[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Vonos muchá vonos

opinion

La fuga del infierno.

 

Se asegura que los migrantes al norte. Modalidad caravana, familia o individual –no importa el paquete contratado, con su coyote/agencia favorita– van en búsqueda del American Dream. Falso. Los habitantes de esta región, la abandonan desesperados. Esto es un verdadero infierno. Se come una vez al día, se habita en residencial vivienda de barranco, sin agua, drenaje, luz socorrida, o sembrando maíz en extensas tres cuerdas de ladera, rociado –gratuitamente de glifosato, paraquat, y otras benéficas, sustancias cortesía de Responsabilidad Social Empresarial de palmeros, azucareros y similares. El salario promedio es de cuarenta quetzales al día, los niños no van a la escuela, menos médico. Los pozos de agua se secan o traen tóxicos, el crimen surca libre los campos. Si esto no es el infierno, ¿cómo será aquello?

Si a lo anterior agregamos que la administración el Estado, está a cargo de un círculo de cínicos, que se dicen amparados por halo divino, cuyo certificado de autenticidad emitió un grupo de falsos profetas, fariseos todos y el Nuncio Apostólico. Personaje que navega por caminos, muy alejados de la prédica de Francisco. Aquellos profetas, son secuaces del poder terreno. Siempre dispuestos a recibir los treinta denarios. Este es el paisaje de nuestros infiernos tropicales. ¿Qué no durarán mucho? De acuerdo. Ahora bien, eso no resuelve el problema. El dilema de esta sociedad es: ¿qué construiremos una vez apagados los fuegos sulfurosos, de Moralejas, Irigoyen, Bac, Galdámez, Valladares y recua? Por ahora corresponde, la limpia. Chilca, pom, chirimía, una buena Quezalteca y la primera parte de la obra estará concluida. Ese será el inicio del cierre de los infiernos. Aquello requiere voto disciplinado y en una sola dirección. Fin del pacto de los avernos.

Para empezar a reconstruir el país y frenar la fuga de cerebros, habrá que intensificar, la demanda masiva de mano de obra. Infraestructura pública, dinamización de la economía campesina. Fomento de programas cortos e intensivos de formación tecnológica, crédito a pequeña y mediana empresa. Intensificar la economía popular es el paso más importante para detener esta espantosa huida. Enfriar este infierno pasa por la recuperación de la institucionalidad pública. Si la sociedad permanece indolente y amorfa, la fuga continuará, será indetenible, por lo menos en tanto y en cuanto, un día de trabajo, en los campos del norte, sea equivalente al valor de una quincena de trabajo en nuestros campos. Cuando hay. Así que sin Estado para el bien común, mecanismos distributivos y redistributivos basados en equidad. Continuaremos escuchando la letanía: Vonos muchá vonos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Capturan a presunta narcotraficante en el aeropuerto La Aurora

La mujer ya fue trasladada a la Torre de Tribunales, por una orden de captura girada en su contra el 28 de septiembre pasado.

noticia Cristian Velix/elPeriódico
Congreso lanza licitación para restaurar áreas del Palacio Legislativo

El Legislativo recibirá en diciembre las ofertas para llevar a cabo dicha obra.

noticia EFE
EE. UU. y Reino Unido en lista panameña de países de alto riesgo por el COVID-19

El país ya superó el 50 % de la población objetivo con las dos dosis de la vacuna anticovid, y las autoridades han dicho que aspiran que la inmunidad comunitaria se logre a final del año 2021.



Más en esta sección

Bayern: goleado, humillado y eliminado

otras-noticias

Manchester City queda eliminado de la Copa

otras-noticias

Juventus pierde y se complica

otras-noticias

Publicidad