[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

En el hogar de Miguel Ángel Asturias en Buenos Aires (II parte)

opinion

La clase gobernante y dominante de Guatemala, desde hace años, no ha permitido el juego democrático y el Estado de Derecho del que tanto hablan, hasta el día de hoy.

Contaba en mi artículo anterior, que el miércoles recién pasado tuve el gusto de conocer y compartir una tarde maravillosa con el ingeniero Miguel Ángel Asturias Amado y con la licenciada Beatriz Barrera y su pequeña hija, en el apartamento de su propiedad en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en el barrio de Núñez. La licenciada Barrera es socióloga y estudia la maestría en letras de la Universidad de Buenos Aires y prepara la tesis de grado sobre el escritor guatemalteco, Rodrigo Rey Rosa. En ese hogar de los Asturias en la ciudad bonaerense se siente el calor entrañable y profundo de lo guatemalteco, no solamente por los diversos textiles bordados por las manos maravillosas de nuestro pueblo, como el precioso mantel típico que se delata sobre la mesa o bien los textiles, que le dan brillo a los muebles, sino especialmente por los cuadros de familia y de un retrato del propio Miguel Ángel Asturias, joven, en sus años de París. Vi las fotos de doña Clemencia Amado y sus hijos, la primera esposa de don Miguel Ángel padre, y otra fotografía de él con sus vástagos. Le comento a Miguel Ángel, hijo, que mi tío abuelo, el doctor Ernesto Cofiño Ubico –El Padre de la Pediatría en Guatemala– fue uno de los compañeros de su progenitor, cuando quisieron ambos iniciar sus estudios en la Facultad de Medicina en la Universidad de la Sorbona, en Francia. El otro estudiante que también quiso hacerlo se llamaba Luis Cardoza y Aragón. Felizmente, de medico solo se graduó el Tío Ernesto, con el grado de Doctor de Estado (Ph. D.) para el beneficio de la medicina guatemalteca y para los niños tuberculosos del país, en 1931. A los dos años, el doctor Cofiño, ya retornado al país, contraía nupcias con una de las más hermosas mujeres guatemaltecas, de aquellos tiempos, mi tía abuela quetzalteca, la maestra Clemencia Samayoa Rubio. Ella con los años sería una de las primeras graduadas de la licenciatura en Trabajo Social, en la Universidad de San Carlos de Guatemala, para estar preparada académica y científicamente para atender a los pequeños pacientes en el hospital de niños tuberculosos que fundaron, junto al Club de Leones, en San Juan Sacatepéquez. Y para la gloria de las letras nacionales no fueron médicos ni Asturias ni Cardoza y Aragón. Dos de las luminarias literarias de Guatemala.

Naturalmente, que hablamos sobre El Gran Moyas y supe de la voz de su hijo, de los diversos exilios que tuvo. Sin embargo, por encontrarnos en “La Reina del Plata”, nos relató que después del golpe militar que el propio Ministro de la Defensa Nacional, coronel Enrique Peralta Azurdia le propinara al general Miguel Ydígoras Fuentes, el 30 de marzo de 1963, tuvo que exiliarse de nuevo en la República Argentina para no volver jamás a vivir en Guatemala. Como se sabe, ese golpe militar fue apoyado y estimulado por la oligarquía y la burguesía nacional y extranjera, para impedir la participación electoral del doctor Juan José Arévalo Bermejo, seguro ganador de esa contienda. Es de esa manera que la clase gobernante y dominante de Guatemala, desde hace años, no ha permitido el juego democrático y el Estado de Derecho del que tanto hablan, hasta el día de hoy. De la Argentina saldría cuando con los años el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro, (1966-1970) lo nombra embajador de Guatemala ante la República Francesa. Pensé ¡Qué lujo de embajador¡, para lustre de la diplomacia nacional. Continuará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Apnea del sueño, el trastorno que puedes padecer sin darte cuenta

Cuando el cerebro se da cuenta de lo que ocurre, envía una señal para respirar, la persona se despierta lo suficiente para poder hacerlo pero no logra recordar lo que ocurrió a la mañana siguiente.

noticia Investigación elPeriódico
Aviones, minería, narcotráfico y presidentes

Un ciudadano argentino propietario de una mina en Guatemala fue acusado de narcotráfico, lavado de dinero y fraude electrónico por el Gobierno de Estados Unidos. Este empresario habría financiado y proporcionado aeronaves a varios candidatos presidenciales.

noticia AFP
Facebook dice que el acceso “está interrumpido para algunas personas” en Birmania

Facebook es muy popular en Birmania, donde esta red social es el principal medio de comunicación. Los ministerios también lo suelen usar para emitir comunicados de prensa.



Más en esta sección

El caso Odebrecht, bajo la lupa

otras-noticias

Interpol retira de su lista roja a expresidente Sánchez Cerén de El Salvador

otras-noticias

Funcionarios de Salud de Xela se enfrentan por hospital clausurado

otras-noticias

Publicidad