[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La noche del colibrí

opinion

Una doble celada.

 

Tiene como subtítulo Arde Centroamérica (1980). Este libro narra las vivencias de la periodista Soledad Cano con campesinos del Triángulo Ixil, comandantes guerrilleros que operaban dentro del territorio, asociación de mujeres emelinistas y un integrante del Frente Contra la Represión (FCR).

Cuenta que durante un viaje a Chajul se enteró con ocho días de anticipación de la toma de la embajada de España. Sobre este caso se han expresado un sinnúmero de comentarios, explicaciones y apreciaciones, con poco o ningún sustento. Incluso se dice que durante la toma de la embajada se empleó un artefacto similar a un lanzallamas.

La escritora Elizabeth Burgos, relata lo expresado por la señora Menchú, con respecto a este suceso: “Lo que pasó en la Embajada de España: yo no puedo sacar mi versión personal de imaginaciones, pues nadie de los compañeros puede decir la verdad” Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia (1983).

Burgos describe también la relación entre la embajada de España y los indígenas confirmando la versión de la escritora Cano. Solamente que contado por la señora Menchú: “Cuando lo de la Embajada de España había hecho un acercamiento entre las organizaciones populares y los estudiantes… Habíamos inventado el cóctel Molotov. En un frasco de gaseosa habíamos echado gasolina, un poco de hierro, así revueltos con aceite, con una mecha. Ese cóctel tiene capacidad para quemar a dos o tres soldados, porque se pegaría encima de ellos y les quemaría la ropa”.

Lo que mejor se ha explotado en el caso de la embajada española es la ambigüedad en cuanto a los preparativos para tomarla y el trágico resultado. Soledad cano narra algunos aspectos, que aclaran esto. Comenta el “Plan de la Subida”, que describe la salida de unos estudiantes vestidos de campesinos que se unen pocos minutos antes a los verdaderos campesinos. Lo más relevante es la explicación del detonante que causó el incendio: “–¡Aquí están! ¡Tiren la puerta abajo¡–dictaminó alguien– (probablemente de la Policía).

“El grupo se revolvió inquieto; los secuestradores no dudaron un momento; de los macutos sacaron una botella llena de algún líquido inflamante y tapada especialmente… –¡Esos policías asesinos no van a entrar aquí a ultimarnos! –dijo el que tenía la bomba… –¡Asesino! –gritó el de la bomba y la arrojó contra la puerta en dirección al agujero. Ésta se incendió”.

Tal como lo narra la periodista Cano, la embajada de Panamá era la primera opción y la de España la segunda.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Países se pronuncian ante la violencia en el Congreso de Estados Unidos

A contramano, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, un aliado de Trump, evitó criticar la violencia provocada en el Congreso por los partidarios de su par estadounidense este miércoles y se mostró comprensivo con las acusaciones de fraude electoral que motivaron los desmanes.

noticia
Hollywood se ahoga en atrasos: se aplazan James Bond, “Morbius” y “Uncharted”
noticia AFP
Nadal y Djokovic buscan superar a Federer

Tras un año 2020 “para olvidar” en palabras de Rafael Nadal, 2021 prevé un regreso a un calendario menos atípico, que comenzará el 6 de enero y que podría suponer cambios en la carrera por el mejor tenista de todos los tiempos, con el español y el serbio Novak Djokovic en condiciones de superar al suizo Roger Federer.

 



Más en esta sección

Las entrañas del poder VII

otras-noticias

Ocho décadas sin James Joyce

otras-noticias

Biden urge aprobar plan de rescate

otras-noticias

Publicidad