[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Puede quebrar económicamente un país?

opinion

Los niveles de deuda en relación al Producto Interno Bruto en la región centroamericana en general son preocupantes.

 

En esto de la hacienda pública no hay recetas; pero, sí suficiente evidencia que el endeudamiento per se no es malo y que no todo déficit es dañino. Países que se endeudaron para construir infraestructuras, hospitales y centros de enseñanza lograron incrementos significativos en la productividad que les permitió repagar los préstamos, disminuir la deuda y hacerla sostenible en el tiempo. Pero, también los hay que crecieron en base a deuda y no pudieron cumplir sus obligaciones. Los latinoamericanos en carne propia sufrimos la crisis de la deuda en los años ochenta con procesos devaluatorios, altas tasas de interés e inflación desmedida que desembocó en una paralización de la actividad económica por más de una década. Si algo aprendimos de esa dura lección es que los desequilibrios fiscales no deben financiarse con recursos de la banca central y que el excesivo endeudamiento es malo.

Los países centroamericanos se han caracterizado por tener presupuestos que nacen viciados; por un lado se sobreestiman los ingresos fiscales y subestiman los gastos, se omiten deudas flotantes o se trasladan deudas que son públicas al ámbito privado. El resultado final déficits fiscales recurrentes y endeudamiento creciente. Las autoridades obvian discutir la abultada planilla de servidores públicos, el gran número de actividades duplicadas y proliferación de ministerios, manejo no auditable de fideicomisos públicos, los altísimos niveles de contrabando, la cuantiosa evasión fiscal y el tema de la limitada base tributaria, entre otros.

Los organismos financieros internacionales establecen que deudas públicas por arriba del 40 por ciento hacen peligrar las finanzas estatales. Los niveles de deuda en relación al Producto Interno Bruto en la región centroamericana en general son preocupantes, tal el caso de El Salvador con US$18,372.7 millones que representa el 74.07 por ciento del PIB, Costa Rica con US$37,401.9 millones representa el 64.97 por ciento, Nicaragua con una deuda de US$6,490.1 millones representa el 46.83 por ciento y Honduras US$10,209.2 representaba el 44.83 por ciento. Mientras Panamá con US$23.373.6 millones representaba el 37.8 por ciento, siendo el menos endeudado Guatemala con US$18,669.2 millones que representa 24.76 por ciento del PIB, según cifras del año 2017 del Consejo Monetario Centroamericano.

La deuda pública de la región es ya tan elevada que el pago de su servicio en la práctica se come entre un 15 al 25 por ciento de los presupuestos nacionales, lo cual resta recursos para emprender los tan importantes proyectos sociales y de obra pública que se necesitan. Situación que se complica cuando los países han contratado deuda a corto plazo, que los puede a orillar a una posible cesación de pagos. Es crucial que las autoridades de los gobiernos redimensionen el presupuesto, contengan y racionalicen el gasto público, implementen presupuestos balanceados y políticas de austeridad para que a través de la productividad puedan repagar las deudas contratadas. ¿Estarán dispuestos los gobiernos del área ha emprender políticas públicas sanas para no caer en crisis?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Investigación elPeriódico
Secretaria del Presidente fue contratista de la PNC

Antes de ser funcionaria, María Consuelo Ramírez Scaglia de Wellmann, actual secretaria general de la Presidencia, fue contratista entre 2012 y 2013 de la Subdirección de Apoyo Logístico de la Policía Nacional Civil (PNC), dependencia donde su esposo el mayor Walther Wellmann Girón estaba contratado como asesor.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
México entrega insumos médicos a Guatemala

Los insumos serán utilizados para combatir la pandemia del COVID-19.

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
CANG juramenta a la nueva Junta Directiva y Tribunal de Honor

Los profesionales estarán en el cargo durante el período 2021-2023.



Más en esta sección

UE sanciona a la esposa y al hijo de Ortega por la represión en Nicaragua

otras-noticias

Implementan proyecto para mejorar prácticas con el agua en comunidades de Quiché

otras-noticias

Juan Francisco Sandoval presentó amparo para dejar sin efecto su destitución

otras-noticias

Publicidad