[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Narcotráfico y tipo de cambio

opinion

“Hace 20 años la relación entre corrupción y narcotráfico también era un hecho”. Julie López, Prensa Libre.

 

Cuando uno oye las declaraciones del Presidente del Banco de Guatemala, y de los hombres de negro que le acompañan (porque usualmente todos son hombres, como si las economistas damas no existieran por allí), la palabra “Remesas” es la que más se repite. Y es que esa variable ha sido la salvadora del modelo económico que nos vendieron en los años noventa, aunque nunca nos dijeron que sería con el sudor y esfuerzo del migrante como se conseguiría el pírrico éxito.

En esos tiempos, el modelito que nos vendieron decía algo así como que con la liberalización financiera y comercial, los industriales guatemaltecos harían reconversión de sus empresas, adaptándolas a un ambiente de competitividad globalizado, y así el país se modernizaría y habría de generar muchas fuentes de trabajo. Estaríamos entonces todos felices y contentos viviendo como en Alicia y el país de las maravillas, en contraposición a la distopía que se refleja en los viajeros de La Bestia, el nado por el Suchiate, o el paso por el desierto de Sonora que es una enorme máquina de matar.

Resulta ser así entonces que tenemos incluso una balanza en cuenta corriente positiva, que incide en la apreciación del tipo de cambio. Y es así como los nietos de aquellos industriales innovadores, que se fajaron el lomo y forjaron la integración centroamericana y el incipiente desarrollo industrial, hoy son primordialmente importadores y compradores monopólicos de patentes industriales de marca.

El país entonces anda repleto de dolarucos, y se dice que son “remesas”, pero el reportaje de Julie López publicado el pasado lunes 27 en Prensa Libre, nos hace viajar la mente, y pensar y repensar, que a lo mejor la actual apreciación cambiaria tiene otros ingredientes no muy ortodoxos por cierto; que ni se mencionan en los perfumados ambientes de la macroeconomía chapina: “Narcotráfico: déjà vu de rutas y métodos, pero con mucha más cocaína”. Por cierto es preciso dejar sentado que ningún centro de pensamiento habla de ese gran tabú,y todos se han tragado la historia de las remesas, salvo mi buen amigo y colega Edgar Gutiérrez, quien en uno de sus tantos estudios en el Ipnusac y en las publicaciones que ese centro de estudios tenía en elPeriódico, se hicieron unos primeros cálculos de cuánto se podía quedar en Guatemala del primer producto de intercambio bilateral entre la hermana república de Colombia y nuestro país.

Nos dice Julie López que a raíz del análisis de periodismo investigativo del juicio al Chapo Guzmán, que es público en las cortes de Nueva York, se desprende, de acuerdo a estimaciones de expertos estadounidenses, el año pasado en Guatemala se trasegaron 1,400 toneladas de cocaína, mientras que la incautación de la que el gobierno se jacta como exitosa es de tan solo el 1.20 por ciento del total. Los trasegadores de Jalapa, Zacapa, Puerto Barrios y ciudad de Guatemala (principales centros de acopio, según el reportaje) están haciendo su agosto.

Quienes investigan ese inframundo tienen un lema: entre más al norte más cara es la cocaína, siendo que la distancia entre lo que recibe el productor boliviano, peruano y colombiano en los campos del sur es abismal con respecto a los brokers y comerciantes. Pongamos entonces la imaginación a correr: en Estados Unidos el gramo de coca oscila entre 60 y 300 dólares. Debemos entonces calcular la cantidad de gramos que hay en esas 1,400 toneladas que pasan por aquí, y luego la comisión que cobran los grandes brokers chapines. Pero lo que nos interesa entonces es comenzar a imaginar la incidencia que todo este comercio tan fértil y rentable tiene en el tipo de cambio guatemalteco, empezando por el denominado “mercado paralelo o negro”, y luego las formas tan novedosas e ingenieriles de su bancarización. Dejémoslo entonces hoy a la imaginación, y la invitación a los centros de pensamiento y el periodismo investigativo es a meterle más seso, tiempo y esfuerzo a esta cuestión que no es objeto del periodismo de opinión resolverla.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
CANG juramenta a la nueva Junta Directiva y Tribunal de Honor

Los profesionales estarán en el cargo durante el período 2021-2023.

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia Anabella Giracca
Infeliz manipulación

“Estrategias de la política oscura”.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Divisas por exportaciones crecen en cuatro meses de 2021

otras-noticias

Atrapan a esta traviesa cachorra robando un zapato de su dueña

otras-noticias

Movimiento ciudadano de Panamá recoge firmas para reformar la Constitución

otras-noticias

Publicidad