[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Político que come huevo aunque le quemen el pico

opinion

El espíritu de 2015 se ha diluido.

En 2015, personas y hasta familias enteras con menores de edad, y algunas veces inclusive con mascotas, felices llegábamos a la Plaza de la Constitución para apoyar la lucha contra la corrupción, y para que salieran del poder los entonces Presidente y Vicepresidenta tras conocer el robo perverso de fondos públicos, realizado a través del caso llamado La Línea, una imputación hecha pública en esa época, a la que luego se sumaron otras, evidenciando que el sistema estaba podrido. ¡La política era un vomitivo!

Fruto del espíritu de 2015, del deseo de completa renovación pública, de que se estableciera una “nueva política” frente a “la vieja política”, los dos candidatos presidenciales punteros, Manuel Baldizón del partido Lider y Sandra Torres de la UNE, perdieron la presidencia, que les arrebató en un último momento un outsider, que fingía no ser “ni corrupto ni ladrón”, quien ya en la poltrona presidencial se alió impúdicamente con la “vieja política”.

Por nuestra pasividad, el espíritu de la “vieja política”, que provoca que todo baile al ritmo de la corrupción, sigue hoy presente. El cinismo de las mañoserías políticas lo exhibió la semana pasada Sandra Torres (cuyo partido fue señalado de financiamiento electoral ilícito por más de 19 millones de quetzales), quien en conferencia de prensa, en vez de aclarar el hecho que le imputan, y por el que hasta puede perder la inmunidad (producto de ser candidata presidencial), enfiló sus baterías contra la exfiscal Thelma Aldana. Sandra Torres debió emplear su tiempo en aclarar públicamente que las imputaciones hechas a ella y a su partido eran infundadas, y no, quizá por falta de argumentos, agarrar de tiro al blanco a un tercero. ¡Las imputaciones contra Sandra y la UNE siguen sin aclararse!

El hecho de que la “vieja política” siga vigente lo revelan estadísticas tales como que solo en 2018, el Organismo Judicial tramitó 124 solicitudes de antejuicio de alcaldes (equivalente al 36 por ciento del total de ediles): el sistema, pues, no se limpió para nada en las pasadas elecciones, y esta vez podría ocurrir igual.

El pasado 9 de febrero, en una entrevista de elPeriódico, Giovanni Rodríguez, director de la Unidad especializada de control y fiscalización de las finanzas de los partidos políticos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró que las primeras auditorías practicadas por esa unidad del TSE “reflejan que las organizaciones continúan incurriendo en infracciones, como no reportar la totalidad del financiamiento que han recibido, además de otras irregularidades sobre el control interno de sus aportaciones”. Aunque la denuncia se refiere a las averiguaciones realizadas antes de 2018, la próxima actualización seguramente revelará que las viejas mañas de los políticos no han desaparecido. No en vano el pueblo tiene en su acervo el refrán, que un poco retocado, dice que político que come huevo, aunque le quemen el pico. ¡Los corruptos jamás harán un propósito de enmienda que no sea solo aquel del diente al labio! Por ello, es ingenuo creer en que tendrán un nuevo comportamiento. No ocurrirá aunque les quemen el pico.

Así, cuatro años después, en 2019, el espíritu del 2015 se ha diluido: ya no salimos a protestar contra el Pacto de Corruptos que se formó en el Congreso de la República, para apadrinar la corrupción; ni hacemos nada frente al hecho de que diputados, vinculados al tráfico de drogas y al crimen organizado, presidan importantes comisiones parlamentarias, como lo denunció elPeriódico el pasado primero de febrero.

Tristemente nada nos mueve a salir a la calle para expresar nuestro repudio a la corrupción y a la “vieja política”. No protestamos porque se deje participar a partidos con imputaciones de financiamiento electoral ilícito ni que se inscriban como candidatos a personajes impresentables, como, por ejemplo, el caso del diputado José Armando Ubico, quien en 2003 fue condenado en Estados Unidos por tráfico de drogas. En conclusión, nada nos mueve ahora para repudiar la corrupción. Por todo ello, la “vieja política” está de regreso en Guatemala. ¡Con nuestra desidia, le dijimos que pase adelante!

El clan de la familia Medrano desea seguir saqueando la municipalidad de Chinautla; la incompetente alcaldesa de La Antigua Guatemala, no obstante su contribución al deterioro de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad, desea eternizarse en el cargo, para seguir haciendo poco o nada por la Ciudad Colonial, a no ser el de cobrar un gran sueldo y buenos viáticos y dietas. ¡La lista de las pretensiones de corruptos e ineptos llenaría mucho espacio!

Ha llegado el momento de que renazca el espíritu de 2015, el de “la nueva política”, que aún un late en el corazón de muchos ciudadanos; que esta vuelva a nacer bajo el lema de “corrupción nunca más”. De lo contrario, esta nos volverá a engrilletar, como en 2015 descubrimos que lo había realizado. Todos los candidatos señalados de corrupción o de ineptitud, que nunca deberían de haber sido inscritos como tales para correr para ocupar cargos públicos en estas próximas elecciones, no deberían de tener un solo voto de ciudadanos amantes de su país. Deberían ellos contar solo con el voto de los parias del civismo y de los corruptos y de sus defensores, que ahora sacan el pecho por una Guatemala inmortal.

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Restaura programa de acogida para menores
noticia Redacción Cultura
Ideas de citas para compartir con tu pareja

La clave para una cita romántica ideal es disfrutar de la mutua compañía con el ser amado.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
MP localiza más de Q400 mil en un vehículo en zona 13

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Especial Conexión 2021

otras-noticias

Dos sismos se han registrado en el país en las últimas horas

otras-noticias

Proveedor cuestionado y su hija compiten por los mismos contratos

otras-noticias

Publicidad