[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Amamos a nuestro prójimo?

opinion

Cristianos, oremos y pidamos juntos por la justicia.

 

Recuerdo que al estudiar mi maestría en 1976, tuve la suerte de asistir a la magistral clase de economía uno, que dictaba el fundador y rector de la Universidad Francisco Marroquín, quien entre sus muchos méritos empresariales, tuvo uno que superaba a todos, el haber sido el primero en América Latina en fundar en momentos de gran embate por los equivocados socialistas, una universidad con el fin de enseñar economía de mercado, basado en sus estudios autodidactas, que le dieron el conocimiento y además el éxito de la empresa familiar que administraba. Su sabiduría y capacidad de acción fueron reconocidos por los grandes economistas del mundo, al ser electo presidente de la Sociedad Mont Pelerin, fundada en 1947. En los intermedios de las clases, era muy paciente y amable, habiendo tenido la suerte de que me dedicara tiempo, explicando y aclarando mis dudas. Eran pláticas sencillas sostenidas en los corredores que rodeaban las aulas, en las cuales también me preguntaba sobre mi trabajo y experiencias. En una ocasión me contó que su vida cambió al leer un libro, el cual le motivó a estudiar economía, lo que hacía cuando podía, por las noches, en los fines de semana en su casa y en los paseos familiares, pues era un autodidacta, para proyectar posteriormente su aprendizaje a través de la enseñanza, acción motivada al ver la pobreza generalizada de gran parte de nuestra población, enseñando los principios de la acción humana a través de los cuales los pueblos se desarrollan.

Hace unos días sentí una gran emoción al recibir un WhatsApp, fue como un golpe a mi olvido, el recuerdo de la lectura de un libro, que contiene el párrafo que señalo más adelante, el cual alborotó en mi memoria los recuerdos de las enseñanzas dadas de una manera sencilla y clara por el Doctor Manuel Ayau (†) cuya ausencia siento con gran nostalgia, combinada de un sentimiento de gratitud, porque gracias a sus enseñanzas y la de los maestros que tuve y aún tengo en esa querida universidad, yo también cambié; la frase es la siguiente: “Cuando adviertas que para producir necesitas tener autorización de quienes nada producen; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada”, Ayn Rand (1950).

Me siento avergonzado, porque hasta que he sufrido de un flagrante prevaricato, me uno con amigos que lo han sufrido, y con otros que lo hacen con gran entrega y corazón, con un sentimiento de amor al prójimo, a la lucha por un sistema judicial imparcial que proteja a todos los habitantes de nuestro país, imposible si se cometen injusticias legales, auspiciadas por el temor y corrupción de intereses de “poder y monetarios”. Ofrecemos sacrificios y nos somatamos el pecho, pidiendo a Dios salud y bienestar económico e inclusive, cumpliendo con uno de los dos mandamientos más importantes, por nuestro prójimo. Pero no oramos ni actuamos ante la injusticia del prevaricato que sin ser juzgados sufren más de cuatro mil ciudadanos, siendo según nuestra Constitución inocentes hasta probar su culpa. Cristianos, oremos y pidamos juntos por la justicia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Johnny Depp intenta nuevo juicio contra diario que lo presentó como marido violento

El actor acusa de difamación al diario The Sun y busca limpiar su reputación.

noticia José Manuel Patzán
Niegan libertad condicional a exjefe de la SAT
noticia Aquiles Faillace
La expulsión de Trump de las redes sociales: ¿Estamos viendo la consolidación del “Big Brother”?

Esto de las redes sociales ya parece como si entra uno a otro país, sus leyes se cumplen o te expulsan.



Más en esta sección

Flores evade citación con bancadas opositoras

otras-noticias

Laboratorio de Datos reporta un exceso de mortalidad de 25 mil 17 personas

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad