[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Reflexión de Adviento

opinion

La democracia exige virtudes que no tenemos.

 

El tiempo que precede la Navidad lejos de traer un poco de reflexión desató los demonios en Jimmy sin perder fuerza el rencor, la intolerancia y la insensatez que le corroe el alma, ni entender que no se puede someter al pueblo a los desatinos que provoca la incapacidad y la ambición desmedida de los perdularios que buscan satisfacer su insaciable apetito de poder y de gloria efímera, trastornando el orden de la naturaleza del Estado reducida a cenizas conjurando contra la Corte de Constitucionalidad, perdiendo legitimidad jurídica y política al desobedecerla. Extraviado en un cargo que perturba su ignorancia optó por dejarlo en manos de personajes oscuros, cooptando el Estado con un cinismo sin precedentes, profundizando la endémica crisis económica, política y social. Zarandeado y alabado por radicales de mentalidad medieval se convirtió en rehén de la disputa por el poder entre facciones tradicionales y emergentes de todo tipo y se envileció, sin avanzar el país con una visión diferente en el siglo del conocimiento y la tecnología, superando la pobreza secular. Lo insólito es que en Washington varios senadores republicanos sin la sabiduría de los fundadores apoyan esa mafia haciendo el ridículo por arrogantes, sin reparar que los engañan. Cuando se den cuenta, Rubio se volverá zambo de cólera por la crudeza del reproche.

Los autores de la destrucción social que se oponen a modernizar el Estado –un cambio inevitable– tienen el tiempo contado, con la mácula de provocar un daño irreparable a las generaciones que no realizaron el sueño de dar un salto cualitativo y poner el conocimiento adquirido al servicio de la sociedad para salir del subdesarrollo. Por suerte, la tecnología y la informática cambiaron su destino, permitiendo el acceso a un escenario diferente donde la inteligencia no tiene límite, dejando de ser esclava de una nueva variedad de corrupción avalada por los integristas, tratando de mantener intacto el statu quo cooptando a los gobiernos de turno, perpetuando la corrupción y la impunidad. Al reivindicar la juventud su derecho, pone en evidencia la ruindad de los sectores que hace décadas gobiernan, símbolo permanente del capitalismo anárquico y salvaje en pugna con el civilizado que subsistirá, solo si abandona la utopía de imponer un sistema de pensamiento y modo de vida único global en sociedades de mercado dominándolas, y satisfacer las necesidades humanas sin respetar las diversas civilizaciones. En todo caso, su decadencia es inexorable.

La democracia exige virtudes que no tenemos pero tampoco merecemos una dirigencia cínica, incapaz y perversa que miente afirmando que combate la corrupción y la impunidad, destruyendo la única oportunidad de erradicarla con eficacia, utilizando argumentos deleznables aferrados a una soberanía que siempre han vendido al mejor postor, usándola de excusa para proteger a la mafia enquistada en las instituciones del Estado que la CICIG desmantela con eficacia. De esa cuenta, es tiempo de exigir al Presidente cumplir sus obligaciones, respetar la dignidad del cargo, la ley y las instituciones sin someterlas a una confrontación absurda, –el caso de la CC– que las debilita despreciando los valores, el sentido común y las condiciones de subsistencia precaria del pueblo, degenerando la democracia al consolidar la corrupción y la impunidad, incrementando la miseria y la inmigración ilegal. Si Washington no enmienda a tiempo el error de apoyar gobiernos ineptos y corruptos, dándole prioridad a un programa de inversión con una reforma económica, política y financiera integral y un liderazgo transparente y capaz, la crisis se agravará sin remedio. El conflicto lo complican los fundamentalistas pensando que vivimos en el siglo XIV y no en el XXI, financiando un lobby millonario engañando a los senadores gringos sobre la realidad del país, que se hunde en parte por culpa del tío Sam, sin valorar la amenaza asimétrica del terrorismo religioso y de Estado, poniendo en riesgo la libertad y su seguridad ante un enemigo que no vacilará en usar la ventaja de tener a su alcance un Estado fallido. Negarlo es una extravagancia útil al despotismo frente a la justicia por la veleidad de los jueces indulgentes, ocultando los vicios del sistema que funciona sin importar que la gente vestida o en cueros, viva peleando por un pan como si fuera de oro.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ferdy Montepeque / elPeriódico
Guatemala mantiene tasa de letalidad más alta de Centroamérica

Hasta el 11 de julio, el país reportaba el fallecimiento de 9 mil 721 personas a causa del COVID-19.

noticia Evelyn Boche/elPeriódico
Anam pide aclaración a la CC sobre boleto de ornato
noticia
360° A vuelo de pájaro


Más en esta sección

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Uber sale de los números rojos y gana 1.036 millones de dólares en lo que va de 2021

otras-noticias

Sony ganó 1.310 millones de euros entre abril y junio, un 8,9 % más

otras-noticias

Publicidad