[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

2019, el mejor año de la historia

opinion

Así que este año elegí ser positivo porque es lo mejor que me puede pasar, porque ser negativo no es alternativa.

 

Así empecé el año, expresando a varios amigos y colegas, que este será el mejor año de la historia, es decir de mi historia. La mayoría me vieron con ojos de asombro, algunos argumentaron que la situación política empezó mal y por lo tanto, ¿Cómo podría ser este el mejor año de la historia?, otros preguntaron curiosos, ¿Por qué tan inusual aseveración?, ¿a qué se debe mi optimismo?

El razonamiento en muy sencillo: El pasado no existe, solo en nuestras memorias y muchas veces inexacto y precario, en los intersticios de la conciencia; el futuro tampoco, hay que crearlo, es decir vivirlo, para que se convierta en presente y finalmente se esfume dejando su estela borrosa en la memoria; por lo tanto lo único verdaderamente tangible, que conscientemente percibimos, es el tiempo presente y es lo mejor que tenemos, en realidad es lo más valioso de nuestra existencia. De allí mi aseveración que este será el mejor año de la historia, porque en la lenta cadencia y acumulación de la historia, la nuestra no cuenta o en el mejor de los casos apenas cuenta; por lo tanto lo que tiene sentido para nosotros es vivir y crear el presente, con todo lo que tenemos.

Jean Paul Sartre, el filósofo existencialista que se pasaba en los cafés parisinos en largas tertulias explicando su filosofía, afirma que el ser humano es un “ser arrojado al mundo”, contingente, condenado a ser libre, un proyecto que se construye a través de elegirse y por lo tanto responsable y sin excusas de su propia humanidad. Absolutamente responsables de lo que somos y del mundo que nos rodea, artífices de nuestro propio destino.

En consecuencia yo elegí que este será un año extraordinario, de mucho aprendizaje, de grandes logros, decidí ser positivo, a pesar de todo lo negativo que escucho y leo todos los días en los diarios, en las redes sociales y la televisión; solo por el hecho de ser positivo tengo recorrida la mitad del camino. “Soy positivo porque no tengo alternativa”, decía Churchill en aquellos días aciagos, bajo el estruendo de las bombas nazis cayendo sobre Londres durante la Segunda Guerra Mundial.

Así que este año elegí ser positivo porque es lo mejor que me puede pasar, porque ser negativo no es alternativa; elegí ver las cosas de una forma distinta, veo con cariño todo lo que me rodea, veo un país completamente hermoso, lleno de oportunidades, de sueños y proyectos. En cada ángulo, hacia donde vea, solo veo posibilidades, infinitas posibilidades. Como decía Tolstói, “Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”, empecemos por allí.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Hugo Maul R.
Credibilidad y prudencia fiscal

Desde esta perspectiva, la readecuación presupuestaria es más que un simple ejercicio de cuadrar salidas y entradas de efectivo.

noticia Redacción Deportes
Duelos de campanillas

Todos califican a Municipal como el mejor equipo de la Liga en esta momento, pero enfrentan en semifinales a un Antigua “que mató a un gigante”, Comunicaciones, y que va por otro.

 

 

 

 

 

noticia Editorial
Operadora de justicia asesinada


Más en esta sección

En teatros o en streaming, 12 meses de buen cine

otras-noticias

A golpe de amparo, Mynor Moto avanza hacia la CC

otras-noticias

Una juramentación de urgencia y de noche

otras-noticias

Publicidad