[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La noche del colibrí

opinion

Una doble celada.

 

Tiene como subtítulo Arde Centroamérica (1980). Este libro narra las vivencias de la periodista Soledad Cano con campesinos del Triángulo Ixil, comandantes guerrilleros que operaban dentro del territorio, asociación de mujeres emelinistas y un integrante del Frente Contra la Represión (FCR).

Cuenta que durante un viaje a Chajul se enteró con ocho días de anticipación de la toma de la embajada de España. Sobre este caso se han expresado un sinnúmero de comentarios, explicaciones y apreciaciones, con poco o ningún sustento. Incluso se dice que durante la toma de la embajada se empleó un artefacto similar a un lanzallamas.

La escritora Elizabeth Burgos, relata lo expresado por la señora Menchú, con respecto a este suceso: “Lo que pasó en la Embajada de España: yo no puedo sacar mi versión personal de imaginaciones, pues nadie de los compañeros puede decir la verdad” Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia (1983).

Burgos describe también la relación entre la embajada de España y los indígenas confirmando la versión de la escritora Cano. Solamente que contado por la señora Menchú: “Cuando lo de la Embajada de España había hecho un acercamiento entre las organizaciones populares y los estudiantes… Habíamos inventado el cóctel Molotov. En un frasco de gaseosa habíamos echado gasolina, un poco de hierro, así revueltos con aceite, con una mecha. Ese cóctel tiene capacidad para quemar a dos o tres soldados, porque se pegaría encima de ellos y les quemaría la ropa”.

Lo que mejor se ha explotado en el caso de la embajada española es la ambigüedad en cuanto a los preparativos para tomarla y el trágico resultado. Soledad cano narra algunos aspectos, que aclaran esto. Comenta el “Plan de la Subida”, que describe la salida de unos estudiantes vestidos de campesinos que se unen pocos minutos antes a los verdaderos campesinos. Lo más relevante es la explicación del detonante que causó el incendio: “–¡Aquí están! ¡Tiren la puerta abajo¡–dictaminó alguien– (probablemente de la Policía).

“El grupo se revolvió inquieto; los secuestradores no dudaron un momento; de los macutos sacaron una botella llena de algún líquido inflamante y tapada especialmente… –¡Esos policías asesinos no van a entrar aquí a ultimarnos! –dijo el que tenía la bomba… –¡Asesino! –gritó el de la bomba y la arrojó contra la puerta en dirección al agujero. Ésta se incendió”.

Tal como lo narra la periodista Cano, la embajada de Panamá era la primera opción y la de España la segunda.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jose Rubén Zamora
A propósito de la visita de Pence

Jose Rubén Zamora

noticia Redacción
CC deja en suspenso la candidatura de Edwin Escobar

La máxima corte revocó el amparo provisional que le permitió obtener su finiquito.

noticia Evelyn Boche elPeriódico
«No miramos nombres ni partidos políticos, perseguimos criminales” Thelma Aldana, fiscal general y jefa del ministerio público

La fiscal general Thelma Aldana guarda con recelo detalles de la investigación contra la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, y señala que desde fines de abril no han recibido del Ministerio de Gobernación solicitudes de allanamientos con la finalidad de ubicar al prófugo Juan Carlos Monzón. También habla de la cruzada contra la corrupción que emprendió junto a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).



Más en esta sección

Reformas constitucionales

otras-noticias

Ley histórica sobre despenalización del cannabis avanza en Congreso de EE.UU.

otras-noticias

En Guatemala siguen participando online al Powerball para ganar su pozo de casi Q2 mil millones. ¡Te contamos cómo!

otras-noticias

Publicidad