[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El narco y la Presidencia de la República: algunos apuntes

opinion

El Estado Mayor Presidencial de Alfonso Portillo estuvo dirigido por los narcomilitares Salam Sánchez y Napo Rojas. En muchas ocasiones su primer círculo de seguridad lo componían miembros de las narcofamilias Lorenzana y Berganza, que solían entrar en Casa Presidencial como Pedro por su casa. Por años, Portillo, como Ríos Montt, recibieron generosas mensualidades de la organización mafiosa de altos oficiales de inteligencia, conocida ingratamente como la Cofradía, que desde hace cuatro décadas, controlan las aduanas de puertos y aeropuertos y fronteras terrestres y, en términos prácticos, el Estado de Guatemala.

A Sandra y a Álvaro Colom los cuidaba el narco Charlie Quintanilla que fue el secretario de la SAAS, institución responsable de la seguridad presidencial. Cuando, en su primer viaje al extranjero (Atlanta, EE. UU.), Álvaro Colom viajó con Quintanilla, las autoridades estadounidenses se vieron forzadas a decirle que si el jefe de su seguridad bajaba del avión sería, vergonzosamente, detenido. Quintanilla tuvo que quedarse en el avión, en tanto el presidente Colom bajó solo unas cuantas horas. Sandra tenía una relación muy especial con Marjorie Chacón Rossell y con alguna frecuencia la visitaba en su mansión, camino a Fraijanes, a 100 metros de la carretera que conduce hacia El Salvador.

La prioridad de Sandra Torres, en ese entonces de Colom, era, supuestamente, el combate contra la pobreza. En su empeño, que, por cierto, fracasó, pues la pobreza más bien aumentó, tuvo de brazo derecho a los narcotraficantes Obdulio Solórzano y Otto Turcios.

Los Colom mantuvieron relaciones muy estrechas desde la campaña con el narcotraficante Juancho León, principalmente a través de Charlie Quintanilla. Por cierto, por mucho, Juancho fue el principal financista de los Colom. Sin embargo, dieron luz verde a Hayron Bingotón Borrayo para que, con el concurso de Los Zetas, lo asesinaran, sin que el propio Quintanilla estuviera enterado. Por esa razón, cuando irrumpieron con la noticia en el Despacho Presidencial, Quintanilla cayó al piso llorando y, luego ya recuperado, salió tras el Cachetes (el estratégico contador de Los Zetas) para cobrárselas. El narco mexicano logró entrar con vida al hospital Roosevelt muy poco tiempo antes de que Charlie le diera alcance.

La relación del régimen con Ortiz Chamalé la mantenía muy estrechamente, incluso con alguna intimidad Gloria Torres, hermana de la entonces primera dama, y el ministro de la Defensa, Abraham el Chucho Valenzuela, quien salió del gobierno por la puerta de atrás, debido a que la última llamada en busca de auxilio que realizó Chamalé, curiosamente desde el celular de un agente de la DEA, fue al propio ministro de la Defensa Nacional, el general Valenzuela.

Los tiempos del Partido Patriota fueron de gloria para Marjorie Chacón Rossell, la famosa Reina del Sur, que de entrada y con gusto pagó la fiesta –Q 5 millones en efectivo- de la victoria electoral de Otto Pérez y Baldetti, frente al hotel Tikal Futura. Pocos días después, fue la diligente anfitriona de la primera fiesta presidencial de Pérez y Baldetti en la finca oficial Santo Tomás, lugar donde incluso comentó que sería la responsable de los proyectos sociales del nuevo gobierno. El vehículo puntero de su larga caravana y el colero, eran de las fuerzas especiales del Ministerio de Gobernación, que la custodiaban con esmero mientras se desplazaba. Los conocidos narcotraficantes Hayron Bingotón Borrayo Lasmibat y su esposa Mirza Hernández de Borrayo eran los refinados, voluptuosos y exquisitos anfitriones de los gobernantes en Río Dulce.

El 13 de marzo de 2014, en París, rumbo a Suiza, Borrayo fue sorprendido y aprehendido por agentes de seguridad franceses, mientras llevaba consigo una fuerte cantidad de valiosos diamantes, un “mecanismo” para lavar dinero de la vicepresidenta Roxana Baldetti en Europa. Borrayo fue capturado y entregado a agentes federales de los Estados Unidos, que lo trasladaron a Miami para ser procesado por producir y distribuir drogas y sustancias no permitidas desde Venezuela, Guatemala, México y otros países. Fue condenado a prisión. Hayron Borrayo y sus empresas estaban en la lista Kingpin del Departamento del Tesoro, junto a Marjorie Chacón Rossell y su conglomerado de empresas desde 2012.

Marjorie y Bingotón, con el apoyo de las fuerzas de seguridad del Estado, trataron de exterminar sin éxito al sanguinario narcotraficante de la familia Lorenzana, Jairo Orellana, y aunque asesinaron en una operación quirúrgica y peliculesca a una decena de sus guardaespaldas, milagrosamente logró huir ileso en la zona 15.

Al final, Marjorie Chacón Rossell rompió con el gobierno Patriota, pues quisieron incrementar su cuota mensual de US$1 millón a US$4 millones y optó por entregarse a las autoridades federales estadounidenses, que, a cambio de información privilegiada, le redujeron su sentencia de cadena perpetua a poco más de un año y respetaron su patrimonio inmobiliario, que solo en la ciudad de Guatemala supera los US$ 2.5 billones.

Por otro lado, Lozano Bauer, narco piloto de Pérez y Baldetti, y más tarde el flamante piloto presidencial, también cayó en desgracia y se entregó a las autoridades estadounidenses. Entregó información y quedó libre, mientras goza en Miami de su mansión, yates y helicópteros de su empresa.

Publicada el 16 de agosto de 2018.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Fundación Ficohsa invierte en educación preescolar

La actividad busca contribuir con el desarrollo pedagógico de cientos de niños.

noticia Sergio Ramírez
En las patas de los caballos
noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Coordinar política fiscal y monetaria reduce el impacto”

Antonieta de Bonilla presidió la banca central durante la crisis financiera de 2008 y anticipa algunos de los impactos que la volatilidad actual de los mercados bursátiles y el COVID-19 pueda tener para el país.



Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

IRTRA recibirá visitantes bajo protocolos de bioseguridad

otras-noticias

Publicidad