliación sin reconocer las desigualdades existentes frente a los atropellos vividos, resulta cuesta arriba si no hay acciones de justicia y reconocimiento para garantizar que estos no se repitan. NO repetición de la violencia sexual a la que fueron sometidas las mujeres durante la guerra en cuarteles, en casas o calles; NO repetición de secuestros, torturas, asesinatos colectivos, fosas comunes con cientos de cadáveres en su seno; NO repetición de silencios impuestos para callar voces que reclamaban y aún hoy siguen exigiendo paz y libertad.

Ojo: La impunidad cotidiana se promueve y permite para obviar la impunidad de los poderes que controlan y deciden en la sociedad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Manuel Patzán
EE. UU. agiliza procesos de extradición en casos de narcotráfico
noticia Ana Lucía Mendizábal/Cultura
Escuelas de arte, en la mira del Ministerio de Cultura

La entidad gubernamental presentó un plan de acción para las principales escuelas de arte del país.

noticia José Manuel Patzán
Armando Escribá, el opulento exfuncionario que siempre burló la justicia

El excongresista es señalado de cuatro delitos, aunque su proceso fue anulado por una Sala de Apelaciones.



Más en esta sección

Embajada de EE.UU.: elección de magistrados debe ser legítima y transparente

otras-noticias

Acción Ciudadana presenta amparo contra resolución de Sala que favorece a Moto

otras-noticias

Sala otorga amparo para que Mynor Moto tome posesión como magistrado de la CC

otras-noticias

Publicidad