[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ha llegado el año número 2019

opinion

En nuestras modernas sociedades industriales y posindustriales, el calendario no es ya más que un artificio político y administrativo.

Siempre me he preguntado qué significa la llegada de un nuevo año en el calendario. Es claro que a su llegada en cierto día le sumamos un dígito a la notación de fechas que usamos habitualmente. En nuestra tradición esa fecha es el día uno de enero. Los hechos y las transacciones que hace unos días se marcaban como sucedidos en el año numeral 2018, ahora lo serán en el numeral 2019. Así pues, el calendario parece servir como un mapa temporal común que facilita la colaboración entre nosotros, los miembros de una determinada tradición cultural.

En esta época de la globalización, se ha impuesto mundialmente el uso del calendario llamado gregoriano, un artificio papal del siglo dieciséis de nuestra era que modificó el calendario atribuido al del romano Julio César. Ellos, los romanos, comenzaban su cuenta de los tiempos a partir de la fundación de su propia ciudad, Roma. Unos mil años después del mítico establecimiento de la “ciudad eterna”, una pequeña pero creciente secta judía logró cambiar para el imperio el inicio de los tiempos calendáricos. Ya no sería la fundación de Roma el inicio del calendario sino el mítico nacimiento de un hombre-dios, Jesús el ungido, también conocido como Jesucristo. Así, ahora hablamos del año 2019 después de Cristo (d. C.) o anno Dómini (A. D.)

Los otros judíos, los que no se romanizaron, utilizaban un calendario diferente. Para ellos el acontecimiento central que marcaba el inicio de su era calendárica, era la destrucción de su primer templo en su ciudad santa, Jerusalén. Más tarde, ya en la llamada Edad Media, los judíos rabínicos fijaron el inicio de su calendario en lo que creían había sido la creación del mundo hace casi seis mil años. Así, para ellos, hoy estamos en el año 5779 de la creación del mundo (Anno Mundi o A. M.), año que comenzó el pasado día 9 de septiembre y terminará el próximo 29 de septiembre.

El ritmo temporal más obvio para nosotros los humanos es la sucesión del día y la noche. Los judíos inician su día calendárico al atardecer, nosotros a la medianoche, otros, por ejemplo, los romanos y los griegos clásicos, al amanecer. Así para los evangelistas cristianos, grecorromanos, Jesús murió en la cruz a la hora nona, nuestras tres de la tarde. El segundo ritmo observable es la apariencia variable de la Luna en el firmamento, el mes. Y ya mucho más tarde, con la humanidad llegando a la revolución agrícola hace unos diez mil años, el año agrícola se vuelve algo muy importante. Hay tiempo de sembrar y tiempo de cosechar, tiempo de guardar y tiempo de desechar según dice el libro del Eclesiastés. Son las estaciones lo que ritma la vida de los pueblos agrícolas.

En 1793, los revolucionarios franceses establecieron un nuevo calendario, el de la República, un calendario político que se mantuvo por doce años. Hoy en nuestras modernas sociedades industriales y posindustriales, el calendario no es ya más que un artificio político y administrativo. ¡Feliz año!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Las Primeras fotos del debut de Black Adam en DCEU

Se han compartido un par de fotos de Black Adam, la esperada película de DC Extended Universe protagonizada por Dwayne Johnson como el antihéroe titular de DC.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
CANG elige Junta Directiva y Tribunal de Honor
noticia Silvia Tejeda
Mujeres, política y mafias organizadas

Otra orilla.



Más en esta sección

El 45 por ciento de población tiene al menos una dosis contra COVID-19 en Costa Rica

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

MP señala que no ha recibido información oficial sobre la decisión de EE.UU.

otras-noticias

Publicidad