[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Llamado a la concordia

opinion

Trabajemos juntos para encontrar una salida.

 

La incertidumbre, las tensiones y la polarización nos tienen agobiados. No hay mesa, grupo de chat o reunión que no corra el riesgo de generar fricciones y sacar chispas. Lamentablemente, aparte de una enorme desinformación, hay gran intransigencia. Cada quien se siente dueño de una verdad absoluta y con la solvencia para lanzar los más duros señalamientos e improperios. No hay apertura a un diálogo productivo y respetuoso, en donde todos estemos dispuestos a escuchar, tratar de ponernos en los zapatos de los demás y, en medio de las diferencias, buscar una salida armoniosa. Las percepciones encontradas sobre la realidad, el temor al cambio, las pugnas ideológicas, la lucha de algunos por retener privilegios y de otros por ascender a posiciones de poder, las evaluaciones que hacemos sobre las actuaciones de los demás y nuestra falta de conocimiento sobre fundamentos legales nos han cubierto con una nube gris, que solo acarrea más desaliento y enfrentamiento. Muchas veces este ambiente es creado y alimentado por las malas intenciones de vividores de la corrupción, del crimen y de la impunidad. En medio del caos, las dudas nos paralizan. No sabemos a ciencia cierta las agendas sobre la mesa. Muchas veces sentimos que hay un titiritero que no da la cara, que jala las pitas y que nos hace movernos en determinada dirección. Debemos retomar control de la situación. No podemos estar maniatados ni sentirnos manipulados. Por ello, mientras nuestras actuaciones se inspiren en un compromiso auténtico con la búsqueda del bien común, debemos propiciar los espacios que nos permitan unir esfuerzos a favor de Guatemala.

Estamos en un punto de quiebre, en el que corremos el riesgo de tirar por la borda la incipiente democracia que tanto nos ha costado forjar. Hemos establecido un régimen democrático en el que nuestra vida republicana depende de los pesos y contrapesos que contempla nuestra Constitución Política y de las funciones que asigna a las diversas instituciones. Por ello, nuestra Carta Magna insiste en la condición indispensable de que las cabezas que dirijan dichas entidades sean capaces, honorables e idóneas. También establece mecanismos para realizar reformas que permitan que este marco responda a las necesidades cambiantes, contexto e ideales de los miembros de nuestra sociedad. Los problemas que enfrentamos evidencian la urgencia de repensar algunas de las formas en que hacemos las cosas y de afinar algunos detalles. Sin embargo, en tanto dichas reformas ocurran, debemos ser respetuosos del orden jurídico, lo que asegura el Estado de Derecho. No debemos permitir que nuestro juicio sobre funcionarios e instituciones, ni que las presiones del momento nos hagan relativizar las reglas vigentes o dar cabida a la arbitrariedad.

Las sociedades son organizaciones complejas, que resuelven problemas, se adaptan y evolucionan permanentemente. En algunos momentos, se ven muy presionadas por los cambios y les cuesta realizar los ajustes necesarios. Los guatemaltecos estamos frente a uno de esos periodos difíciles. Las divergencias de opinión y la creciente polarización tienen a muchos maniatados, mientras que otros caminan con vigor en sendas que los apartan aún más. Debemos parar un momento y reflexionar si la ruta que escogimos nos conducirá a un mejor destino. Tratemos de comprender mejor lo que significan la legalidad, la independencia de poderes y el respeto al Estado de Derecho, de forma tal que podamos resguardarlos. Asimismo, abramos canales de comunicación para salir adelante.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jorge Esquivel / DPI 2296 34273 2201
El Macondo chapín
noticia AFP
Cinco mujeres mueren en Yemen al caer un proyectil en sala de fiestas
noticia José Manuel Patzán
Haroldo Lorenzana acepta su extradición hacia EE. UU. por narcotráfico


Más en esta sección

Policía de Guatemala hace retroceder a caravana migrante con gas lacrimógeno

otras-noticias

Sepultan a Yesmin, la menor que murió por desnutrición en Jocotán

otras-noticias

Supongamos que Nueva York es una ciudad

otras-noticias

Publicidad