[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El FSLN fue expulsado de la Internacional Socialista

opinion

El partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) surgió a la vida política de Nicaragua en 1983, en cuyo seno se aglutinaron los insurrectos que derrocaron al exgobernante Anastasio Somoza Debayle (1967-79) en 1979. El FSLN se convirtió en el brazo político del régimen de Daniel Ortega, líder máximo del FSLN, que instauró la primera dictadura sandinista (1979-90), que derivó en la “Guerra de los Contras” (1984-90), que terminó después de que Ortega se vio obligado a celebrar elecciones libres el 25 de febrero de 1990, en las cuales el FSLN y Ortega fueron derrotados por la oposición política. Sin embargo, Ortega logró la reelección presidencial en 2007, gracias a una ilegítima reforma constitucional mediante la que ya no se exigía la celebración de una segunda vuelta electoral si en la primera vuelta un presidenciable obtenía el 35 por ciento de los votos (y no más del 50 por ciento). Ortega obtuvo el 37 por ciento y fue reelecto. En las elecciones fraudulentas de 2011, Ortega, cuyo gobierno se había convertido en totalitario, fue reelegido como gobernante a pesar de que la Constitución de Nicaragua lo prohibía. En 2016, también fue reelegido fraudulentamente después de reformar la Constitución para poder ser reelegido indefinidamente. El régimen de Ortega se adhirió a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), liderada por el régimen chavista de Venezuela y adoptó el Socialismo del Siglo XXI. A partir de abril del año pasado, el gobierno del FSLN pasó del control de la sociedad a la represión brutal, cuyo saldo ha sido varios cientos de muertos, miles de heridos y encarcelados, así como la huida del país de decenas de miles de nicaragüenses. Como ocurrió con otros regímenes socialistas en América Latina, el gobierno sandinista degeneró en un cruel despotismo.

La semana pasada, la Internacional Socialista (IS), de cara al perfil dictatorial de Ortega y el FSLN, procedió a expulsar a este de su seno (miembro de la IS desde los ochenta), al igual que ocurrió en 2011 con el Partido Nacional Democrático (PND) del exdictador de Egipto, Hosni Mubarak (miembro de la IS desde 1989), y con el partido Reagrupación Constitucional Democrática (RCD) del exdictador de Túnez, Zine El Abidine Ben Alim (miembro de la IS desde los setenta).

La IS, que agrupa un centenar de partidos políticos del mundo, entre ellos la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido oficial durante el régimen populista autoritario de Álvaro Colom (2008-12), que pretendió perpetuarse en el poder en 2011, a través de descaradas maniobras inconstitucionales.

Tanto el PND de Mubarak como el RCD de Ben Alim proclamaban la justicia social, la distribución de la riqueza (incluso a través de la estatización de recursos y la regulación estatal del mercado) y la redefinición de los valores en diálogo social. No obstante, para ninguno era un secreto que dichos partidos eran los soportes políticos de oprobiosas dictaduras, al igual que el FSLN lo es del régimen de Ortega.

A estas alturas, nadie se traga que durante décadas la dirigencia de la IS no se hubiera percatado que los regímenes de Mubarak, Ben Alim y Ortega solo tenían fachada democrática, ni que no sabían que en realidad eran regímenes despóticos, a los cuales les eran inherentes la corrupción, el fraude electoral y la opresión de los pueblos egipcio, tunecino y nicaragüense. Por tanto, la expulsión de los partidos PND, RCD y FSLN del seno de la IS es percibida como tardía e hipócrita. Sin duda, provoca vergüenza ajena.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jaime Moreno/elPeriódico
Maroon5 inicia venta en mayo

Los boletos estarán disponibles a final de mes, luego de una preventa para usuarios de un banco del sistema.

noticia
¿Qué hay adentro de un cascabel?
noticia Editorial
Los magistrados del TSE se autoindemnizaron


Más en esta sección

Fiscal general de EE. UU niega que exista evidencia de un fraude electoral decisivo

otras-noticias

Inauguran feria de Pinabete para temporada Navideña

otras-noticias

IRTRA abrirá sus parques y anuncia tres nuevas atracciones

otras-noticias

Publicidad